Enfermera que finalmente tomó la vacuna COVID-19 se convierte en zombi

0

Las enfermeras del Hospital Metodista de Houston tuvieron recientemente una semana difícil. Se convirtió en la primera red de salud en Estados Unidos en exigir vacunas COVID-19 para todos los miembros del personal, pero un grupo de enfermeras estuvo rechazando el requisito. Han estado recolectando firmas y atrayendo a grupos anti-vacunas a su causa, pero el hospital tiene la última palabra. Decenas de enfermeras se despidieron de la red de salud con mucho resentimiento.

Sin embargo, una enfermera finalmente cedió y recibió la vacuna.

“Quiero permanecer en el anonimato. No quiero que todas las enfermeras en contra vengan hacia mí porque finalmente decidí confiar en la ciencia”, señaló una enfermera a Scrubs Magazine la semana pasada. Sin embargo, desde que se puso la vacuna, las cosas no han ido exactamente según lo esperado.

Esta enfermera, a quien llamaremos “Linda”, comenzó a desarrollar tendencias agresivas. Y después de eso solo su esposo habló con Scrubs Magazine, ¡ya que no hemos podido sacarle una palabra coherente desde nuestro primer encuentro! “Comenzó a ponerse agresiva desde que se puso la vacuna. Le dije que no lo hiciera. La misma noche empezó a quejarse de dolor de cabeza. Sabía que las cosas iban a empeorar. Una vez que comienza el dolor de cabeza todo se descontrola, y seguramente fueron esos nanobots o algún tipo de virus zombi”, lamentó su esposo, mientras las lágrimas corrían por sus mejillas.

“Supe que algo andaba mal cuando ella ya no sintonizaba Fox News”.

Más tarde esa noche, como la mayoría de las personas vacunadas, Linda comenzó a tener un dolor de cabeza aún más intenso y fiebre. Fue alrededor de la hora de la cena cuando comenzó la agresión. Después de comer su cena de pollo, complementada con guisantes y zanahorias, Linda comenzó a roer los huesos de pollo. “Sus ojos comenzaron a inyectarse en sangre y empezó a gritarles a los niños. No había nada inusual, pensé, pero luego comenzó a comerse los huesos de pollo del plato”.

Steve (el esposo de Linda) llevó a Linda a ver televisión después de la comida. “Le di un poco de Tylenol e ibuprofeno para reducir su temperatura y su temperamento. Me di cuenta de que estaba inquieta y que Linda se mordía el trasero. Una vez más, nada inusual, pero me di cuenta que algo definitivamente andaba mal cuando ella ya no sintonizaba Fox News”.

A medida que avanzaba la noche, el estado de Linda empeoraba. Steve llamó al 911 y el operador confirmó lo peor: Linda se estaba convirtiendo en una zombi por la vacuna. Aquí sacamos una transcripción de la llamada al 911:

“911 ¿cuál es tu emergencia?”

“Hay algo mal con mi esposa, amenaza con matarme y ha estado demasiado agresiva hoy”.

“¿Por casualidad recibió la vacuna Pfizer recientemente?”

“¿Si, por qué?”

“Señor, ¿su esposa tiene los ojos inyectados en sangre y se ha estado mordiendo a sí misma?”

“Más de lo habitual, sí”

“Señor, me temo que su esposa podría estar convirtiéndose en un zombi. Átela a la cama hasta que lleguemos”.

Desafortunadamente, la condición de Linda empeoró y ahora está sedada en el mismo hospital en el que estaba trabajando. Por un instante, Linda pudo murmurar palabras humanas:

“Sabía que no debería haberme puesto esa maldita vacuna”.

La ironía.

Scrubs Magazine sigue esta historia.

Scrubs

Médico es agredido por una turba después de que un paciente muriera de COVID-19

Previous article

Mujer embarazada espera más de una hora por una ambulancia después de un accidente automovilístico

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *