• Scrubs Staff
  • 4 years ago

4 Estereotipos En Enfermería Que Son Reales – Y 4 Que No Lo Son

4 Nurse Stereotypes That Are In Fact True
Hay muchos estereotipos sobre las enfermeras, pero ¿cuáles son reales? Existen algunos estereotipos predominantemente positivos que realmente tienen un poco de verdad. Aquí están algunos de ellos.

Los enfermeros lo tienen más fácil.

Éste podría ser un poco cierto. Los datos del US Census indican que en las ocupaciones de enfermería, los hombres suelen hacer más que las mujeres. Existen muchas razones para esto, incluyendo las diferencias en la disposición de hombres y mujeres a negociar los salarios, la mayor probabilidad de que las mujeres tengan tiempo libre de trabajo para criar hijos y otros factores. Pero solo en términos de sueldos, los enfermeros “lo tienen más fácil” hasta cierto punto.

La enfermería psiquiátrica es un trabajo bastante cómodo.

Este es cierto en algunos aspectos, pero no en otros. Las enfermeras psiquiátricas trabajan tan duro como cualquier otra enfermera, pero sus trabajos son algo distintos. Las horas son a menudo menos exigentes que las de otros tipos de enfermeras, como las enfermeras médico quirúrgicas. También existe mucho menos riesgo de exposición a agentes patógenos, y menos exposición diaria a la muerte y a enfermedades graves.

Pero la enfermería psiquiátrica también puede ser muy desafiante, y es difícil trabajar con muchos de los pacientes. Trabajar con personas gravemente afectadas con trastornos del ánimo puede ser emocionalmente agotador y las enfermeras psiquiátricas deben desarrollar habilidades que no enseñan en la escuela de enfermería. Cosas como descubrir si alguien es realmente suicida, o está siendo manipulador y haciéndose el enfermo, no es algo que se puede enseñar en un aula.

Las enfermeras psiquiátricas pueden no tener que lidiar con un flujo interminable de pacientes con narices tapadas y resfriados contagiosos, o atender a pacientes que están al borde de la muerte, pero su trabajo es tan importante como cualquier otro.

Las enfermeras son contundentes con la privacidad.

En la asistencia sanitaria, la privacidad y la confidencialidad son un asunto serio. Las enfermeras desempeñan un papel importante en ayudar a proteger la privacidad de los pacientes, como lo exige la HIPAA. Las violaciones de privacidad podrían acabar con la carrera. La American Nurses’ Association ofrece recomendaciones desde la privacidad sobre los derechos del paciente hasta la confidencialidad con respecto a la información de salud individualmente identificable. Esto incluye no sólo registros de salud, sino también aspectos como imágenes, información genética, notas de terapia de salud mental y registros de investigación clínica. Los nuevos desarrollos tecnológicos, desde los registros de salud electrónicos hasta las redes sociales, han creado nuevos retos para la privacidad del paciente.

Las enfermeras son personas cariñosas y compasivas.

La enfermería no es una profesión en la que entras si no te preocupas por ayudar a la gente. Uno de los estereotipos más antiguos sobre la enfermería es el retrato de la enfermera como una figura angelical, sirviendo desinteresadamente a los pobres y enfermos. Este estereotipo se remonta a los santos católicos históricos como Santa Agatha de Sicilia, pero también fue popularizado a finales del siglo XIX por figuras como Florence Nightingale. En ese entonces, el estereotipo de la “enfermera angelical” era un contraste aceptado a los desagradables estereotipos sobre las enfermeras victorianas que predominaban antes de que la profesión fuera ajustada y reformada. Tales estereotipos negativos se encarnan en el carácter de Sarah Gamp, el personaje de una enfermera borracha e incompetente en Martin Chuzzlewit de Charles Dickens.

¿Qué Estereotipos De Enfermería no son Reales?

Hemos cubierto algunos estereotipos sobre las enfermeras que tienen un poco de verdad en ellos, pero ¿qué pasa con los que no lo tienen? Probablemente hay más falsos estereotipos sobre las enfermeras que los verdaderos. Éstos son algunos de los más comunes.

Sólo Las Enfermeras De Segunda Categoría Trabajan En Cuidados De Larga Duración

Definitivamente hay un problema con la falta de personal, la poca cualificación, e incluso el abuso en muchos hogares de ancianos y en las instalaciones de asistencia. Sin embargo, no es justo generalizar a todas las enfermeras de cuidados a largo plazo. Muchas de ellos son increíblemente apasionadas, dedicadas y expertas.

Las Enfermeras de Turno Nocturno son Perezosas

Esto no podría estar más lejos de la realidad. Sólo porque el mundo civilizado está durmiendo, no significa que la enfermedad y las lesiones también tomen un descanso. Trabajar el turno de noche tiene un grave costo en su propio ciclo de sueño-vigilia, y puede ser mucho más agotador que trabajar durante el día.

Los Enfermeros son Afeminados

Una vez más, esto no es cierto en absoluto. Es cierto que durante mucho tiempo, antes de que existiera una verdadera igualdad de género e igualdad de oportunidades para las mujeres, la enfermería era una de las pocas ocupaciones cualificadas disponibles para las mujeres. Por esta razón, a menudo se piensa que es una ocupación “femenina”. En realidad, la enfermería es bastante neutral respecto al género, y los enfermeros no son distintos de los hombres en otras profesiones.

Las enfermeras veteranas destruyen a las nuevas.

Cuando las enfermeras son chismosas u hostiles con las nuevas contrataciones, o hay demasiada política de oficina involucrada, se demuestra una cultura disfuncional en el lugar de trabajo. No es una característica constante en la enfermería en general. Debido a que la enfermería aún es ampliamente considerada una ocupación “femenina”, se podría presumir que estos estereotipos de enfermeras criticonas y chismosas que forman parte de la agresión relacional provienen finalmente de estereotipos en mujeres que son hostiles con otras mujeres.

Los Estereotipos de Enfermería Pueden Ser Positivos o Negativos

Existen estereotipos positivos y negativos relacionados a la profesión de enfermería. El problema con los estereotipos es que animan a la gente a hacer generalizaciones frecuentes sobre todas las enfermeras. Hay toda clase de personas en nuestra profesión, jóvenes y viejas, hombres y mujeres. No es correcto simplemente hacer suposiciones generalizadas sobre un grupo tan diverso de profesionales.