Sigue Estos 6 Consejos Para Aprovechar Al Máximo Las Sesiones De Estudio De Farmacología

1. Darle un vistazo al medicamento en una aplicación de farmacología como Medscape

Las aplicaciones de farmacología son recursos fantásticos para los trabajadores de la salud, por lo que, lógicamente, encontrarás la información más importante que como enfermera necesitas conocer sobre el medicamento. Las aplicaciones también son excelentes para resumir la información contenida en tu libro de texto, con el fin de familiarizarte rápidamente con los datos que debes conocer sobre un determinado medicamento. Aprendí que Medscape (¡que es totalmente gratis!) era muy útil para identificar los efectos negativos, las contraindicaciones y las interacciones farmacológicas.

2. Revisa tus notas de clase

Es más que probable que en clases tu profesor resaltara al menos algunas características de los medicamentos que quiere que conozcas. Presta especial atención en clase a los hechos que destaca el profesor y asegúrate de tomar nota para que sepas exactamente lo que es importante que recuerdes.

3. Hojea tu libro de texto

Como de costumbre, tu libro de texto debe ser uno de tus últimos puntos de referencia. Después de revisar la información en la aplicación y tus notas de clase, ve a tu libro de texto para completar las conexiones faltantes. También puedes consultar tu libro de texto de farmacología ATI o el libro de preparación NCLEX en este paso.

4. Crea tu hoja de cálculo

Ahora es el momento de llegar a la carne y las papas de este método de estudio, que se asienta en la creación y el estudio de hojas de cálculo para memorizar los datos sobre los medicamentos. Deberás crear una hoja de cálculo para cada categoría de medicamentos, como fármacos para el dolor, medicamentos para la presión arterial, respiratorios, gastrointestinales, etc. (¡sean cuales sean las categorías que te resulten más adecuadas!)

Prosigue y abre hojas de google, excel u otro software de hoja de cálculo (o simplemente haz tablas) y crea celdas para el nombre del medicamento, acción terapéutica, efectos negativos, contraindicaciones, interacciones entre medicamentos y educación para pacientes. Por supuesto, dependiendo de lo que tu profesor quiera que sepas, ¡podrías agregar u omitir algunas categorías! Utilizando la información que has recopilado de tu aplicación, notas, libros de texto y libros complementarios, agrega datos breves o resúmenes para cada categoría de medicamentos.

El encanto de este método es que estudiar en referencia a una hoja de cálculo cambia tu perspectiva de aprender sobre cada medicamento individualmente a aprender agrupándolos, que es mucho más efectivo. Es mucho más fácil aprender las propiedades de un medicamento cuando comparten varias características con otros fármacos. Cuando identifiques las similitudes entre los medicamentos, continúa y coloréalos en código con el mismo color. ¿Qué pasa si no hay similitudes? Lo contrario es igual de efectivo. Aprender qué medicamentos son polos opuestos también es una excelente manera de fortalecer tu memoria.

¿Qué pasa si no puedes luchar contra el impulso de hacer tarjetas con resúmenes porque eso es lo que hacen los demás? Al menos hazte un favor y haz tus tarjetas en línea usando un servicio como Quizlet. ¿Por qué? Debido a que Quizlet tiene esta impresionante característica de permitirte convertir tus tarjetas en una prueba para que luego puedas evaluar tu conocimiento.

5. Tómate el tiempo para verdaderamente destinar el conocimiento a tu memoria

Pregúntate el porqué de ciertas características del medicamento. Presta atención a cómo el mecanismo de acción es responsable de los efectos terapéuticos y adversos. Por ejemplo, tiene sentido que el albuterol puede causar taquicardia porque el medicamento funciona al estimular los receptores beta del corazón y los pulmones. ¿Cómo se relacionan los efectos adversos con las contraindicaciones, las interacciones entre medicamentos y la educación para pacientes? Todo dato sobre un medicamento está vinculado a otro componente del fármaco. Cuando entiendes el por qué, responder las preguntas sobre los medicamentos se vuelve infinitamente más fácil.

6. ¡Responde todas las preguntas que puedas!

¡Estamos bastante seguros de que sabías que este vendría! Responder preguntas sobre farmacología de estilo NCLEX es verdaderamente una de las mejores maneras de prepararse para tus exámenes. Esto te ayudará a identificar las áreas que necesitan más atención. Además, la mejor forma de aumentar tus calificaciones en tus exámenes es practicar tomando tantas preguntas como te sea posible.

Bonificación: si tus cursos lo permiten, intenta vincular tus estudios de enfermería médico-quirúrgica y farmacología. Hace las cosas mucho más fáciles de entender si puedes aprender cómo funciona un medicamento para tratar una enfermedad mientras aprendes sobre la enfermedad en sí. Una ventaja es que en una sesión de estudio estudiarías dos asignaturas en la mitad del tiempo, y ¿quién no ama un método de ahorro de tiempo en la escuela de enfermería?

Estudiar farmacología realmente no tiene que ser tan difícil como todos dicen que es. Al invertir tiempo en comprender cómo se conectan ciertas características de un medicamento o cómo se relacionan o se diferencian varios fármacos, te estás comprometiendo a comprender el “por qué”. Cuando comprendas verdaderamente el “por qué” no importará si no puedes memorizar el millón de datos sobre un solo medicamento.