• Scrubs Staff
  • 4 years ago

Conocer La Diferencia Entre Esposo Y Novio Podría Salvar Tu Carrera

Knowing the Difference Between Spouse _ Boyfriend Could Save Your Career
¿Ese hombre pidiendo ver a tu paciente es su novio o su esposo? No siempre puedes decirlo de inmediato. Actualmente, la gente espera un tiempo para casarse, en lugar de hacerlo durante sus 20 años. “Novio” y “novia” pueden cubrir gran variedad de aspectos con la progresión de una relación. Podrían ser una pareja que se conoce desde hace solo un par de meses y acaban de decidir salir entre ellos exclusivamente. Podrían haber estado saliendo por varios años, y estar comprometidos para casarse pronto. Incluso podrían ser una de esas parejas que han estado juntos por casi una década, pero que todavía no ha visto la necesidad financiera o personal para estar formal y legalmente casados.

Todas estas variaciones de los aspectos pueden ser confusas en un establecimiento de atención sanitaria, porque independientemente de cómo sea realmente su relación, existen consideraciones legales que deben tener en cuenta los profesionales de la salud. Un esposo es diferente, desde una perspectiva legal a un compañero romántico no casado, independientemente de cuánto tiempo han estado juntos o de cómo sea su relación. Tomar la decisión equivocada podría ponerte en riesgo legal, por lo que es muy importante verificar que dos personas realmente están casadas legalmente.

Toma de Decisiones Legales

En emergencias médicas graves, el conyugue de una persona puede ser capaz de tomar decisiones médicas serias en su nombre. Si una persona está inconsciente y el pronóstico no es bueno, su conyugue probablemente asumirá el poder legal. ¿Pero puede alguien tomar decisiones médicas o financieras por su pareja no casada?

No sin una autorización firmada.

Actualmente, existen documentos que las parejas pueden llenar para prepararse para estas  posibles situaciones. Las directivas avanzadas de salud y las facultades legales pueden, de hecho, ser asignadas a una pareja no casada, pero esto debe ser manejado previamente. Debes tener estos documentos arreglados, o serios obstáculos pueden impedirle a tu pareja actuar en tu mayor beneficio. En cambio, se les da prioridad a los parientes biológicos para estos asuntos.

Directivas de Atención Médica

Para las parejas no casadas ​que mantienen relaciones a largo plazo, pero no necesariamente quieran casarse legalmente, los estados individuales tienen leyes que permiten a la gente crear documentos que describen qué tipo de tratamientos puede o no desear recibir si no están conscientes y no pueden comunicarse por sí mismos. Dentro de estos documentos, puedes nombrar a alguien para actuar en su nombre.

Sin estos documentos, la prioridad es para los familiares biológicos. En algunos casos, los familiares en cuestión pueden no considerar la opinión de la pareja, o no actuar en el mayor beneficio del paciente.

Aunque las parejas no casadas ​​e inconexas no disfrutan de los mismos derechos que los esposos, los compañeros domésticos inscritos o parejas civiles en muchos estados tienen prioridad para tomar decisiones en nombre de un paciente. Aunque la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó a favor de los derechos federales del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2015 en la decisión Oberfell vs Hodges, muchas parejas del mismo sexo aún pueden clasificarse como sociedad civil, y pueden no haber aplicado el matrimonio cuando algo le suceda a uno de ellos

Para las parejas que no son ni compañeros civiles ni están casados, hay dos tipos de orientaciones de atención médica que se pueden arreglar previamente. Necesitas crear una declaración escrita sobre tus elecciones, la cual puede ser llevada al personal médico que cuide de ti. Este documento funciona como un contrato entre un paciente y su médico asistente.

Existe otra opción conocida como “poder notariado duradero para el cuidado de salud.” Puedes nombrar a una persona de tu elección, ya sea una pareja soltera, un cónyuge o un pariente directo, como tu representante o sustituto si no puedes comunicar tus propias preferencias de atención médica. Cualquier adulto mayor de 18 años puede crear este documento y surte efecto si de repente ya no posees la capacidad de comunicar tus decisiones debido a una lesión o enfermedad.

Preparándose para lo Peor

Las enfermeras no sólo necesitan entender estas consideraciones legales sobre quién puede tomar decisiones por una persona incapacitada, sino que nosotros mismos debemos considerar lo que ocurriría en el peor de los casos. Muchos de nosotros estamos casados o tenemos un pariente directo a quien estaríamos cómodos de dejar tomar decisiones por nosotros. Pero si no es el caso, y prefieres que tu pareja soltera tenga poder, puedes llenar los formularios apropiados.

Nadie quiere pensar en ser herido o en morir, pero los accidentes ocurren, incluso para aquellos en el mejor estado de la salud. Y si los formularios no han sido creados previamente, no hay mucho que los profesionales de la salud puedan hacer para dejar que la pareja de alguien decida su tratamiento médico.