El Pensamiento Tridimensional En Enfermería

nurse-to-patient-78617005-600x372

¿Alguna vez has tomado en cuenta tu proceso de pensamiento congénito? ¿Cuál es la profundidad, y el ancho y la altura de tu pensamiento? Examinar tu propia matriz de pensamiento podría ser valioso ya que podría alentarte a utilizar tu cerebro a un nivel más avanzado de lo que estás haciendo actualmente. En este artículo, son teorizados los vértices del proceso del pensamiento desde la perspectiva de una enfermera.

El modelo de pensamiento se basa en las diferentes dimensiones (D) en las que se puede ver una película, por ejemplo, 2D y 3D. Estos se basan intrínsecamente en gráficos dibujados en ejes (por ejemplo, eje x, eje y). Es bastante fácil imaginar una película en 2D. Esto es cuando el gráfico está en los ejes x y y. En otras palabras, el gráfico es plano, pero tiene un ancho y una altura. Dicho simplemente, es nuestra pantalla normal de televisión o computadora. Con ese conocimiento, puedes extender tu imaginación a 1D y 3D. Bien, si 2D tiene 2 ejes, 1D tendrá uno – por lo tanto, solo el eje x. Es como tener un televisor que tiene 30 centímetros de ancho pero no tiene altura y solo proyectará una línea horizontal. ¡Inútil! Luego de 2D existen imágenes en 3D. Las imágenes en 3D tienen tres ejes, el eje x, el eje y y el eje z. Por lo tanto, el gráfico no solo tiene ancho y alto, sino también profundidad.

Considera la explicación anterior en una matriz de pensamiento y aplícala a la enfermería. Podemos pensar en 1D, 2D o 3D.

El pensamiento en 1D en enfermería es aburrido ya que es, bueno, como su nombre lo indica, unidimensional. Las enfermeras que piensan en 1D pueden escuchar a un paciente quejarse de dolor y allí se detienen. Reconocen la queja pero no invierten ningún interés adicional. Es posible que estas pensadoras hayan estudiado la teoría, pero pierden su conocimiento cuando los libros están cerrados. Las pensadoras 1D son peligrosas ya que no aportan ningún beneficio para los pacientes, colegas o la institución de salud. Afortunadamente, no existen muchas enfermeras pensadoras en 1D.

Las pensadoras en 2D son probablemente las más comunes en el campo de la enfermería. Estas enfermeras son aquellas que escuchan las quejas del paciente, quizás realizan alguna investigación (por ejemplo, signos vitales, ECG, etc.) y se detienen allí. Las enfermas pensadoras en 2D incluso podrán mencionar los valores normales para estas investigaciones, pero rara vez los aplican a las condiciones y las situaciones del paciente. Para reflejar potencial, las enfermeras deben extenderse más allá del pensamiento en 2D y convertirse en pensadoras en 3D.

La enfermería es tanto un arte como una ciencia donde la ciencia se caracteriza por habilidades de pensamiento crítico. Para ser una pensadora crítica en enfermería, necesitas ejercitar el pensamiento en 3D. Las enfermeras de pensamiento en 3D no solo establecen un plan de cuidado de enfermería sino que pueden ejecutarlo con éxito. No solo observan anomalías sino que actúan con precisión conforme a su alcance de práctica. Pueden tratar a los pacientes holísticamente de acuerdo a su enfermedad, situaciones sociales y respuestas emocionales.

De forma inmediata, las enfermeras deben examinarse a sí mismas para ver qué tipo de pensadoras de enfermería son. De acuerdo con cada medio, las enfermeras necesitan desarrollar su proceso de pensamiento mediante la educación continua, la participación en la investigación, la consulta minuciosa y la educación entre colegas para brindar atención de calidad al paciente y tener una excelente colaboración interprofesional. ¿En qué dimensión piensas: 1D, 2D o 3D?

Sr. JDV Holtzhuasen: MCur (cum laude), Enfermero Registrado, Accoucheur Registrado. Soy un enfermero joven y apasionado que trabaja en el área de la UCI. Completé mi Maestría en Curaciones en 2017 en North-West University, Sudáfrica. Actualmente, soy enfermero registrado (general, comunitaria, psiquiatra) y Accoucheur (partero).