• NursingLink
  • Scrubs
  • 5 years ago

VER: las maneras más graciosas de dimitir

Dimite…como Coco.

Si piensa en ello —Conan O’Brien no consiguió un contrato demasiado favorable. Imagina esto: eres un famoso cómico en directo y la gente recorre varios kilómetros para escuchar tus pensamientos y sentimientos más íntimos y tus chistes. La NBC no solo reconoce que eres brillante, sino que además te ofrece un nuevo show y un buen cheque. Y cuando estás en la cresta de la ola y todo parece ir sobre ruedas, bum, el pavo real de la NBC decide que tu show no tiene la gigantesca audiencia que se esperaba. Te quedas solo y abandonado y tu único consuelo es la satisfacción de saber que tus gags no eran mediocres.

Solo podemos imaginar como Conan se sentiría después de lo que se llamó “El Espantoso Conan vs. El Debacle de la Cadena en 2010”.

Al final, los peces gordos de la cadena fueron los que acabaron sintiéndose mal. No solo Conan escapó con 45 millones de dólares en el bolsillo, sino que además se las ingenió para conservar su dignidad. ¿Cómo? Os estaréis preguntando. Gastando montones de dinero de la NBC durante sus últimos shows. Ponerle orejas de conejo a un Bugattu Veyronn,  conocido como el coche más caro del mundo, ¡estaba totalmente justificado! Hacer que el grupo del programa tocara una canción de los Beatles, que le costó a la cadena medio millón, ¿por qué no?

¡Ostras!

Dimite…vía danza interpretativa >>