5 Sencillos Pasos Hacia Hábitos Alimenticios Más Saludables En El Mes Nacional De La Nutrición

National Nutrition Month - 5 Easy Steps Towards Healthier Eating Habits
Marzo es el Mes Nacional de la Nutrición. Establecido primero por Eat Right, por la Academia de Nutrición y Dietética, el Mes Nacional de la Nutrición es un momento para reflexionar sobre nuestros hábitos alimenticios, y si hemos estado nutriendo nuestros cuerpos de forma correcta – o metiéndonos un par de Pop Tarts en la boca antes de nuestros turnos cada mañana.

Si deseas participar en el Mes Nacional de la Nutrición, y te apasiona comer saludable, ¡bien por ti! Visita la página de Eat Right para obtener recursos útiles, prácticas herramientas de redes sociales y un montón de conocimiento para ayudarte a difundir la información.

Si tienes el tiempo limitado y sientes curiosidad por los pasos simples que puedes seguir durante el mes de marzo para mejorar tus hábitos alimenticios, continúa leyendo – incluso la enfermera más ocupada puede beneficiarse de nuestra lista de 5 sencillos pasos hacia hábitos alimenticios más saludables.

  1. ¡Come esas frutas y vegetales! ¡En Serio!

Las frutas y los vegetales son increíblemente buenos para ti. Están cargados de minerales, vitaminas y nutrientes que necesitas para tener un cuerpo sano. Y esta es la mejor parte – en peso, la mayoría de las frutas y vegetales contienen aproximadamente 4 veces menos calorías que los granos, los almidones y las carnes. Eso significa que puedes comer más – ¿y quién no ama eso?

Puede ser deprimente intentar comer tus 9 porciones diarias recomendadas de frutas y vegetales – pero debes esforzarte al máximo para lograr esa  cifra.

Solo comienza. Come una banana con el desayuno. Lleva una manzana con el almuerzo. Sofríe un poco de repollo en la cena – solo asegúrate de comer una porción de fruta o algunos vegetales en cada comida.

O también, puedes intentar la regla del “50 por ciento”. Mira tú plato cuando estás comiendo y asegúrate de que al menos la mitad del plato esté cubierto de frutas y vegetales – ¡tú eliges! Si es así, es probable que obtengas un montón de deliciosos y nutritivos beneficios vegetarianos – ¡y comienzas a mejorar tu salud!

  1. ¡Derrama esa gaseosa!

Esto puede ser difícil para algunas de ustedes – pero hay pocas cosas que son menos útiles desde el punto de vista nutricional que las gaseosas azucaradas y completamente cargadas. Básicamente son solo agua azucarada, y aumentarán tu índice glucémico, te llenarán de calorías y te dejarán hambrienta.

Piensa en esto – la lata promedio de Coca-Cola tiene 39 gramos de azúcar. Eso es el equivalente a beber 10 cucharaditas de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa directamente de la botella. Las bebidas azucaradas aumentan tu riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, presión arterial alta y una cantidad de otras condiciones.

¿Qué hay de la gaseosa dietética? Bueno, estás de suerte. Si te gusta la Coca-Cola Light, probablemente estés bien – no hay indicios de que el aspartame y otros edulcorantes artificiales aprobados por la FDA sean perjudiciales.

Así que si no puedes dejar de beber gaseosas por completo, al menos considera las ligeras – tu salud (¡y tu cintura!) te lo agradecerán.

  1. Compra Alimentos Mínimamente Procesados

Por regla general, los alimentos procesados son más altos en conservantes y sodio, y más bajos en contenido nutricional saludable como vitaminas y minerales. Comprar alimentos mínimamente procesados tanto como te sea posible te permitirá obtener más valor nutricional por tu dinero.

Por lo tanto, en lugar de comidas preempaquetadas y congeladas, elije frutas frescas, vegetales cocidos al vapor, carnes magras y granos naturales. Ahorrarás dinero y estarás haciendo una mejor elección para tu cuerpo

  1. ¡No te habitués a las meriendas!

Merendar puede ser un gran problema para su salud nutricional. Merendar constantemente significa que siempre estás consumiendo más calorías de las que necesita – y la mayoría de los “tentempiés” están lejos de ser nutricionalmente sanos.

Debes evitar cosas como las papas fritas, pretzels y dulces – estos productos tienen un alto contenido de carbohidratos y azúcares, y hacen poco para satisfacer tu apetito, o sólo te ayudan a controlarte hasta tu próxima comida.

En su lugar, busca alimentos que se digieran lentamente y te brinden un aporte nutricional – opciones como yogur griego bajo en grasa, barras de granola y frutas frescas son una gran alternativa, ya que tienen más fibra y proteína que los “tentempiés” tradicionales.

  1. Consiéntete De Vez En Cuando

No tienes que ser buena todo el tiempo. De hecho, aferrarte muy estrictamente a tu dieta te volvería loca – ¡pensarás todo el día en las rosquillas que quedan en la sala de descanso!

Aquí hay un buen mantra. Toma todo con moderación – ¡incluso la moderación! Esto quiere decir que, si has estado comiendo saludable todo el día y quieres una rebanada de pastel, puedes tenerla. Simplemente conoce tus límites y comprende que te estás consintiendo – no tomando una comida diaria.

Una buena nutrición se trata de formar hábitos. Si has formado hábitos alimenticios sanos y nutritivos, una rebanada de pastel, una rosquilla o una gaseosa no te va a hacer perderlos – así que no dudes en darte el gusto cuando quieras.

¡Sigue Estos Cinco Pasos Hacia Tu Bienestar!

Estos simples pasos son fáciles de seguir incluso para las enfermeras más ocupadas. Al comer tus frutas y vegetales, deshacerte de las gaseosas, comer alimentos no procesados, comer tentempiés con moderación y consentirte en ocasiones, puedes mejorar tu salud y bienestar – ¡y tal vez incluso perder un par de kilos mientras lo haces!

Así que sigue estos pasos, conoce más sobre el Mes Nacional de la Nutrición y tu salud en Eatright.org, y disfruta de los muchos beneficios de una dieta equilibrada, nutritiva y saludable ahora mismo.