“¿Estoy hecha para la enfermería?”

“¿Realmente estoy preparada/o para esto de la enfermería?”Suponemos que es una pregunta que todas las futuras enfermeras y enfermeros se han hecho a sí mismos en algún momento de la carrera de enfermería, y para Caitanya Min, estudiante de Johns Hopkins, sucedió durante un vendaje de rutina.

“Al principio miré la herida y no sentí nada. Pero digamos que esa herida fue… Wow. Antes de que lo supiera, las náuseas me dominaban”, señaló Min. “Me pregunté: ¿Debería reconsiderartodo esto de la enfermería? Si ni siquiera puedo mantener la vista en las enormes heridas que parecen carne cruda molida, ¿qué esperanza tengo?”

Casi un año después, Min pudo reírse del incidente… hasta volvió a suceder, durante una extracción de tubo de traqueotomía. Esta vez, estaba decidida a descubrir cómo controlar su estómago revuelto de una vez por todas.

“Hice algunas búsquedas en línea y aparentemente muchos estudiantes de enfermería —y estudiantes de medicina— se han desmayado mientras veían algo que los hiciera sentir incómodos”,explicó Min. “¿Esto me hace sentir mejor? Supongo que sí. Sin embargo, mi ego está gritando, ‘¡Eres débil! ¡No es como si sus cerebros estuvieran derramados por todo el lugar!’ Si tan solo mi cuerpo pudiera escuchar y comprender esta lógica”.

Nursing students (and seasoned nurses!), has this ever happened to you? How do you cope when your stomach starts to turn on the job? Any special tips and tricks you use on the regular? Let us know in the comments below.

Estudiantes de enfermería (y enfermeras experimentadas), ¿Alguna vez las ha ocurrido esto? ¿Cómo lo afrontas cuando tu estómago empieza interferir con tu trabajo? ¿Tienes algún consejo especial y trucos que regularmenteuses? Hazlo saber en los comentarios.

Este artículo forma parte de una colaboración con laEscuela de Enfermería de la Universidad Johns Hopkins.