• Scrubs
  • 5 years ago

5 Razones por las que todas las enfermeras deberían considerar adoptar un perro

Shutterstock | VP Photo StudioShutterstock | VP Photo Studio

Este mes te has planteado por lo menos dos veces la posibilidad de tener un perro. Pero la realidad siempre parece darle un revés a tu cara semioptimista y, en poco tiempo, acabas pensando “Esto nunca va a funcionar”.

Excepto que quizá sí pueda funcionar. Especialmente si hay alguien en tu vida que pueda colaborar contigo en el cuidado de la mascota. Y, en caso de que empieces a estar de acuerdo, aquí tienes una serie de razones por las que dar la bienvenida a tu amigo peludo puede ser algo maravilloso.

1. Cuando cuidas de un perro puedes bajar la guardia.

Tu trabajo puede ser totalmente terrorífico. Los pacientes acuden a ti cuando más lo necesitan, a menudo acompañados por familiares preocupados y sobreprotectores. Te haces la responsable directa de su bienestar, consciente de que un momento de desatención puede resultar fatal.

Esto es suficiente para hacerle perder el sueño a cualquier enfermera.

También es la razón por la que cuidar de un perro durante tus horas libres puede ser terapéutico. Lo único que tienes que hacer es darle de comer regularmente y estará más o menos satisfecho. Incluso si aparece algo extraño y caducado en su bol de comida, es bastante improbable cruzarse con algo comestible (o no) que tenga un efecto negativo en su sistema. No como el paciente altamente diabético que casi te da un ataque al corazón a principios de semana.

Es como si fuera imposible hacer algo mal y ese es un sentimiento maravilloso.

A no ser que hagas esto:

giphy.com

2. Un perro es un excelente compañero de ejercicio

Encontrar tiempo para hacer ejercicio resulta complicado. No ayuda que, para tener un entrenamiento más regular, hayas accedido a apuntarte a la clase de spin de las 5 de la tarde con tu amiga no enfermera, que hace crossfitting y bebe batidos de col. No solo pedalea a un ritmo inhumano, sino que además lo hace con una sonrisa. Además, después de criticar a las dos personas que han llorado en clase, tu amiga te propone una nueva desintoxicación de dos semanas a base de batidos, como si fuera razonable pedirle a una enfermera que se abstenga de comida procesada y cafeína.

Los perros no son así. Camines, corras o gatees, rebosan alegría y ánimo, siempre y cuando salgas físicamente de casa. Aunque solo cruces la calle para comprar una botella de vino y unas galletas, tu perro moverá la cola como queriendo decir, “Amiga, te has superado a ti misma”.
Y cuando quieres probar nuevas actividades, como yoga:

giphy.com

Natación:

giphy.com

Bailar salsa:

giphy.com

Caminar sobre la cuerda floja:

giphy.com

A tu perro le encantará enseñarte como se hace.

También es importante tener en cuenta que, a diferencia de tu amiga la nazi del spin, que cree que has estado enferma 42 semanas a causa de un virus o que te has mudado a otro estado, no puedes ignorar a tu compañero perro. Se meará en la alfombra después de destrozar el sofá, con lo que las consecuencias son muy reales.

3. Los perros te proporcionan una protección extremadamente valiosa.

No estamos hablando de su capacidad de vigilar y proteger tus pertenencias, aunque sabemos que también pueden hacer eso.

Estamos pensando principalmente en cómo un perro puede protegerte del mundo durante el día mientras intentas dormir. Piensa en ello: pocas cosas hay tan valiosas para una enfermera del turno de noche como la señal de “Cuidado con el perro”. Simplemente pon una en la puerta principal y el número de personas que durante el día tocan el timbre descenderá significativamente.

Un pie en la verja es recibido con la postura de “atrévete a entrar” de la que os podéis reír posteriormente:

giphy.com

Dormirás casi tan tranquilamente como esa vez que empezaste el rumor de que había un paciente infectado de Ébola recibiendo atención en tu planta.

Casi.

4. Si estás soltera, menos personas van a presionarte para que tengas una cita a ciegas.

Tu trabajo te tiene superocupada pero eres feliz y puede que salir con alguien sea lo último que tienes en tu cafeinada cabeza. Tú estás satisfecha con esto, pero puede que otras personas (tu madre, tu hermana, al menos 17 de tus amigos) no. De hecho, están convencidos de que simplemente te haces la dura.

¿Soltera y feliz? No es posible, dicen.

Hasta que te conviertes en la orgullosa madre de un perro superchulo:

giphy.com

Llegados a este punto pasas de “soltera y sola” a soltera de una manera que resulta moderna y aceptable, como si fuera un estilo de vida, no una señal de derrota.

No tenemos una explicación para esto, simplemente sabemos que es verdad.*

*Nota: esto no se aplica a los gatos. De hecho, adoptar un gato tiene justo el efecto contrario.

5. Y si no, SOLO ESTO:

Y, si eres una de las pocas personas con la suerte de tener un perro pequeño con cara de señor mayor, puedes encontrar el origen de esta enfermera que es un deleite para su propietario aquí.

Simplemente no le digas a PETA que te lo hemos contado. Lo negaremos todo.