Cómo lidiar con los médicosabusivos

En todos los lugares de trabajo hay personas con las que puede que no te lleves bien. Los hospitales y centros de atención no son una excepción. La única diferencia es que los niveles de estrés pueden ser incluso más altos porque estás enfrentando situaciones reales de vida o muerte.

Lo último que necesitan las enfermeras que ya tienen las manos ocupadas con varios pacientes, largos turnos e inevitables situaciones imprevistas, es uncompañero de trabajo intimidante. Sin embargo, para las enfermeras que tratan con médicos abusivos, puede ser una situación común. Si bien la mayoría de los médicos son excelentes en su trabajo y se comportan de una manera cordial y profesional, hay algunos que se toman en serio todo el asunto de“complejo de Dios”. Y con esos médicos pueden ser extremadamente difíciles trabajar.

Entonces, ¿cómo lidiar con un médicoque te trata como a alguien intelectualmente inferior, quien te pone al nivel de un niño, o que simplemente es grosero? Si bien cada situación y cada médico son diferentes, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte cuando un médico abusivo hace que tu vida laboral sea tóxica.

No Te Exaltes –>

1. No te exaltes

Lo mejor que puedes hacer cuando alguien está haciendo hervir tu sangre es no rebajarte al nivel de esa persona. Si un médico te grita o insulta tu inteligencia, no reflejes sus acciones, especialmente frente a otros compañeros de trabajo. Mantén tu expresión facial y el tono de tu voz lo más calmados posible, y finge que ni siquiera notaste las cosas hirientes que te dijo. Mantener la serenidad es una excelente forma de desarmar a un médico que puede estar depositando sus frustraciones con una enfermera, y por lo menos evitarás un conflicto que los haga quedar mal a ambos.

Pregúntale Qué Estás Haciendo Mal –>

2. Pregúntale al médicoabusivo qué estás haciendo mal.

Si un médico con el que trabajas está siempre sobre ti y no parece que vaya a dejar de acosarte pronto, puedes preguntarle qué estás haciendo mal. Tuatención ante el disgusto del médico puede desarmarlo y es posible que el médicoabusivo se lo piense dos veces antes de tratarte mal.

Puedes expresarlo como: “Disculpe, siento que hay algo que estoy haciendo que le molesta. ¿Hay algo que pueda hacer para mejorarlo que ya no esté haciendo?” Incluso es posible que el médico que está molestándote no tenga idea de cómo sus compañeros de trabajo están recibiendo su actitud — no es probable, tenlo en cuenta, pero preguntar qué está mal podría valer la pena.

Habla con Tu Superior –>

3. Habla con tu superior

Aunque los médicos a veces pueden actuar así, las enfermeras no responden directamente a los médicos. Responden a los supervisores de enfermería. Si has intentado hablar con el médicoabusivo en vano, o tienes miedo de hacerlo, hablar con tu supervisor es tu mejor alternativa. Es probable que tu supervisor haya escuchado quejas similares del personal del hospital antes, y se les paga para lidiar con estos problemas.

Enfocarte en tus Tareas   –>

4. Enfocarte en tustareas

La realidad es que a veces todos están tan ocupados y tan sobrecargados de pacientes y de trabajo que los conflictos personales no son una prioridad. Si te encuentras en una situación en la que has pasado por uno o más de los tres pasos anteriores y nada ha cambiado, es posible que tengas que enfrentar el hecho de que este médicoabusivo es algo con lo que tendrás que lidiar.

Prepárate para lo peor cuando interactúes con esta persona. Si dice algo grosero, o eleva su voz hacia ti, mantén tu mente concentrada en lo que es importante: el bienestar del paciente y hacer tu trabajo lo mejor que puedas. Si bien merecesque te traten con respeto, los pacientes merecen ser tratados por personal que no se distraiga.

Solicitar un Traslado –>

5. Solicitar un traslado a otro departamento

Este es absolutamente el último recurso, pero para algunas enfermeras es la única forma de mantener la cordura si un médico está haciendo su vida miserable. Si no puedes evitar a un médico que te está gritando a diario, poniéndote apodos o que es un fanático absoluto del control, puede que sea el momento de buscar una salida. Tal vez puedas pasar de la sala de emergencias al área de obstetricia, la sala de recuperación o irte a otro hospital completamente diferente.

Esperemos que no tengas que llegar a eso, y en la mayoría de los casos no lo harás. Este paso drástico solo se requiere cuando un médico es abusivo en todas las interacciones y no deja de actuar de esta manera, independientemente de los pasos que tomes. En la mayoría de los casos, incluso los médicos más gruñones y molestos tienen un lado humano, y con las tácticas correctas la situación se resolverá por sí sola.