Reconociendo Y Enfrentando El Burnout En Enfermería

[rpuplugin]

Nursing Burnout

Las enfermeras suelen ser de naturaleza compasiva. Después de todo, una de las razones por las que puedes haber elegido enfermería es para ayudar a las personas. Pero la enfermería puede ser una carrera exigente y en algún momento, puede asombrarte descubrir que tu entusiasmo por la profesión está desvaneciéndose.

Aunque ocasionalmente todos tienen un día en el que no están muy contentos con su trabajo, si no te sientes satisfecha la mayoría de los días, es posible que empieces a agotarte. El burnout en enfermería implica sentirse emocional, mental y físicamente cansada. En pocas palabras, puedes sentir como si no tuvieras nada más que aportar.

¿Por Qué Sucede El Burnout En Enfermería?

El burnout en el cuidado de la salud, a veces también llamado fatiga por compasión, puede afectar a las enfermeras, los médicos y otros profesionales de la salud. Entonces, ¿cómo pasar de ser una enfermera empática a alguien que se siente agotada?

El burnout en el cuidado de la salud por lo general ocurre progresivamente. Se puede desarrollar por diferentes causas y suele ser provocado por una combinación de factores. Por ejemplo, tal vez siempre trabajas con poco personal o tienes un supervisor que no es comprensivo cuando surgen problemas.

Para otras enfermeras, el burnout puede suceder debido a la sobrecarga de situaciones traumáticas y tristes. Si observas gente que ha sufrido bastante y no encuentras una buena forma de lidiar con esto, puede pasarte factura.

Tratar con pacientes en estado crítico, familiares afectados y situaciones de vida o muerte puede ser estresante. En particular, las enfermeras que brindan cuidado a largo plazo están en riesgo de sufrir agotamiento. Además, muchos hospitales han implementado turnos de 12 horas, lo que puede facilitar la programación, pero puede aumentar el agotamiento. Según una encuesta realizada por The Hospital Consumer Assessment of Healthcare Providers and Systems (La Evaluación del Usuario Sobre Proveedores y Sistemas de Atención Médica), el porcentaje de enfermeras que informaron sufrir burnout aumentó a medida que se incrementaba la duración de su turno.

Señales de Burnout

El burnout en enfermería puede afectar el rendimiento laboral, la satisfacción y la vida fuera del trabajo. También puede influir en tu bienestar general. Algunas de las señales de burnout en enfermería incluyen las siguientes:

  • Espantarte ante la idea de ir a trabajar: Todos tienen días en que preferirían hacer algo más que ir a su trabajo. Pero si siempre temes ir a trabajar, puede haber un problema.
  • Un aumento en los padecimientos físicos: El burnout puede causar un aumento de los síntomas físicos, como dolores de cabeza o problemas estomacales.
  • Llamar por enfermedad con mucha más frecuencia: Un día de enfermedad de vez en cuando no es inusual, pero reportar continuamente que tienes una enfermedad, cuando no tienes malestar físico puede ser una señal de burnout.
  • Sentirte aburrida: El burnout a veces suele ir de la mano con el aburrimiento. Si te sientes aburrida, es posible que descubras que estás cansada de tu trabajo.
  • Molestarte fácilmente en el trabajo: Las enfermeras que sufren de burnout pueden sentirse irritadas con más facilidad con los pacientes, compañeros de trabajo y visitantes.
  • Disminución de la compasión: Si notas que te estás volviendo cada vez más cínica y sientes indiferencia hacia tus pacientes, podría ser una señal de burnout.

Afrontando el Burnout en Enfermería

Si crees que puedes estar sufriendo de burnout de enfermería, no ignores la situación. Es poco probable que simplemente desaparezca. Las enfermeras que sufren burnout pueden sentirse estresadas, descontentas y deprimidas. Además, es difícil hacer trabajo lo mejor posible si te sientes agotada, lo que significa que tus pacientes se ven afectados. Nadie gana si entierras tu cabeza en la arena y no resuelves el problema. Toma en cuenta algunas de las sugerencias que verás a continuación para afrontar el burnout en enfermería.

Identifica el problema. Busca dentro de ti. Se honesta contigo misma. Pregúntate qué es lo que te está molestando más. ¿El problema es tu lugar de trabajo específico? ¿Necesitas un nuevo reto? ¿Estás cansada de la atención a largo plazo? Una vez que descubras las razones por las que te sientes así, realizarás algunos cambios.

Considera tus alternativas. Una gran característica del trabajo de enfermería es que hay muchas cosas diferentes que puedes hacer con una licencia de enfermería. Además de proporcionar atención directa al paciente, existe la planificación del alta, educación, administración de casos, control de infecciones y muchas otras especialidades. Algunas especialidades pueden requerir educación adicional, certificaciones o capacitación.

Hablar sobre eso. Algunas enfermeras temen hablar con otras personas en su trabajo sobre cómo se sienten, pero hablar sobre esto puede ayudarte a realizar los cambios que necesitas. Considera hablar con tu supervisor y/o un consejero de asistencia al empleado que pueda brindarte ayuda.

Cuídate. Puede sonar como algo obvio, pero no todas cuidan de sí mismas, lo que puede hacerte más susceptible a sufrir de burnout. Tómate un tiempo para hacer ejercicio, aliméntate de manera sana e intenta dormir lo suficiente. Aprende formas saludables de relajarte, como hacer yoga, meditación o escuchar música.

Tomar medidas. Una vez que hayas identificado el problema y encuentres una solución, toma medidas. Ya sea reduciendo tus horas de trabajo o buscando una nueva especialidad, necesitas hacer que ocurra.

Encuentra un equilibrio. Mientras estás en el trabajo, es bueno enfocarte al 100 por ciento en tus labores, pero debes aprender a dejar el trabajo en el trabajo. Es importante encontrar un equilibrio entre tu empleo y la vida familiar.

Mantén la perspectiva. Algunas circunstancias que enfrentan las enfermeras son desgarradoras. Recuerda, no puedes solucionar todas las situaciones y no puedes controlar los malos resultados de los pacientes. Pero también hay casos en los que logras haces una diferencia durante los días más difíciles para un paciente. Aprende a dejar de lado lo que no puedes controlar y enfócate en el hecho de que puedes irte a casa al final del día sabiendo que hiciste tu mayor esfuerzo.

SEE MORE IN:
, , , ,

[rpuplugin]

You might also like...

Scrubs Staff


By

Post a Comment

You must or register to post a comment.

Marketing by Brighthaus, an SEO Company