See the current issue of Scrubs Magazine

Los Hazlo Y No Lo Hagas De La Enfermería

[rpuplugin]

The Dos And Don'ts Of Nursing

La enfermería es una carrera muy compleja, y a menudo una carrera en enfermería puede ser totalmente estresante y difícil de manejar. Hay tanto que recordar, tanto que hacer y tanto que NO hacer. Puede ser mucho con lo que lidiar incluso para las enfermeras veteranas, y en especial para las enfermeras recién graduadas.

Es difícil para todas las enfermeras. Así que para ayudarle a mantener tu cabeza en el trabajo – ya seas una enfermera novata o una veterana que puede insertar un catéter de Foley con los ojos cerrados – hemos realizado una lista con algunos de los más importantes hazlo y no lo hagas de la enfermería.

Sigue leyendo y aprende con nosotros.

HAZLO 

  • Limpiar A Medida Que Trabajas – No hay nada más lamentable que caminar hacia la habitación de un paciente y dejar un desastre – basura, bacinicas sucias, pañales, tejidos, equipos médicos usados ​​– lo que sea.

No hay excusa para no limpiar después de terminar. Incluso si no tienes la oportunidad de lidiar con tu desastre, asegúrate de revisar todas las habitaciones y los pacientes que trataste antes de acabar tu turno, y limpiar después de terminar. Tus compañeros de trabajo y pacientes lo agradecerán.

  • Alentar A Tus Compañeros De Trabajo – La enfermería es difícil. Todas ustedes lo saben. Es una carrera gratificante porque puedes superar tus límites – ¿quién habría pensado que podrías trabajar un turno de 16 horas sin desplomarte a mitad de camino? Pero este estrés puede acumularse y generar un ambiente de trabajo tóxico.

Una buena forma de minimizar el estrés es dando crédito donde se debe, y alentar a las compañeras de trabajo que están haciendo un gran trabajo. Lo que se siembra se recoge. Si le das a una compañera de trabajo el impulso necesario, es probable que puedas contar con ellas la próxima vez que te sientas mal.

  • Pregunta Órdenes Médicas Si No Tienen Sentido – Lo logramos. Desafiar a un médico puede ser difícil – y aterrorizante. Pero tu trabajo no es seguir ciegamente las órdenes del médico – es ser representante de un paciente, y asegurarte de que obtienen un gran cuidado. Los doctores también son humanos. Cometen errores. Y si piensas que tu médico ha dado una orden que no tiene sentido, plantéaselo educadamente. Podría ser una diferencia de vida o muerte.
  • Aprender Algo Nuevo Cada Día – La enfermería se basa en el aprendizaje. Cuanto más aprendas, mejor enfermera serás. ¿Sabías que la loción para el cuerpo es una excelente forma de limpiar las heces fecales de un paciente con exceso de vello corporal? ¿No? ¡Ahora lo sabes! Cada vez que aprendes algo nuevo sobre tu trabajo, tu trabajo se vuelve más fácil – o tu capacidad para proporcionar atención crece. Procura aprender algo nuevo todos los días, no importa cuán grande o pequeño sea.

NO LO HAGAS

  • Distraerte – Tu teléfono no es tu amigo, especialmente si eres una enfermera nueva. Es una enorme fuente de tentación para la distracción, y la distracción es el enemigo del buen cuidado. Si no puedes confiar en ti misma para usar tu teléfono responsablemente, bloquéalo hasta el final de tu turno.
  • Ignorar A Las Enfermeras Nuevas – “Hundirse o nadar” por lo general significa sólo “hundirse” en el mundo de la enfermería si te niegas a ayudar a una enfermera nueva con las tareas básicas.

Intenta ponerte en sus zapatos – este trabajo es difícil para las recién llegadas, y aunque no debes ponerte en una posición donde una enfermera nueva dependa de ti por completo, un poco de amabilidad y ayuda lleva a un largo camino hacia la construcción de una buena relación.

  • Sobrecargarte – No eres una Súper enfermera. Sólo eres tú. ¡Una enfermera buena, probablemente una gran enfermera! No puedes manejarlo todo tu sola.

Toma descansos cuando lo necesites y cuando puedas. No tomes horas extras si no crees que puedas manejarlo. Habla con tu superior si sientes que tienes exceso de trabajo. Pide ayuda a tus compañeras de trabajo. Tomar medidas para asegurarte de que no te sobrecargas con el trabajo significa que proporcionarás un mejor cuidado cuando estés trabajando, y mantendrás un equilibrio más saludable entre el trabajo y la vida.

  • Chismear O Decir Cosas Negativas Sobre Las Compañeras De Trabajo – ¿Quieres destruir tu ambiente de trabajo positivo? Si es así, ¡ignora este consejo! Chismear sobre tus compañeras de trabajo o hablar mal sobre su desempeño es una de las peores cosas que puedes hacer por tu ambiente de trabajo.

Las enfermeras hablan. Eso significa que si dices algo negativo, terminará llegando a la persona de la que estabas hablando – y probablemente sabrá quién lo dijo. Los chismes nunca valen la pena, y pueden llevar al equipo a un pobre rendimiento, la cohesión y un ambiente de trabajo tóxico. Si alguien está hablando mal sobre una compañera de trabajo, pídeles que se detengan – o al menos sal de la habitación. No te unas.

Conclusión

Estos consejos pueden parecer engañosamente simples, pero estas son algunas de las cosas más importantes que puedes hacer para promover un equilibrio saludable entre trabajo y vida personal, un buen rendimiento laboral y una gran unión entre el equipo.

Al igual que todo lo demás en la enfermería, lo básico puede ser lo más importante. Por lo tanto, sigue estos pasos y no lo hagas, y mira cómo estos sencillos consejos pueden ayudarte a mejorar tu productividad, el equilibrio entre la vida laboral y familiar y tu desempeño en el trabajo.

SEE MORE IN:
,

[rpuplugin]

You might also like...

Scrubs Staff


By

Post a Comment

You must or register to post a comment.