25 oraciones para enfermeras

Una oración para cuando te lavas las manos

Oh, Gran Espíritu cuya voz escucho en los vientos

y cuyo aliento da vida a todo el mundo,

Escúchame: necesito tu fuerza y sabiduría.

Déjame caminar en la belleza y que mis ojos retengan la visión del color rojo y púrpura de la puesta de sol.

Haz que mis manos respeten las cosas que tú has hecho y afina mi oído para poder escuchar tu voz.

Hazme sabio para que pueda entender las cosas que tú has enseñado a mi pueblo.

Ayúdame a mantener la calma y la fuerza ante todo con lo que me encuentre.

Déjame aprender las lecciones que has escondido en cada hoja y cada roca.

Ayúdame a tener pensamientos puros y a actuar con la intención de ayudar a los demás.

Ayúdame a encontrar la compasión sin empatía y sin agobiarme.

Busco la fuerza, no para ser más poderoso que mi hermano, sino para luchar contra mi peor enemigo, YO MISMO.

Ayúdame a estar siempre dispuesto a venir a ti con las manos limpias y mirando de frente.

Para que cuando se desvanezca mi vida, como el sol desaparece en el ocaso,  mi espíritu pueda ir a ti sin vergüenza.

Cherokee Purification Prayer

 

Continúa con ‘Una oración para cuando te vas a la cama’