Muerte Por Distracción: Conducir Y Enviar Mensajes De Texto

[rpuplugin]

2018-05-05_1217

No es ningún secreto que mezclar los mensajes de texto con la conducción mata, y como enfermera, puede que tengas una idea de cómo un simple teléfono puede arruinar muchas vidas. ¿Pero conoces los hechos reales sobre los mensajes de texto y la conducción?

¿Tú misma has enviado mensajes de texto al conducir? Siempre se destaca dentro y fuera del trabajo, el hogar, la escuela y otros compromisos familiares que probablemente sea muy tentador levantar el teléfono y responder el mensaje que habías ignorado mientras te cepillabas los dientes. O tal vez quieras enviar un mensaje rápido a tu pareja y hacerle saber que estás llevando la cena a casa.

Sin importar las circunstancias, enviar mensajes de texto y conducir siempre es una mala idea. Con suerte, los siguientes datos te ayudarán a convencerte a ti misma, a tus amigos y familiares, y quizás incluso a tus pacientes, de que nada es tan importante como para enviar mensajes de texto cuando estás al volante.

Enviar Mensajes de Texto y Conducir es la Mezcla Perfecta para el Desastre

Enviar mensajes de texto y conducir es tan peligroso debido a que involucra varios sentidos y distrae el cerebro en más de una forma. En primer lugar, apartas tu vista de la carretera y la pones en tu teléfono. En segundo lugar, quitas las manos del volante. Y, finalmente, desvías tu concentración y atención de la conducción y de orientarte en tu entorno y las enfocas en la conversación que estás teniendo en ese momento.

Esto puede no parecerte una gran preocupación porque, después de todo, es solo por unos segundos, ¿verdad? Es cierto. Solo te tomará apenas unos 5 segundos leer o responder un mensaje. En esos mismos 5 segundos, viajando a alrededor de 55 kph, ya has conducido la distancia de un campo de futbol sin prestar atención a tu manera de conducir. ¿Te gustaría compartir la vía con alguien que ni siquiera supiera que estabas en su camino? Probablemente no.

Enviar Mensajes de Texto al Conducir de acuerdo a las Cifras

Los hechos reales y crudos no mienten. Los datos brutos pueden brindarte más información sobre el tema de la que podríamos decirte, y esto es totalmente indiscutible cuando hablamos de enviar mensajes de texto y conducir porque las cifras hablan de vidas humanas reales.

Según el CDC, en Estados Unidos nueve personas mueren cada día debido a descuidos en la conducción, que incluyen mensajes de texto. La probabilidad de que cualquier choque involucre un teléfono celular: es de 25 por ciento. Con solo guardar nuestro teléfono celular y concentrarnos en conducir, podríamos reducir la cantidad de accidentes automovilísticos en un cuarto sin hacer ningún otro cambio. Esto es increíble.

Para ahondar un poco en las cifras, el National Safety Council (Consejo Nacional de Seguridad) en Estados Unidos señala que cada año ocurren 1,6 millones de accidentes a causa del teléfono celular sólo en ese país. Además de las muertes que se producen debido a distracciones al volante, enviar mensajes de texto al conducir causa 330.000 accidentes cada año.

Enviar Mensajes de Texto al Conducir Afecta Más que a Quienes Están Involucrados en el Accidente

Ya hemos mencionado cómo los mensajes de texto y la conducción pueden herir y matar personas, transformando sus vidas para siempre. No es algo que bajo ninguna circunstancia nadie se merezca, pero se convierte en algo completamente diferente si cuesta una vida o alguien se lesiona gravemente sólo porque ese mensaje de texto de tu mejor amiga no podía esperar. Luego, debes vivir con la culpa y el trauma asociados con quitar una vida o herir gravemente a alguien porque no pudiste ignorar el teléfono mientras estabas al volante.

Si enviar mensajes de texto y conducir provoca un accidente con lesiones o muertes, ¿cómo afecta esto a las familias, o incluso los descendientes? Podría significar que una madre o un padre no regresen a casa después del trabajo debido a un accidente en la autopista. O dejar a un adolescente paralizado incluso antes de que realmente comience a vivir. Y apenas son sólo dos ejemplos que afectan a la familia actual y futura de esa persona.

Enviar mensajes de texto al volante hace que los niños crezcan sin padres. Obliga a los padres a ver a su hijo adolescente aprender a caminar, hablar y comer otra vez. Destruye vidas y arruina familias.

Esto afecta al equipo de traumatología y a las enfermeras, al igual que tú, que cuidan a los supervivientes de un accidente automovilístico. Ven el dolor y el sufrimiento, así como las pruebas y los logros que resultan de accidentes automovilísticos horribles. Con suerte, en este caso, los incita a elegir de forma distinta y no caer ante la presión de la conducción imprudente.

Enviar mensajes de texto mientras estas al volante es un asunto grave, y como enfermeras que estamos en primer plano viendo el daño que ocasiona, somos más responsables que nunca de hablar y concientizar a nuestros pacientes sobre lo peligroso que es. También debemos enseñar dando el ejemplo y guardar nuestros teléfonos móviles porque conocemos lo que puede ocurrir si no lo hacemos.

 

SEE MORE IN:
, , ,

[rpuplugin]

You might also like...

Scrubs Staff


By

Marketing by Brighthaus, an SEO Company