25 oraciones para enfermeras

Una oración para dejar que se vaya

Señor de mi Consuelo,

Libérame de la rabia que siento en este momento.

Tú Señor conoces mi corazón.

Tú Señor conoces mis miedos, porque Tú me creaste con Tus asombrosas manos.

¡En este momento me siento traicionado, me siento incomprendido, me siento herido!

Haz que vuelva a mí la voz de la razón y la fuerza que mi mente necesita para dejar que se vaya.

No puedo hacerlo yo solo, te necesito, necesito tu guía, necesito tu amor.

Enséñame a dejarlo marchar.

Enséñame a reconciliarme con mis sentimientos y a deshacerme de mi egoísta deseo de hacer daño y causar dolor. Tú me has llamado para estar en un lugar más alto.

Necesito que tu mano sanadora me empuje hacia delante, y hacia delante seguiré.

Libérame de este estancamiento, te lo ruego, Señor. Y dame la fuerza necesaria para ver más allá de los defectos de los demás y liberarme del recelo.

Porque con tu gracia, seguiré hacia delante. Porque  Tú me habrás perdonado, y yo perdonaré.

Dejaré que se vaya la ansiedad, el miedo, la incertidumbre y el dolor.

Quiero que se vayan y necesito tu guía. Ayúdame, te lo ruego. Amén.

 

Enviado por Rev. Larry L. Jackson

Continúa con ‘Una oración para el equipo’