• Agatha Lellis
  • 5 years ago

5 Cosas que hacen más fácil la vida de la nueva enfermera

Shutterstock | Elena ElisseevaShutterstock | Elena Elisseeva

Vale, has terminado con las prácticas y la orientación y ahora eres una enfermera de verdad. Ya estás acostumbrada a levantarte muy temprano y tu pase de parking funciona la mayoría del tiempo. Casi sabes el nombre de todos. Y estás trabajando dobles turnos y haciendo muchas horas extras porque tu unidad no dispone de personal suficiente y quieres causar una buena impresión. ¿Qué puede hacer una enfermera nueva para hacer que sea más fácil ser enfermera?

  1. Poner múltiples alarmas. Yo me pongo dos alarmas (tres si cuentas la cafetera), con cinco minutos de diferencia. No suelo pulsar el botón de repetición así que si me pierdo una alarma, la siguiente me despertará. Durante más de una década esta estrategia solo me ha fallado una vez.
  2. Haz que tomar tu dosis de café sea lo más fácil posible. No volveré a vivir sin una cafetera con temporizador. Si prefieres el té, cómprate un hervidor de agua eléctrico que hierve el agua en dos minutos. Sea lo que sea, haz que esa primera taza del día no te cree ningún problema.
  3. Compra por múltiples las cosas que llevas en el trabajo. Tengo seis conjuntos de uniformes (para dos semanas si trabajo semanas corta), doce pares de calcetines idénticos, doce pares idénticos de ropa interior y dos pares de zapatos para trabajar. Con cuidado y rotación, los uniformes me han durado hasta ahora dos años. Además, tener toda la ropa igual hace que vestirse cada día sea superrápido.
  4. Cocina para toda la semana cuando tienes días libres. Si no sabes cocinar, esmérate en preparar buenas ensaladas y acompañamientos. Si incluso las ensaladas se te resisten, mira que comidas congeladas son menos horrorosas y compra esas. Soy de las que mantengo a los fabricantes de contenedores de plástico reutilizables ocupados, pero incluso yo compro comida congelada de vez en cuando. Las orgánicas y kosher suelen ser buenas y también los platos indios o vegetarianos.
  5. Guarda todo lo que puedas en el trabajo. Asegúrate de tener una taquilla o unos cuantos compañeros en los que puedas confiar. Mis bolígrafos, estetoscopio y varias cosas pequeñas se quedan en la taquilla para no tener que buscarlos por la mañana. Mi tarjeta de identificación nunca se mueve de mi bolso excepto cuando la llevo puesta. Salir de trabajar consiste en coger mi bolsa de la comida, asegurarme de que me he acordado de vestirme completamente y coger mi bolso.

Te prometo que las cosas resultan más fáciles y menos estresantes conforme ganas experiencia. Por ahora intenta hacer que todo en tu vida sea lo más automático posible. De esta forma puedes gastar tu energía mental en superar el día a día.