• Scrubs Staff
  • 3 years ago

7 Consejos Para Mantenerte Tranquila Durante Una Emergencia Del Paciente

7 Tips To Stay Calm During A Patient Emergencycarrer
Ha pasado una hora desde el final de tu turno, y estás en la estación de enfermería llenando un montón de papeleo. Es aburrido y en tu mente ya estás en pijama en casa, viendo Netflix. Pero de repente, suena un código azul. Eres la enfermera más cercana a la habitación del paciente. Un médico ya se apresura hacia él con un carro de paro. Este es tu “primer código”.

Necesitas ayudar, pero el corazón te late más rápido. Puedes sentirte sudando. Tu piel se vuelve húmeda. Una sensación de pánico comienza a subir a tu garganta. Te levantas y caminas hacia la habitación, y puedes sentirte temblando.

Bueno, este escenario es un poco exagerado. Mientras que las enfermeras más nuevas pueden tener problemas durante los códigos, las enfermeras experimentadas suelen manejar los códigos y las emergencias de los pacientes fácilmente, y sólo sienten un poco de tensión nerviosa – pero a veces incluso la enfermera más experimentada puede ceder ante la presión y perder la calma.

Es absolutamente vital que reacciones a un código con calma y precisión. La vida de un paciente está en juego – descontrolarse o tomar una decisión incorrecta podría costarles todo.

Para ayudarte a mantenerte calmada y tranquila durante un código azul u otra emergencia del paciente, hemos preparado 7 consejos rápidos para ayudar a prepararte, concentrarte y brindarle a un paciente gran cuidado en caso de una emergencia.

  1. Prepárate antes de que ocurra una emergencia

Asegúrate de saber dónde está el carro de código/carro de paro al iniciar tu turno. Poner los ojos y las manos sobre él antes de comenzar a trabajar es una buena forma de reforzar su ubicación en tu mente y saber dónde está en caso de una emergencia puede permitirte responder con mayor rapidez y proporcionar un mejor cuidado.

  1. Mejor segura que lamentarse – ¡Usa el botón de código!

Las enfermeras experimentadas a menudo no llaman a un código hasta que definitivamente tienen – creen que tienen las habilidades, experiencia y capacidad para cuidar de casi cualquier situación de un paciente.

Sin embargo, esto no siempre es así, y recuerda – es mejor tener ayuda y no necesitarla que necesitar ayuda y no tenerla. Si se está produciendo una situación de emergencia, pulsa el botón de código. La vida de tu paciente depende de ello.

  1. Comunicación, Comunicación, Comunicación

Una comunicación clara es fundamental en una situación de emergencia. Si estás en una situación de emergencia del paciente, debes hablar o escuchar en todo momento – pregúntale a otras enfermeras o doctores lo que necesitan que hagas, expresa lo que estás haciendo, pregunta a otros si han realizado las tareas básicas (¿Colocaron la intravenosa? ¿Necesitamos intubarlo? ¿Estamos haciendo resucitación cardiopulmonar?).

Al comunicarte claramente con todo el personal cercano mientras trabajas en un paciente, puede trazar las tareas de forma eficiente y reducir tus propios niveles de estrés – tu sabrás exactamente lo que se espera de ti, y serás capaz de realizar bien tus tareas.

Consejos del 4 al 7 en la página dos.

  1. Recuerda las VRC

Un código azul urgente u otra emergencia del paciente con frecuencia pueden congelar totalmente incluso el cerebro de la enfermera más experimentada. La urgencia de las emergencias de los pacientes puede llevar a situaciones confusas, así que comienza con lo básico al empezar con los procedimientos de reanimación en un paciente crítico – Vía Aérea, Respiración, y Circulación – VRC.

 

  • Vía Aérea– Asegúrate de que la vía aérea no esté obstruida. Si es así, toma la acción apropiada.

 

  • Respiración– Evalúa la suficiencia respiratoria. ¿Hay líquido en los pulmones? ¿El paciente está respirando? ¿Su respiración es superficial?

 

  • Circulación – Comprueba la pérdida de sangre y que la circulación sea adecuada.

Estos pasos son tan importantes en tu trabajo diario como en el primer día de la escuela de enfermería. Recuerda comenzar con lo básico al evaluar una situación de accidente del paciente.

  1. Enfócate En Tus Especialidades

Esto se volverá natural a medida que te acostumbres al ambiente hospitalario. Cada miembro del personal tiene ciertas tareas en las que son mejores que otros.

Si eres buena intubando y confías en tus habilidades, asegúrate de comunicarlo, y de que asumas las tareas de intubación de un paciente durante una emergencia. Si eres buena en la resucitación cardiopulmonar, déjalo claro – y toma la iniciativa de realizarla.

Al ejecutar tareas en las que sobresales, puedes aumentar tu confianza y ayudar a tu equipo a desempeñarse más eficientemente en una situación de emergencia. También estarás más tranquila – tu sabes lo que estás haciendo, eres buena en eso, y puedes hacerlo, no importa que tan urgente o crítica sea tu tarea.

  1. Nunca, Jamás Levantes Tu Voz

Levantar la voz es una forma innegable de difundir pánico entre otros miembros del personal, y también puede hacer que te sientas más nerviosa e incómoda. Es una espiral viciosa – tan pronto como un miembro del personal comienza a gritar, los otros rápidamente empiezan a seguirlo, lo que conduce a un mal entorno de cuidado, sobre todo si están presentes los familiares del paciente.

Eres una profesional. Eres la voz de la razón. Incluso si siente ganas de gritar y entrar en pánico dentro de ti, mantenerte tranquila y conservar una conducta profesional es fundamental para el buen desempeño de tus funciones.

  1. Informar Después Del Incidente

Después de que el incidente haya terminado – sin importar el resultado – el equipo responsable de la atención de emergencia del paciente debe comenzar a comunicarse entre sí. Discutir el incidente entre sí, hablar de lo que hicieron bien, qué podría mejorarse y apoyarse unos a otros – incluso a los médicos y enfermeras más experimentadas puede afectarles un código azul o una emergencia del paciente.

Hacer esto crea apoyo dentro del equipo y deriva en comentarios y críticas constructivas, lo que permitirá un mayor nivel de atención para las emergencias del paciente en el futuro.

 

La Mejor Manera De Permanecer Tranquila Es Estar Preparada

Ni todos los ejercicios de respiración en el mundo te ayudarán en una situación de emergencia si no estás preparada.

La mejor forma de asegurarte de que estar tranquila, ser profesional, y proporcionar el mejor nivel posible de atención al paciente es siguiendo los 7 pasos anteriores, y estar preparada y lista para todas y cada una de las posibles emergencias del paciente.

Por lo tanto, sigue estos consejos y cuando llegue el momento en que se llame un código de emergencia, respira profundamente, cierra los ojos un momento y estarás lista. Ahora sal de allí. Salva una vida.