Mujer da a luz a un bebé de 14 libras después de sufrir 19 abortos espontáneos

0

Dar a luz es a menudo un proceso largo y arduo. Cary Patonai conoce ese viaje demasiado bien después de experimentar 19 abortos espontáneos diferentes. Ella acaba de dar a luz a su tercer hijo, que vino al mundo con un asombroso peso de 14 libras.

Dice que su familia está completa ahora que su hijo Finnley está en sus brazos.

Empujando hacia adelante

Cary y su esposo Tim ya tienen dos hijos, Devlen, 10, y Everett, 2. Intentaron tener un tercer hijo sin éxito durante más de un año.

Sufrió dos abortos espontáneos en el camino y 17 abortos espontáneos antes de tener a su hijo de dos años.

“Dos de esos abortos espontáneos fueron incluso pares de gemelos, por lo que fue muy difícil”, dijo. “Fue traumático para toda la familia, especialmente para nuestro hijo mayor, Devlen. Cada pérdida rompía su pequeño corazón”.

A pesar del dolor de perder a sus hijos por nacer, Cary siguió adelante.

Después de meses de intentarlo, finalmente recibió buenas noticias.

Una gran sorpresa

Devlen tuvo un hermano pequeño cuando Cary dio a luz el 11 de octubre.

El bebé Finnley nació con un peso de 14.1 libras, más del doble del peso promedio de los recién nacidos, y ya mide 24 pulgadas de alto.

“Los médicos decían, Dios mío, ‘No puedo creer que sea tan grande’. Lo pusieron en la escala, como, ’14 .1, nunca había visto uno tan grande ‘”, dijo Cary.

“Los médicos y una de las enfermeras más dulces, todos se estaban tomando selfies con nosotros. Pidieron permiso, por supuesto, pero estaban muy entusiasmados”.

Según los médicos del personal, Finnley podría haber pesado 16 ½ libras si hubiera dado a luz dos semanas después.

“Era tan grande y yo tenía casi el doble de líquido amniótico, así que decir que tenía una gran barriga de bebé y que estaba absolutamente incómoda no es suficiente”, dijo Cary. “Sin embargo, lo haría todo de nuevo si tuviera que hacerlo, para obtener esta bendición”.

Los nuevos padres se dieron cuenta rápidamente de que la ropa de bebé que habían elegido no les iba a quedar bien. Tuvieron que salir corriendo para comprar pañales y suministros porque los del hospital eran demasiado pequeños.

“Quería que le quedara la ropa que habíamos guardado de sus otros dos hermanos, pero todo lo que teníamos era demasiado pequeño”, agregó Cary.

Tim dice que están acostumbrados a tener bebés grandes en la familia.

“Quiero decir, este chico de aquí tenía 11-11, y este tenía ocho y dos, así que estamos acostumbrados a tener bebés grandes”, dijo Tim sobre sus otros dos hijos, Devlen y Everett.

Cary recuerda haber bromeado con su médico cuando dio a luz a Devlen.

“Cuando nació, estaba mi médico entre los cinco mejores de los más grandes”, dijo Cary. “Yo estaba como, ‘Solo espera, voy a llegar a la cima de la lista’, bromeaba totalmente hace dos años, y luego lo hicimos accidentalmente”.

Finnley terminó pasando ocho días en la UCIN, pero ahora está en casa con su familia. Cary admite que la experiencia le provocó ansiedad por separación.

“Se desencadenó mucho de mis 19 abortos espontáneos anteriores: irme del hospital sin un bebé”, dijo Patonai. “Sabía que era por un buen motivo y que estaba en excelente cuidado, pero aun así fue extremadamente difícil para mí manejarlo emocionalmente. La razón por la que he tenido 19 abortos espontáneos se debe a mi trastorno de la coagulación de la sangre y a los fibromas. Ha sido más que difícil de enfrentar”.

Tim ya ve cierto potencial en el miembro más nuevo de su familia.

“Jugador de fútbol, ​​ponlo en esas planillas”, dijo Tim.

Los dos no podrían estar más felices ahora que su familia está completa.

“Finnley simplemente está de acuerdo con todo. Es un bebé muy bien educado”, dijo Cary. “Estoy muy agradecida de que todo haya terminado de una forma tan positiva”.

A pesar de su gran tamaño, Finnley no llegó al Libro Guinness de los récords mundiales. El recién nacido más grande registrado llegó con el peso de 22 libras. Sin embargo, ese bebé murió 11 horas después.

Ahora que la experiencia terminó, Cary quiere dar esperanza a otras familias.

“Creo que es importante que otras personas sepan que hay esperanza detrás de todas esas puertas cerradas y que no están solos mientras atraviesan sus propios momentos difíciles”, dijo. “Cada mujer tiene un camino diferente al de la siguiente, para algunas es más fácil y para otras más difícil. Lo que importa es que nos apoyamos mutuamente, con amor, cuidado y respeto”.

Scrubs

Médico español diagnostica a una mujer con homosexualidad en un presunto error en el informe

Previous article

Las enfermeras comparten sus historias de fantasmas más espeluznantes para Halloween

Next article

Comments are closed.