Las 10 cosas más frustrantes de ser una enfermera nueva

iStock | monkeybusinessimagesiStock | monkeybusinessimages

Ser una enfermera principiante es algo que todas las enfermeras tienen en común. Como todos nos podemos identificar con eso y a la miseria le gusta la compañía, queríamos explorar las cosas más frustrantes de ser una enfermera nueva.

Sean Dent empezó todo esto y después nos fuimos a Facebook para conocer tu opinión. No solo es una oportunidad para revivir tus primeros días (para bien o para mal), además estos mensajes sirven para advertir a las futuras nuevas enfermeras.

Aquí tienes las 10 cosas más frustrantes de ser la nueva enfermera y ¡no te olvides de añadir las tuyas en los comentarios!

“Ser el enfermero recién salido de la escuela y no tener ni idea de nada porque la escuela solo te ha preparado para pasar los exámenes.”
—Michael Cox

“Necesitas experiencia como enfermero para conseguir un trabajo de enfermería… es un círculo vicioso. Necesitas un trabajo para tener esa experiencia.”
—Joe Colavito

“Las enfermeras veteranas que te HACEN sentir estúpida…es como si se hubieran olvidado de que ellas también fueron novatas.”
—Jessica Parker

“Trabajar muy duro, nunca salir a tu hora y el sentimiento de que nunca haces las cosas suficientemente bien.”
—Geri Wilson

“¡Todos los viejos caimanes sin piedad que trabajan allí! Me he esforzado toda mi carrera por no ser nunca como ellos, para ayudar y ser amable con los novatos”.
—Sarah Doss Farrer

“He sido enfermera durante 21 años y una de las cosas que más recuerdo es lo que me contó una instructora de enfermería, que ‘la enfermería es un 10 por ciento teoría y un 90 por ciento sentido común’ y que te hayas graduado no significa que hayas dejado de aprender.”
—Jane Payton

“Ser el chivo expiatorio de cosas que no has hecho.”
—Amanda Eagle

“No saber dónde se guardan las cosas, no saber el proceso que se sigue para cosas como altas/admisiones, que te hablen como si fueras inferior, tener tu propia rutina, la lista sigue y sigue…”
—Billy-Jo Main

“Sentirte estúpida en todo momento, ¡jajaja!”
—Suellen Needs

“Las primeras dos semanas en el trabajo prácticamente lloraba de camino a casa. No por culpa de enfermeras mezquinas, sino porque me sentía abrumada, sentía que no sabía lo suficiente. Me replanteé haber escogido esa carrera, después recordé por qué era enfermera. Todavía soy una principiante, pero dos meses después me he dado cuenta de que lo importante es que al final del día lo haya hecho lo mejor posible. Eso no quiere decir que ya no me agobie, pero voy mejorando. ¡Aguantad ahí compañeras nuevas!”
—Nicole Stevens