Lo Que No Te Enseñan En La Escuela De Enfermería

CÓMO TRATAR AL PACIENTE. Está bien. Este es un atributo del campo de la salud que parece algo insignificante cuando se trata de la atención general. Cuando, de hecho, es uno de los roles más importantes al momento de brindar una atención excepcional a tus pacientes, su recuperación y su capacidad para progresar en su situación actual. E irónicamente, no nos enseñan esto en la escuela de enfermería. Es solo una pequeña parte de tus funciones que dice mucho sobre quién eres.

Soy una enfermera registrada y me enorgullezco de mi forma tratar a los pacientes. Me enorgullece no solo poseer las habilidades y el conocimiento que requiere para CUIDARTE de forma adecuada. Sino también en mi capacidad de CUIDARTE. En mi capacidad para interactuar con mis pacientes, quienes pueden comunicarse y con sus familiares como si fueran los míos o viejas amistades. NO como si fueran solo un objeto, tarea u obstáculo entre mis labores y ponerme al día con mi amiga del trabajo.

A pesar de lo ocupada que puede llegar a estar, todavía tengo tiempo para recordarel principal motivo por el que me convertí en enfermera. Este es poder ayudar a curar a los necesitados con una mano apretada, un oído abierto, una mente empática y un corazón compasivo. Si no he hecho sonreír a alguien o he ayudado a calmar un corazón o una mente preocupados en cada guardia, siento que no he hecho mi trabajo. Incluso cuando se trata de los pacientes más difíciles que son completamente groseros y parece como si no hay nada que puedas hacer para que se sientan felices, sigue intentándolo. No tomes en cuenta los comentarios de las enfermeras que dicen que este y aquel paciente esimposible o que el de la habitación 410 siempre está de mal humor. Contigo puede ser diferente. Tu encanto propio y alegría pueden ser justo lo que ellos necesitan. ¿Quién sabe? Nadie te garantiza que la enfermera anterior lo intentó.

Cualquier persona puede desempeñar una habilidad necesaria o elegirun medicamento, o al menos debería hacerlo si trabaja en este campo.¡Pero también estamos a cargo de los pacientes y sus familiares más allá de los problemas médicos!Siéntete orgullosa de defender tus creencias y tu moral, pero recuerda que la persona en esa cama probablemente se sienta peor que tú. Asegúrate de educar a las nuevas enfermeras, así como a las mayores, sobre la importancia de nunca olvidar que, aunque tiene tareas que completar, los pacientes siguen siendo personas y NO objetos. Personas que, en su mayoría, se encuentran en su peor momento opor lo menosen uno de sus peores días, y estamos aquí para ayudarlos en estas ocasiones.

Así que haznos un favor a mí y a tu paciente y tenlo en cuenta la próxima vez que subas al piso para comenzar tu guardia. ¿Cómo te sentirías si fuera un familiar o un amigo tuyo quien estuviera acostado en esa cama frente a ti? Mantén tu corazón de enfermera fuerte y recuerda que simplemente sabiendo que hacer y siendo capaz de colocar una vía intravenosa no es suficiente. La forma de tratar a tus pacientes es igual de importante. Gracias a todas mis colegas enfermeras y a las que ya han aplicado esto en el cuidado de sus pacientes en cada una de sus guardias. Y para aquellas que no lo han hecho o tienen que entrar al campo, no lo olvides, la forma en que los tratas, aunque no es una habilidad o un medicamento, puede hacer toda la diferencia en la recuperación de tu paciente y en su capacidad para hacerle frente a su condición actual.

La enfermería es mi habilidad. CUIDAR es mi pasión.