Conoce a los médicos que se niegan a tratar en persona a pacientes no vacunados

0

Reunirse con personas no vacunadas es un riesgo que algunos proveedores ya no están dispuestos a asumir. A medida que la variante delta continúa frustrando los intentos de poner fin a la pandemia, algunos proveedores de salud ya no tratarán en persona quienes no estén vacunados. Dicen que puede poner en riesgo su salud cuando se necesita tener disponibles todas las manos posibles.

Rechazando a los no vacunados

Linda Marraccini, una doctora de medicina familiar en South Miami, en los Estados Unidos, fue noticia cuando envió una carta a su comunidad diciendo que ya no atendería a pacientes no vacunados en persona ahora que la vacuna Pfizer ha recibido la aprobación total de la Administración de Alimentos y Medicamentos en ese país.

“Esta es una emergencia de salud pública: la salud del público tiene prioridad sobre los derechos de cualquier individuo en esta situación”, dice la carta. “Parece que hay una falta de interés y preocupación por la carga sobre la salud y el bienestar de nuestra sociedad en cuanto a nuestras interacciones en persona”.

Florida sigue siendo uno de los epicentros del virus en los Estados Unidos. Tiene la segunda tasa de infección promedio de 7 días más alta de cualquier estado de ese país. También tiene el segundo mayor número de personas hospitalizadas por COVID-19.

La política de Marraccini entrará en vigencia el 15 de septiembre. Sin embargo, ella dice que seguirá atendiendo a los pacientes no vacunados a través de telesalud para ayudarlos con sus recetas, así como a aquellos que no han recibido la vacuna debido a dificultades personales.

“Ya no someteremos a nuestros pacientes y personal a riesgos innecesarios”, dijo Marraccini.

Agrega que seguirá trabajando con aquellos que tienen una razón médica legítima para no vacunarse, pero señala que estos casos son prácticamente inexistentes, de acuerdo a los expertos médicos.

Marraccini dice que ha recibido algunas reacciones negativas desde que anunció la política, incluso de quienes la acusan de violar el juramento hipocrático, que establece que los proveedores de atención médica deben tratar a cualquier paciente enfermo lo mejor que pueda.

Ella rechaza esa narrativa rotundamente argumentando que las personas inmunodeprimidas y las que se someten a quimioterapia tienen más riesgo de enfermedades graves si contraen COVID-19, razón por la cual deben protegerse de la propagación del virus.

Según la Asociación de Médicos y Cirujanos Estadounidenses, el juramento hipocrático moderno dice:

“Evitaré las enfermedades siempre que pueda, porque la prevención es preferible a la curación… Recordaré que sigo siendo un miembro de la sociedad, con obligaciones especiales para con todos mis semejantes, los sanos de cuerpo y mente, así como los enfermos”.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó recientemente una ley que prohíbe a las empresas exigir pruebas de vacunación, pero no está claro si eso se aplica a la nueva política de Marraccini.

Ella ha expresado su frustración con el gobernador en el pasado. En agosto, firmó una carta abierta a DeSantis junto con otros 144 médicos y doctores implorando que abogara por el uso de mascarillas y vacunas en las escuelas.

“A medida que el virus se propaga por Florida, los proveedores de atención médica sienten que estamos combatiendo este desastre sin el liderazgo del gobernador Ron DeSantis”, expone la carta. “Lo que nos rompe el corazón y nos enfurece como médicos es ver cómo los niños sufren innecesariamente mientras el gobernador DeSantis rechaza las protecciones simples como las máscaras y las vacunas”.

La decisión de negar la atención

Marraccini no es la primera proveedora de salud en anunciar una política de este tipo. Entre ellos encontramos al Dr. Jason Valentine de Diagnostic and Medical Clinic Infirmary Health en Mobile, Alabama, Estados Unidos, inició la tendencia cuando publicó en Facebook que su clínica ya no atendería personas no vacunadas a partir del 1 de octubre, pero la publicación fue eliminada.

Cuando varias personas comentaron pidiéndole que explicara su decisión, Valentine escribió: “Si me preguntaban por qué, les decía que el COVID es una forma miserable de morir y que no puedo verlos morir así”.

“Todavía no tenemos grandes tratamientos para las enfermedades graves, pero tenemos una gran prevención con las vacunas. Desafortunadamente, muchos se han negado a vacunarse y algunos terminan gravemente enfermos o muertos. No puedo ni voy a obligar a nadie a que se vacune, pero tampoco puedo seguir viendo cómo mis pacientes sufren y mueren a causa de una enfermedad eminentemente prevenible”, se lee en la publicación.

“Por lo tanto, a partir del 1 de octubre de 2021, ya no veré pacientes que no hayan sido vacunados contra el COVID-19. Si desea mantenerme como su médico, la documentación de su vacunación será suficiente. Si gusta elegir otro médico, estaremos encantados de transferir sus registros”.

Los expertos dicen que los proveedores no pueden negar la atención a las personas no vacunadas para fomentar la vacunación, ya que esto deteriora la confianza en la profesión.

No todo el mundo está de acuerdo en que los proveedores deberían poder rechazar a los pacientes no vacunados.

En un artículo de opinión reciente para The Washington Post, Daniel Wikler, PhD, profesor de ética y salud de la población en Harvard T.H. Chan School of Public Health, escribió que la culpabilidad, los errores, el pecado, la desorientación, la ignorancia y otras fallas personales no deberían ser factores en la evaluación de los pacientes para la atención médica.

“Los médicos y hospitales no están en el negocio de la culpa y el castigo. Tampoco deberían estarlo”, argumentó. “Que los médicos traten a los pecadores y a los ciudadanos responsables por igual es una noble tradición, una característica ética y no un error. Y no deberíamos dejar de hacerlo ahora”.

Sin embargo, proveedores como Marraccini dicen que ya no pueden atender a pacientes no vacunados en un entorno seguro.

“Siento que, si no puedo tener una buena relación médico-paciente, no me sentiré cómoda cuidando a esos pacientes, y ellos deberían encontrar a alguien que se adapte mejor a ellos”, dijo.

Scrubs

Confesiones junto a la cama: Las enfermeras comparten lo que las mantiene despiertas por la noche

Previous article

¿Realmente las enfermeras son las peores pacientes? Los proveedores de atención médica opinan

Next article

You may also like

Comments are closed.