• Scrubs Editor
  • 4 years ago

5 Consejos para enfermeras sobre cabellos que requieren poco mantenimiento

Shutterstock | fantom_rdShutterstock | fantom_rd

Enfermeras, sabemos que el tiempo “para ti” es limitado y parece que hay miles de cosas que hacer antes de empezar a  pensar en el cuidado básico de tu pelo.

Por no hablar del estilo.

Dicho esto, aunque no podemos controlar tus horarios por ti (estamos trabajando en ello, así que mantente informada), podemos ofrecerte algunos consejos y trucos que pueden ayudarte a acabar con algunas de tus principales preocupaciones.

¿El objetivo? Minimizar el tiempo y el esfuerzo, maximizar el impacto.

1. Deja que el corte se adapte a ti.

A menos que quieras un cambio drástico de estilo, tu corte de pelo debería trabajar con, no contra, tu textura natural.

  • Si tu pelo es rizado (u ondulado): opta por la media melena o el pelo largo, más pelo significa más peso para evitar los rizos demasiado apretados y minimizar el encrespado. Y en cuanto a las capas, no o que sean mínimas. No solo requiere más atención sino que además el pelo se estropea durante el proceso. Cuando lo peines separa los rizos con los dedos para que queden más sueltos.
  • Si tienes el pelo liso o fino: considera un peinado más corto para no añadir demasiado peso, ya que esto acabaría con el volumen. Un corte ligeramente sobre los hombros y con varias capas largas añadirá un poco de “brío” al pelo fino. Ten cuidado con hacer un número excesivo de capas, tu pelo parecería mucho más fino, y capas más cortas que tu barbilla, ya que no podrás hacerte una cola.

2. Cuida de tu pelo.

Cuida de tu pelo como desea ser cuidado y pasarás menos tiempo peleándote cada mañana (por no hablar de menos visitas a la peluquería).

La fórmula es simple: champú menos a menudo, acondicionador en las puntas y aplica un protector contra el calor antes de utilizar el secador.

Para las que tengáis el pelo graso, no hay ninguna necesidad de comprar un lote para toda la vida  de champús en seco para lavarlo menos. La harina de maíz funciona de maravilla para absorber la grasa y los aceites sin dar una apariencia polvorienta. Para los pelos más oscuros, combina 2 cucharadas de harina de maíz con 2 cucharas de cacao en polvo.

Para acabar, no iría mal hacer algún tratamiento en profundidad de vez en cuando. Prueba esta receta para una mascarilla para el pelo que puedes hacer en casa, solo requiere ingredientes que  seguramente tienes a mano.

Acondicionador de aceite y miel

Prueba este remedio para suavizar y fortalecer el pelo.

Qué necesitas:

6 Cucharadas de aceite de oliva
4 Cucharadas de miel
1 Bol y una cuchara para mezclar
1 Horquilla y un gorro de ducha

Mezcla el aceite de oliva  y la miel en el bol y aplícalo sobre el pelo limpio y húmedo, masajeando hasta el cuero cabelludo. Hazte un moño, cúbrelo con el gorro de ducha y déjalo reposar 30 minutos antes de enjuagar la cabeza con agua templada.

3. Enfoca las mechas de manera táctica.

Si quieres mechas que no den lugar a raíces dramáticas de un momento a otro, hazte mechas que tengan dos tonalidades del color natural de tu pelo. El contraste quedará minimizado y puedes hacerte retoques en casa, simplemente asegúrate de utilizar el aplicador.

4. Duerme y date estilo… simultáneamente.

Levántate con el pelo ya peinado dando estos pasos extra antes de acostarte:

  1. Lávate el pelo justo antes de meterte en la cama.
  2. Sécalo con la toalla.
  3. Aplica un gel ligero.
  4. Hazte dos moños, asegurando los moños a cada lado de la cabeza utilizando gomas elásticas (también se pueden hacer trenzas). Vete a dormir.
  5. Desenrosca el pelo por la mañana para tener unas ondas suaves.

 

Ten en cuenta que cuanto más aprietes los moños/trenzas, más marcadas serán las ondas.
5. Prioriza

Si llegas tarde a tu turno, simplemente seca con el secador las secciones que serán visibles, como cualquier capa exterior y el pelo que enmarca la cara. Añade una gota de sérum para que las cosas no se descontrolen. Lo mismo para el pelo seco que quieres rizar o estirar.

Siempre estamos buscando consejos útiles para compartirlos con las enfermeras ajetreadas, ¿tienes algún consejo para el cuidado del cabello? ¡Déjalos en la sección de comentarios de más abajo!