HERRAMIENTA DE MEDITACIÓN

meditation
1 Minuto de Meditación

Cuenta cada exhalación de tu respiración. Si notas que tu atención se dirige hacia otra cosa (y tu atención hará justamente eso), suavemente haz que tu mente se aparte de esos pensamientos y vuelva a contar tu respiración.

 2 Minutos de Meditación

Sé consciente de cuál es tu emoción más fuerte en este momento. ¿Es principalmente frustración, alegría, pena, felicidad, enfado, esperanza, miedo, ansia? Esta es una lista parcial de la extensa y sutil gama de emociones naturales del ser humano. Haz una pausa ahora e identifica tus sentimientos.

Cualquiera que sea la emoción presente ahora, piensa que es una experiencia pasajera y temporal. Trata a tu emoción como a un invitado, una visita que está de paso en la casa de tu experiencia interior. Imagínate que es un viajero. Deja que haya al menos tanto espacio alrededor de tu emoción como una persona tendría a su alrededor en una habitación espaciosa. Como anfitrión/a de tu casa interior, no tienes por qué dejar que este invitado se instale. Puedes saludarlo, respetarlo, dejar que se exprese a si mismo, pero no es necesario que le des de comer o lo colmes de atenciones mientras está de visita. O, si disfrutas con la visita de este invitado en particular, o si tiene algo que compartir contigo, invítale a quedarse mientras tomáis un té.

 5 Minutos de Meditación

Siéntate en una silla con los pies sólidamente apoyados en el suelo o en la tierra y tu columna confortablemente recta. Centra tu atención en la planta de los pies, notando el suave contacto con el suelo. Piensa que durante miles de años tus antepasados han caminado con un contacto directo con la tierra, a menudo descalzos, y la sabiduría de la tierra ha pasado a ti a través de la información genética.

Imagina ahora que tus pies tienen raíces energéticas, similares a las raíces de un árbol. Deja que las raíces de las plantas de tus pies se adentren profundamente en la revitalizadora y fértil tierra. Siente como la energía revitalizadora sube a través de tus raíces hasta tus piernas, pecho, brazos y cabeza, como la savia asciende por el tronco del árbol. Descansa en la estabilidad dinámica de la tierra. Revitalízate con el silencio profundo. Siéntete en casa.

7 Minutos de Meditación

Imagínate que estás en una bonita y cálida playa, justo donde la arena y el agua se encuentran. Imagínate escribiendo una simple palabra en la arena húmeda, una palabra que representa tu mayor preocupación. Mira como el océano la borra suavemente, dejando la arena lisa y bonita, mientras sientes como se aparta de tu mente y emociones.

15 Minutos de Meditación

Sal a pasear alrededor del hospital y cuenta tus pasos. Cuenta el número de cosas rojas (o cosas cuadradas, o cosas de metal) que encuentras. Encuentra una frase o una afirmación que significan algo para ti y repítela durante cierto tiempo. Tal y como hiciste durante la meditación corta, date cuenta cuando tu atención se dirige hacia otra cosa. Suavemente aparta a tu mente de esos pensamientos y dirígela hacia la tarea en la que te estás concentrando.