¡Los 10 beneficios laborales más valorados por las enfermeras!


¿Tiene cada una de las plantas de tu hospital olor a pan recién horneado que se extiende por todas las habitaciones proporcionando una deliciosa aromaterapia para los pacientes y la plantilla? O, quizá cuando tienes el día libre tu empleador te anima a ir al trabajo…para que te hagan un masaje gratis.

Aquí tenéis una lista de algunos fantásticos beneficios laborales que las enfermeras adoran. ¡Algunos de ellos te pondrán un poquito celosilla!

¡Los 10 beneficios laborales más apreciados por las enfermeras!

1. Servicios que te ahorran tiempo. Un gran empleador es el que reconoce lo ocupada que estás realmente. También está muy bien ver como en tu trabajo van un paso más allá. “Tenemos un servicio de conserjería que cambia el aceite de tu coche o te lo lleva a limpiar. Envuelven regalos para los pacientes, organizan el servicio de limpieza en seco y otros muchos servicios para los pacientes, sus familias y la plantilla”, dice la enfermera Elaine Golding.

2. Tiempo libre. No hace falta demasiado para hacer feliz a una enfermera. De hecho, a veces lo mejor es nada en absoluto — que hacer, queremos decir. A la enfermera Yolanda Hodges-Jefferson le encanta tener en su trabajo fines de semana libres alternativos para poder disfrutar de tiempo libre.

3. Relaciones de larga duración. Puede ser un beneficio enorme llegar a un trabajo donde todo el mundo sabe tu nombre. La enfermera Elaine Golding cuenta: “Llevo allí [St. Anthony’s] 15 años. Tengo 58 años y este es el mejor lugar en el que he trabajado. También sabemos conservar a nuestras enfermeras. Toda la gente con la que trabajo lleva aquí desde hace más de 10 años.”

4. Masajes gratuitos. Todas las enfermeras agradecen un buen masaje después de una larga jornada. Las enfermeras de Scripps en San Diego pueden tener uno gratis. Lo explica la enfermera Barbara Roy, “Trabajo en Scripps en San Diego y tienen un mercado de granjeros, masajes gratuitos, descuentos para gimnasios y también yoga gratuito, Zumba y otras clases para hacer ejercicio dentro del edificio.”

5. Buen sueldo. ¡No hace falta decir más!

6. Nunca tener un momento aburrido. Para enfermeras que se sienten atraídas por el ajetreo y las prisas de los quirófanos y los cuidados intensivos — ser enfermera de las fuerzas armadas puede ser el “lugar de trabajo” ideal. Puedes encontrarte en el centro  de la acción cuando hay alguna catástrofe natural, una emergencia civil o una crisis nacional – situaciones donde tus habilidades son esenciales y tu carácter puede marcar la diferencia. Imagínate cuidando de pacientes que son rescatados por aire de zonas azotadas por el desastre o salvar vidas en un hospital de campaña justo después de que haya pasado un huracán — te hace subir la adrenalina, ¿verdad?

7. Entorno agradable. Un lugar de trabajo que contribuya al bienestar mental de una enfermera, fundamental para tener una larga longevidad, puede ser un beneficio muy destacado. La enfermera Sonya Quick señala que estos “extras” especiales, como la aromaterapia (¡pan recién horneado en cada planta!) y las instalaciones para que la plantilla haga ejercicio hacen  que resulte difícil para las enfermeras irse… ¡excepto para retirarse!

8. Ratio bajo enfermera-paciente. No hay nada que cause mayor agotamiento en una enfermera que la sobrecarga de trabajo durante los turnos de noche. Aunque parece que todas las instalaciones deberían tener esta norma, solo existe como un beneficio en ciertos estados y con ciertos convenios.

9. Turnos fijos. Se ha demostrado que los turnos rotativos de las enfermeras son perjudiciales para el cuerpo y pueden resultar peligrosos al aumentar los errores médicos debidos a la fatiga y la falta de sueño reparador. A las enfermeras les encanta trabajar turnos fijos, así están alerta y preparadas para darlo todo en su trabajo.

10. Buena comida. Desde máquinas expendedoras respetuosas con el medio ambiente a mercados de granjeros, algunos centros están ayudando a las enfermeras a escoger opciones nutricionales más beneficiosas y proporcionándoles comida más fresca y sabrosa.

Si pudiéramos encontrar un lugar de trabajo donde fuera posible hacer un descanso para comer — ¡sería un beneficio realmente revolucionario!