Falta de Personal: Un Problema de Vida o Muerte

La idea de que existe una relación entre la enfermera y la satisfacción del paciente tiene sentido. Como enfermera, trabajas en turnos más largos que cualquier otro profesional en el planeta. Si trabajas un turno extenso en malas condiciones con demasiados pacientes, es más probable que te equivoques. Y en realidad, ¿quién podría culparte? El desgaste y el agotamiento son dos problemas muy reales para las enfermeras.

Las Enfermeras Cansadas Representan Menos Satisfacción del Paciente

Lo primero que debes hacer cuando alguien se siente demasiado cansado incluyen paciencia y compasión. Un estudio patrocinado por el Instituto Nacional de Investigación de Enfermería de Estados Unidos concluyó que la insatisfacción del paciente es más alta cuando las enfermeras trabajan más de 13 horas en un solo turno. Desafortunadamente, la falta de personal es un problema común en las instituciones médicas. Por lo tanto, es usual que tu empleador te pida que trabajes turnos dobles. Las estadísticas incluso muestran que una enfermera que trabaja más de 10 horas es casi tres veces más propensa a no satisfacer a sus pacientes que una enfermera que trabaja un turno de ocho horas.

Falta de Personal: Un Problema de Vida o Muerte

Uno o dos pacientes infelices porque una enfermera agotada que trabajaba en doble turno no estaba desbordando arcoíris y rayos de sol difícilmente sea el fin del mundo. Desgraciadamente, la falta de personal y la sobrecarga de trabajo en enfermería son un problema mucho más profundo con resultados más graves. Según una investigación de la Universidad de Pensilvania, es un problema de vida o muerte.

La universidad realizó un estudio que involucró el seguimiento de los resultados de 550 hospitales distintos en California, Pensilvania, Nueva Jersey y Florida. De los 550 hospitales, 56 de ellos eran hospitales magnéticos. Los investigadores encuestaron a las enfermeras para recopilar información sobre la satisfacción laboral y el entorno de trabajo. Compararon estos descubrimientos con la tasa de mortalidad de los hospitales. Estadísticamente, los hospitales con enfermeras insatisfechas eran los mismos hospitales que tenían las tasas de mortalidad más elevadas. Así que, debes asegurarte de que tu labor de enfermera les resulte satisfactoria tanto a tí misma como a tus pacientes.

Un Entorno Laboral de Calidad Produce Atención de Calidad

No es secreto que un empleado se desempeña mejor en un ambiente de trabajo de calidad. Cuando la mayoría de la gente considera este concepto, piensan en las personas que trabajan en la comida rápida o en la venta al por menor. Si eres una enfermera que tiene experiencia trabajando en más de una instalación, sabes de primera mano cómo tu ambiente de trabajo influye en la calidad de la atención que brindas. Como enfermera, quieres sentirte importante y cómoda. Quieres saber que tienes una oportunidad de avanzar en tu carrera si aspiras a ir más allá y adquirir más responsabilidades.

Utilizando Tecnología

Los avances tecnológicos pueden ayudar a crear un lugar de trabajo enfocado en los empleados y orientado a la satisfacción de los trabajadores. Tu empleador puede implementar sistemas que permitan programar guardias, intercambiar turnos, desarrollar grupos de apoyo y recopilar datos guiados por el personal. Tu empleador puede recolectar información con estos sistemas para conocer más acerca de qué aspectos de tu entorno de trabajo necesitan mejoras.

La Enfermería Es un Trabajo Difícil

La enfermería no es un paseo por el parque. Formas una conexión con pacientes enfermos; familiares preocupados; y médicos agotados y estresados. Trabajas durante tantas horas que está oscuro afuera tanto cuando vas a trabajar como cuando llegas a casa para dormir cinco o seis horas antes de regresar.

Como enfermera, pasas la mayor parte del día de pie. También levantas cargas pesadas frecuentemente. Aproximadamente el 80 por ciento de todas las enfermeras experimentan dolor en músculos y articulaciones. En algunos casos, la fatiga de la compasión se convierte en un problema. La fatiga de la compasión es un tipo de agotamiento en el que una enfermera cansada deja de preocuparse por la calidad de la atención (tanto personal como profesional). Una vez que una enfermera llega a este punto, es necesario ausentarse del trabajo para recuperarse. Te debes a ti y a tus pacientes hablar con tu empleador antes de alcanzar ese punto. Lo último que quieres hacer es cometer un error evitable que puedas lamentar.

Lo Que Debes Eliminar

Si bien la mayoría de los resultados de estos estudios y estadísticas no son algo que sorprenda demasiado a una enfermera experimentada, sí sirven como confirmación. Si no te cuidas y tu empleador no te apoya, tendrás problemas para desempeñarte al máximo.

Los hospitales y las instituciones médicas tienen buena parte de la responsabilidad de valorar el tiempo y el dinero invertidos en la satisfacción de enfermería. Al final, la satisfacción de enfermería es beneficiosa para todos, para ti, tu empleador, y tus pacientes.