Mantén los gérmenes lejos de tu pelo, manos y cara

0

nurse-at-deskImage: Stocksy | Eva Plevier

Todas queremos tener buena presencia en el trabajo pero también queremos estar sanas. El Dr. Brady y la enfermera Rebekah ya han hablado de batas blancas portadoras de gérmenes. Ahora se enfrentan a tu pelo, manos y cara.

Enfermera Rebekah: vamos a hablar del pelo de la enfermera. Tengo bastante cantidad de pelo, que además es largo y si me apetece lo arreglo para que luzca muy bonito. Pero no en el trabajo, ¡ataros el pelo señoritas! Lo mismo va por los médicos. He visto a ambos sexos cometiendo pecados capilares: pelo largo, bonitas melenas sueltas por encima de los hombros que se meten justo encima de un campo estéril, una sonda de Foley o una herida supurante y repugnante.

Estoy esperando que aparezca una mutación del SARM que haga que tu pelo se caiga por culpa de un absceso gigante. La gente se recoge el pelo hacia atrás cuando los pacientes tienen piojos. ¿Por qué? Porque los piojos pueden verse. No puedes ver los microbios estafilocócicos pero están ahí, ¿verdad? Aprendimos esto en microbiología. ¿Te acuerdas de las muestras del pomo de la puerta?

Dr. Brady: personalmente estoy más interesado en los problemas relacionados con tocarse la cara. Muchas enfermedades contagiosas se transmiten por tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos y dedos sucios. Soy muy maniático con lo de tocarme la cara sin haberme lavado las manos antes. Considero mis manos una zona portadora de enfermedades, excepto justo después de desinfectarlas. No quiero ver mis manos ni cerca de mi cara ni cerca de mi comida. Sin embargo, veo gente constantemente frotándose los ojos, tocándose la nariz y los labios. Me gustaría gritarles “¡No lo hagáis! ¿Sabéis donde han estado esas manos?”

Afortunadamente hay una fuerza equilibradora: las secretarias que justo antes de ponerse a trabajar desinfectan todas las superficies en un radio de 300 cm. Me encanta ver esto. Por fortuna, mi departamento de emergencias está muy limpio. El servicio de limpieza incluso rocía las cortinas con desinfectante. No creo que hagan esto en todas partes, aunque deberían hacerlo. ¿Te imaginas qué podría llegar a crecer si hiciéramos cultivos bacterianos con eso?

El Dr. Brady y la enfermera Rebekah han hablado anteriormente de cómo la manera de vestir puede potenciar o perjudicar nuestra imagen profesional. Nos encantaría escuchar tus consejos para evitar los gérmenes en el trabajo. ¿Te haces una cola de caballo? ¿Te cubres con una capa de Purell? ¿Te lavas las manos tanto antes como después de utilizar el baño?

Brady Pregerson, MD
Brady Pregerson, MD, a returned Peace Corps volunteer and winner of the 1995 Wise Preventive Medicine Scholarship, completed his medical school at the University of California, San Diego, and his residency at Los Angeles County General Hospital. He has authored three medical pocket books for nurses and doctors, as well as the educational web sites erpocketbooks.com and gotsafety.org. Dr. Pregerson currently works as an emergency physician in Southern California. He writes, "Although the ED environment may be quite different from working on the hospital floor or in an office setting, I am hopeful that you can take these tips and apply them to your own specific work situation." You can buy his books on lessons from the ER, including Don't Try This At Home: Lessons from the Emergency Department and Think Twice: More Lessons from the ER, at amazon.com.

    Deliciosas recetas con vitamina D para las enfermeras del turno de noche

    Previous article

    ¿Son las barbas un Sí o un NO en enfermería?

    Next article

    You may also like

    Comments

    Leave a reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *