Paciente con VIH está curada de la infección sin tratamiento en un caso extremadamente raro

0

La comunidad médica todavía está buscando una cura para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el SIDA. Pero los científicos recibieron buenas noticias recientemente cuando descubrieron a una segunda persona que parece haberse curado naturalmente del virus. No requirió tratamiento. El caso da esperanza a la idea de que los científicos pueden encontrar una manera de curar a más personas del VIH.

Haciendo historia

La Dra. Xu Yu, del Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts, MIT y Harvard, y sus colegas detallan el caso en un nuevo estudio publicado en Annals of Internal Medicine.

La paciente en cuestión es una mujer de 30 años originaria de la ciudad de Esperanza, Argentina. No recibió un tratamiento regular para la infección, pero se le considera una rara “controladora de élite” del virus. Fue diagnosticada con el VIH por primera vez hace ocho años y ahora no muestra signos de una infección activa. Este tipo de incidente solo ha ocurrido una vez anteriormente.

Los controladores de élite tienen sistemas inmunológicos que pueden controlar el VIH sin antivirales. Sin embargo, no pueden montar la respuesta inmunitaria necesaria para deshacerse de todas las células del VIH en replicación de sus sistemas. En cambio, su sistema inmunológico controla el virus sin afectar los reservorios donde el VIH continúa haciendo copias de sí mismo y puede propagarse.

Los autores creen que ella ha logrado naturalmente algún tipo de “cura esterilizante” sin la ayuda de un trasplante de células madre u otro tratamiento.

Según el estudio, la mujer fue diagnosticada en marzo de 2013. No comenzó el tratamiento antiviral hasta 2019 cuando quedó embarazada. Tomó los medicamentos tenofovir, emtricitabina y raltegravir durante seis meses durante su segundo y tercer trimestre. Después de dar a luz a un bebé sano VIH negativo, dejó de tomar los tratamientos.

Los científicos llevaron a cabo un estudio de miles de millones de células en su sangre y muestras de tejido que mostraron que había sido infectada con el VIH antes, pero no encontraron ningún virus intacto que fuera capaz de replicarse a sí mismo. Todo lo que encontraron fueron siete provirus defectuosos, una forma de virus que se integra en el material genético de una célula huésped como parte del ciclo de replicación.

Los investigadores no están seguros de cómo la paciente pudo deshacerse del virus intacto, capaz de replicarse, pero “creemos que es una combinación de diferentes mecanismos inmunes; es probable que las células T citotóxicas estén involucradas, el mecanismo inmunológico innato también puede haber contribuido”. Escribió la Dra. Yu.

“Ampliar el número de personas con un posible estado de cura esterilizante facilitaría nuestro descubrimiento de los factores inmunitarios que conducen a esta cura esterilizante en una población más amplia de personas infectadas por el VIH”, agregó Yu.

Si los científicos pueden encontrar una manera de crear una cura estabilizadora, los pacientes con VIH no tendrían que someterse a tratamientos dolorosos.

“Anteriormente, solo se había observado una cura esterilizante para el VIH en dos pacientes que recibieron un trasplante de médula ósea altamente tóxico. Nuestro estudio muestra que dicha cura también se puede lograr durante una infección natural, en ausencia de trasplantes de médula ósea (o cualquier tipo de tratamiento)”.

Las dos personas que recibieron trasplantes de médula ósea pudieron eliminar el VIH, pero solo después de un reemplazo completo de su sistema inmunológico a través del trasplante de células. Otro hombre de Brasil parecía tener cargas virales indetectables después de recibir un tratamiento antirretroviral intensificado y un suplemento de vitamina B3.

“Los ejemplos de una cura de este tipo que se desarrolla naturalmente sugieren que los esfuerzos actuales para encontrar una cura para la infección por VIH no son elusivos, y que las perspectivas de llegar a una ‘generación libre de SIDA’ pueden tener éxito en última instancia”, detalló Yu.

La única otra persona que logró los mismos resultados fue una mujer de 67 años llamada Loreen Willenberg, que vivió con el VIH durante 27 años antes de despertarse y descubrir que el virus ya no se replicaba en su sistema.

Yu agregó que su equipo apodó a la mujer de 30 años como la Paciente de Esperanza, nombrada así por el pueblo de donde es originaria.

“Esto nos hace tener la esperanza de que una cura natural del VIH sea realmente posible”, concluyó Yu.

Scrubs

Singapur ahora cobra a los pacientes de Covid que elijan no estar vacunados

Previous article

Comments are closed.