Cómo Evitar Incidentes y Agresiones Cuando Se Trabaja Con Un Tubo De Gastrostomía

[rpuplugin]

How To Avoid Punches & Bites When Doing A G-Tube Flush

Los pacientes tienen que soportar muchos procedimientos incómodos, y a menudo se ven avergonzados por sus condiciones de salud. Las enfermeras que han trabajado con tubos de Gastrostomía (tubo G) saben que no es una experiencia para nada agradable, inclusive para cualquier persona involucrada, especialmente cuando el paciente está pasando por un mal rato.

Un Tubo de Gastrostomía es un tubo que se coloca en el estómago para la administración de alimentos o medicamentos. Los tubos-G también se utilizan para ayudar a drenar fluidos o ventilar el estómago de un exceso de aire. Estos tubos necesitan ser lavados con agua antes y después de ser utilizados para alimentar o medicar al paciente, o cada 8 horas. Este proceso puede ser incómodo para los pacientes, ya que el exceso de aire puede acumularse en el tubo G y ser extremadamente doloroso.

Con el fin de evitar ser agredido por pacientes indisciplinados cuando se trabaja en un tubo G de descarga u otros procedimientos, es importante que el paciente se sienta lo más cómodo posible. Por eso, aquí traemos algunos de los consejos para ayudar a pacientes a sentirse mejor durante los procedimientos incómodos y así mantener sus manos en su sitio.

  1. Mantenga La Calma Con El Paciente

Muchos pacientes sienten que han perdido el control completo sobre sus cuerpos cuando se trata de un problema de salud limitante. Los pacientes pueden ponerse muy inquietos y enojados debido a su angustia. El trabajo de una enfermera no sólo es el de ayudar con los procedimientos médicos, sino también el mantener la calma al acercarse a los pacientes. En lugar de reaccionar de igual manera con los pacientes rebeldes, mantenga la calma, esto les ayudará a sentirse relajado. Mediante el uso de un lenguaje corporal calmado y un tono de voz relajado, sus pacientes se sentirán como si realmente se están preocupando por ellos.

  1. Comunicarse Adecuadamente

Una buena comunicación con los pacientes puede ser tan valiosa para su sanación como el tratamiento médico en sí. Durante los procedimientos incómodos, como una descarga de tubo G, ayuda el hablar con los pacientes para recordarles que entiendes por lo que está pasando. Realmente tómate un tiempo para escuchar al paciente cuando atraviesa esos momentos difíciles. Cuando los pacientes te hablan de esa manera, te están diciendo la raíz de sus problemas y que necesitan tu ayuda.

Si actúas a la defensiva y dices algo como: “No tienes ni idea de lo que estás hablando, yo soy el profesional aquí”, es mejor que te prepares para una muy mala actitud por parte del paciente, inclusive agresiva. Mejor di a tu paciente algo como “entiendo tu frustración por las circunstancias, y la preocupación acerca de tu condición”. Ayuda a tus pacientes a sentirse que no los están juzgando. Las enfermeras deben ser respetadas, pero esto sólo se deriva al tener integridad y ser respetuoso con cada paciente independientemente de la condición.

  1. Sea Consciente Del Espacio Personal

Es importante honrar el espacio personal de cada paciente, especialmente con los indisciplinados. Drenar un tubo G es un procedimiento práctico en el que las enfermeras necesitan manejar físicamente al paciente. Durante el procedimiento, es importante ser consciente del lenguaje corporal para ver si el paciente podría llegar a ser violento. Si un paciente está enojado o violento, mantén una distancia segura y pide ayuda si consideras que el paciente puede causarse daño a sí mismo. Invadir el espacio de un paciente puede empeorar la ansiedad. Mantén una distancia segura de por lo menos dos brazos o 4 pies de distancia para respetar el espacio personal. En el caso en que sientas que la condición puede empeorar, habla desde la puerta para dar un poco de espacio personal y bloquea la ruta de escape para que el paciente no cause daño a los demás. De pie ligeramente en un ángulo con los brazos a su lado, en lugar de una posición frontal completa, es una posición de no confrontación que no te hará ver agresivo hacia un paciente agravado.

Ayudar a desincrustar el comportamiento no cooperativo ayuda a los pacientes a recibir el tratamiento que necesitan con la mayor seguridad y rapidez posible. Prevenir la violencia y ayudar a los pacientes a mantener la calma es siempre la respuesta correcta. Una enfermera que confía en la capacidad de verdaderamente cuidar a los pacientes ayudará a los pacientes a sentirse seguros de que están recibiendo la atención genuina que necesitan.

SEE MORE IN:

[rpuplugin]

You might also like...

Scrubs Staff


By

Post a Comment

You must or register to post a comment.