Una enfermera de Reino Unido Comete Suicidio Después de Dar un Mal Diagnóstico a unaPaciente

La Muerte Súbita de su Paciente Llevóala Enfermera a Quitarse la Vida

Mariona García Ramon, de 26 años de edad, no se sentía bien cuando ingresó en el Brighton StationWalk-in Center en Brighton, Inglaterra, en abril del año pasado. La joven parecía sana, pero buscó atención médica ya que sufrió falta de aliento y mareo. Ese día, una de las enfermeras del personal, Charlotte Walsh, trató los síntomas de la joven y le diagnosticó ansiedad. Teniendo en cuenta la edad y la condición del paciente, Walsh llegó a la conclusión de que no sufría de una condición potencialmente mortal.

La enfermera Walsh le recomendó que visitara a su médico general para realizar más pruebas. Mariona García Ramon siguió su consejo y vio a la Dra. CathyBurgess en el PavilionSurgery al día siguiente. Después de realizar algunas pruebas adicionales y examinar a la paciente durante casi media hora, Burgressle dio el mismo diagnóstico que la enfermera Walsh: la joven parecía estar sufriendo de ansiedad. Pero sucedía algo mucho más serio y no saltaba a la vista.

Una Trágica Mala Diagnosis

Sólo dos días luego de visitar la clínica ambulatoria, Mariona García Ramon murió de un raro tipo de bloqueo en su corazón, una condición sin precedentes en mujeres de su edad. Las dos personas que la habían tratado no vieron lo que realmente estaba sucediendo con la paciente, creyendo que era una joven relativamente sana y que tenía pocas razones para preocuparse por su corazón.

Por más trágica que pueda parecer esta historia, la enfermera Walsh luchó por afrontar las consecuencias de esta situación. Dejó su puesto en el centro de atención en el Brighton Stationen agosto del año pasado, varios meses después de la muerte de la joven. Apenas tres semanas después, Justin Green, uncompañero de habitación de Walsh, enfermero de Urgencias y Emergencias,salió a trabajar a Londres como cualquier otro día. Pero cuando regresó, descubrió que Walsh se había ahorcado en su propia casa.

Green habló con los reporteros, y dijo que su compañera no estaba acostumbrada a tener tanto tiempo libre luego de dejar su puesto de trabajo en la clínica. Explicó que se suponía que este tiempo sería descanso para Walsh, para que pudiera averiguar qué iba a hacer después. Pese a que Walsh no tenía un historial de depresión o ansiedad, parecía no poder superar lo que había sucedido meses antes, cuando todavía estaba trabajando como enfermera.

Durante la investigación policial inicial, las autoridades encontraron tres notas en el dormitorio de Walsh, incluyendo una dirigida a Justin, una a sus padres y una al forense, lo que sugiere claramente que Walsh tenía la intención de quitarse la vida.

Investigando las Secuelas

Los antiguos empleadores de la clínica ambulatoria donde trabajaba Walsh investigaron el diagnóstico que hizo de la joven, afirmando que Walsh podría haber sido “más abierta de mente” cuando diagnosticó sucondición. Sin embargo, durante la investigación oficial sobre la muerte de la joven, los tres médicos, incluyendo MarjorieGillepsie, antigua jefa de Walsh, declararon que el diagnóstico de Walsh fueconsistente con los síntomas de la paciente. Durante la investigación, un cardiólogo asesor declaró que, basándose en la edad y la salud de la paciente, “habría sido descabellado para Charlotte Walsh determinar que Mariona tenía una afección potencialmente mortal”.

Durante la autopsia, el patólogoasesor, el Dr. Mark Howard declaró que la excelente salud de la joven ocultaba su enfermedad cardíaca. Probablemente su cuerpo se recuperó rápidamente luego de los episodios de falta de aliento producidos por la sangre que volvía a sus pulmones.

Desafortunadamente, Walsh no pudo notar la enfermedad cardíaca de la chica. Si bien parece que otros profesionales de atención médica habrían hecho el mismo diagnóstico si hubieran estado en la posición de Walsh, esto no niega la carga emocional y mental que el mal diagnóstico debe haber tenido en ella. Después de la muerte de Walsh, uno de sus colegas comentó: “Era una de las enfermeras más dedicadas y asumió una gran responsabilidad en lo que imagino que era una vocación”. Una historia trágica que nos recuerda a todos que siempre debemos mirar más de cerca.