Los secretos que tienen las enfermeras

Thinkstock

Con toda la locura que acontece durante cualquier turno, las enfermeras están destinadas a tener algunos interesantes secretos. Más abajo tenéis 10 secretos que las enfermeras jamás cuentan a sus pacientes, compartido por Nurse On Duty. ¿Te suena alguno de estos secretos? Échale un vistazo a la lista y añade tu propio secreto en los comentarios.

Trapos sucios:

1. “No vamos a decirte que tu médico es un incompetente, pero si te digo, ‘Tienes derecho a una segunda opinión’, es una manera de decirte ‘No me gusta tu médico’ o ‘No confío en tu médico.’”Linda Bell, DUE, especialista en práctica clínica en American Association of Critical-Care Nurses en Aliso Viejo, California

2. “Cuando un paciente está en estado terminal, algunas veces los médicos no mandan suficientes medicamentos para el dolor. Si el paciente está sufriendo, algunas veces le damos más de lo que el médico ha mandado y posteriormente le pedimos que cambie sus instrucciones. La gente probablemente se quejará ahora que lo he dicho en voz alta, pero tienes que cuidar de tus pacientes.” — Una enfermera veterana de Texas

Qué pensamos realmente:

3. “Tu vida está en nuestras manos — literalmente. Cuestionamos las instrucciones del médico más a menudo de lo que crees. Algunos errores que he evitado: un médico que olvidó prescribir un medicamento que el paciente estaba tomando en casa, un doctor que prescribió una dieta incorrecta para un diabético y uno que intentó realizar un tratamiento en el paciente equivocado.” — Una enfermera de Pensilvania

4. “La gente no tiene ni idea de la gran cantidad de papeleo y registro que tenemos que hacer cada día. Pasamos horas delante del ordenador marcando casillas. Nos dicen, ‘Si no está registrado, no ha ocurrido.’ Por eso, siempre registro los datos con un jurado en mente.” — Una enfermera de cuidados intensivos de California

5. “No importa cuántas veces llames al timbre, aunque sea cada diez minutos, vendré a tu habitación con una sonrisa.  Sin embargo, si realmente no necesitas mi ayuda, regresaré a la estación de enfermeras y me quejaré y eso puede afectar a cómo las enfermeras del siguiente turno cuidan de ti.” — Una enfermera de cardiología de San José, California.

Sobre qué mentimos:

6. “Cuando me preguntas, ‘¿has hecho esto alguna vez?’ Siempre digo que sí. Aunque no lo haya hecho nunca — Una enfermera de Nueva York

Qué hiere nuestros sentimientos:

7.En mi primer trabajo de enfermería, algunas de las enfermeras más veteranas de la planta se negaron a ayudarme cuando realmente lo necesitaba, y corrigieron mis errores en voz alta y en público. Es un trabajo muy estresante y podemos hacérselo pagar a las demás.” — Theresa Brown, DUE, enfermera oncológica y autora del libro Critical Care: A New Nurse Faces Death, Life, and Everything in Between

Qué nos gusta:

8. “Si has sido paciente en una unidad durante mucho tiempo, ven a visitarnos. Nos acordaremos de ti y nos encantará verte sano.” — Una enfermera de cuidados intensivos en California

Más cosas que queremos que sepas:

9. “Los médicos no te salvan, nosotros sí. Somos las que controlamos tus electrolitos, tus fluidos, tu fiebre. A menudo, somos las que decidimos si necesitas una sonda nasogástrica o una vía central para tu IV. Y somos las que gritamos y chillamos cuando algo sale mal.” — Una enfermera veterana de Texas

10. “Como enfermera, algunas veces no haces otra cosa que cálculos y reponer fluidos. Algunas veces eres además la persona que asegura a la adolescente que ‘todo el mundo’ tiene el periodo el día del ingreso, la persona que, aunque es 30 años más joven que el paciente, le explica sin sonrojarse ni tartamudear que tener relaciones sexuales es posible después de la cirugía de cuello. Eres la persona que no solo conoce varias maneras de salvar una vida, sino que además sabe cómo consolar a los que se quedan.” — Una enfermera veterana que escribe en el blog head-nurse.blogspot.com