• Scrubs Staff
  • 3 years ago

Citomegalovirus Congénito: La Infección Viral Congénita Más Común

top-of-the-world
El citomegalovirus congénito, también conocido como CMV, es un tipo de virus del herpes que se transmite desde la placenta a través del cordón umbilical de la madre hasta el feto durante el embarazo. Según los CDC, aunque sólo el 20 por ciento de los bebés que se infectan con CMV experimentan serios problemas de salud, es la infección viral congénita más común. Una madre es comúnmente inconsciente de que es portadora de CMV porque su sistema inmunológico lo más probable es que le impidió hacerla enfermar. Si la madre tiene un sistema inmunológico más débil, puede experimentar síntomas negativos, como problemas digestivos, problemas con los ojos y los pulmones, mononucleosis o incluso hepatitis. Un bebé infectado con Citomegalovirus congénito puede no tener problemas de salud detectables, pero algunos bebés muestran síntomas de CMV en el momento del nacimiento o durante sus primeros años de infancia.

Síntomas del Citomegalovirus Congénito

Según la Fundación Nacional de CMV, 9 de cada 10 bebés infectados con Citomegalovirus Congénito no mostrarán signos de tener el virus al nacer. Estos casos se denominan asintomáticos. Menos del 20 por ciento de los niños asintomáticos pueden desarrollar complicaciones de salud a lo largo del tiempo, como pérdida de la audición o pérdida de visión leve. No se han reportado problemas con respecto a la función motora, parálisis cerebral, tono muscular o habilidades cognitivas de aprendizaje. El 10 por ciento de los bebés nacidos con CMV que son sintomáticos muestran síntomas graves en el momento del parto, tales como:

  • Nacer prematuramente
  • Peso de nacimiento anormalmente bajo
  • Ictericia
  • Hígado agrandado
  • Bazo agrandado
  • Petechiae o erupción cutánea color púrpura

A lo largo de su vida, los niños que nacen con Citomegalovirus congénito sintomático también pueden experimentar condiciones de salud tales como pérdida de audición y visión, problemas de coordinación, dificultades de aprendizaje intelectual, dificultades musculares, convulsiones o problemas digestivos.

Diagnóstico del CMV

Un artículo en el Journal of Clinical Microbiology sobre el “Diagnóstico Prenatal de Citomegalovirus Congénito” explica que en algunos casos, la presencia de CMV puede ser aislado antes de que nazca un niño a través de pruebas de muestras de líquido amniótico. Es difícil determinar qué mujeres embarazadas requieren pruebas prenatales para el CMV, a menos que se sepa que la mujer está infectada con el virus. Otras opciones diagnósticas incluyen pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para analizar la presencia del virus en muestras de ADN tanto de la madre como del feto. La prueba del líquido amniótico de la madre resulta en una lectura más exacta que la prueba de la sangre del feto. La mayoría de los bebés nacidos de madres infectadas con CMV experimentan daños irreversibles por el virus antes del nacimiento que se desarrolla en problemas de salud a lo largo de su vida. Se están desarrollando más programas de diagnóstico prenatal para salvar a más fetos de contraer CMV.

Opciones de Tratamiento para el Citomegalovirus Congénito

Para los lactantes y niños pequeños afectados por el CMV, existen opciones de tratamiento pediátrico que pueden ayudar a apoyar un mejor desarrollo de su infancia. La mejor forma de atención médica para pacientes jóvenes con CMV involucra tratamientos nutricionales, antivirales y del sistema inmunológico especializados. Las opciones quirúrgicas también están disponibles para ayudar con problemas de salud relacionados con el sistema digestivo o nervioso. Un número de diferentes profesionales médicos a través de múltiples especialidades pueden ser necesarios para tratar casos específicos de CMV, incluyendo neurólogos, pediatras, médicos de enfermedades infecciosas y obstetras.

Junio: Un mes para aumentar la concienciación congénita por citomegalovirus

El CMV se está convirtiendo en un problema de salud importante a medida que pasa el tiempo, y se están investigando más prácticas de tratamiento para reducir el daño general. El mes de junio es un momento para involucrarse y difundir la conciencia sobre el Citomegalovirus Congénito. TheNational CMV Foundation website enlista varias maneras para apoyar la conciencia del CMV y la investigación a través de medios de comunicación social, donaciones y compartir historias personales. Las personas pueden ayudar a que la conciencia de CMV se vuelva viral en las redes sociales mediante el uso de marcos de imagen de perfil, el uso compartido de publicaciones CMV y el uso de los hashtags #stopcmv y #cmvawareness. Las donaciones deducibles de impuestos pueden hacerse directamente a la Fundación Nacional CMV, o puede comprar pulseras para hombres y mujeres.