• Brady Pregerson, MD
  • 4 years ago

Mantén los gérmenes lejos de tu pelo, manos y cara

nurse-at-deskImage: Stocksy | Eva Plevier

Todas queremos tener buena presencia en el trabajo pero también queremos estar sanas. El Dr. Brady y la enfermera Rebekah ya han hablado de batas blancas portadoras de gérmenes. Ahora se enfrentan a tu pelo, manos y cara.

Enfermera Rebekah: vamos a hablar del pelo de la enfermera. Tengo bastante cantidad de pelo, que además es largo y si me apetece lo arreglo para que luzca muy bonito. Pero no en el trabajo, ¡ataros el pelo señoritas! Lo mismo va por los médicos. He visto a ambos sexos cometiendo pecados capilares: pelo largo, bonitas melenas sueltas por encima de los hombros que se meten justo encima de un campo estéril, una sonda de Foley o una herida supurante y repugnante.

Estoy esperando que aparezca una mutación del SARM que haga que tu pelo se caiga por culpa de un absceso gigante. La gente se recoge el pelo hacia atrás cuando los pacientes tienen piojos. ¿Por qué? Porque los piojos pueden verse. No puedes ver los microbios estafilocócicos pero están ahí, ¿verdad? Aprendimos esto en microbiología. ¿Te acuerdas de las muestras del pomo de la puerta?

Dr. Brady: personalmente estoy más interesado en los problemas relacionados con tocarse la cara. Muchas enfermedades contagiosas se transmiten por tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos y dedos sucios. Soy muy maniático con lo de tocarme la cara sin haberme lavado las manos antes. Considero mis manos una zona portadora de enfermedades, excepto justo después de desinfectarlas. No quiero ver mis manos ni cerca de mi cara ni cerca de mi comida. Sin embargo, veo gente constantemente frotándose los ojos, tocándose la nariz y los labios. Me gustaría gritarles “¡No lo hagáis! ¿Sabéis donde han estado esas manos?”

Afortunadamente hay una fuerza equilibradora: las secretarias que justo antes de ponerse a trabajar desinfectan todas las superficies en un radio de 300 cm. Me encanta ver esto. Por fortuna, mi departamento de emergencias está muy limpio. El servicio de limpieza incluso rocía las cortinas con desinfectante. No creo que hagan esto en todas partes, aunque deberían hacerlo. ¿Te imaginas qué podría llegar a crecer si hiciéramos cultivos bacterianos con eso?

El Dr. Brady y la enfermera Rebekah han hablado anteriormente de cómo la manera de vestir puede potenciar o perjudicar nuestra imagen profesional. Nos encantaría escuchar tus consejos para evitar los gérmenes en el trabajo. ¿Te haces una cola de caballo? ¿Te cubres con una capa de Purell? ¿Te lavas las manos tanto antes como después de utilizar el baño?