• Agatha Lellis
  • Scrubs
  • 6 years ago

Cómo distinguir a una enfermera en una fiesta en el jardín

Thinkstock | stockbyte

Quizá pienses que es complicado, pero realmente no lo es. Busca a la persona que va rellenando con hielo las bandejas que contienen la ensalada de patata y la ensalada de col. ¿Qué? ¿No has puesto bandejas con hielo debajo de las ensaladeras que contienen comida perecedera con mayonesa? Entonces busca a la persona que está haciendo bandejas con cajas de embalajes y papel de aluminio para después llenarlas con bolsas de hielo.

¿Hay algún caballero bastante normal que está comprobando toda la comida cocinada con un discreto termómetro de carne? Ese es el enfermero. Se está asegurando de que toda la carne tenga una temperatura interna de 72ºC y de que la comida cocinada se mantenga a una temperatura de 55ºC, para de esta manera combatir el crecimiento de las bacterias perjudiciales. Seguramente trabaja en control de infecciones.

¿Qué me dices de ese grupo bajo los árboles, riendo histéricamente y bebiendo como cosacos, que se calla cuando alguien se acerca? A menos que tengas invitados que trabajen para la NSA, estamos seguros de que ese grupo es de enfermeras. También es prácticamente seguro que están discutiendo algo tan nauseabundo que nadie, excepto otra enfermera, se juntaría con ellas en toda la noche.

Si necesitas un protector solar, dilo en voz alta. La persona que saque cuatro tipos diferentes de sus varios bolsillos será una enfermera. No estamos bromeando: una vez fui a una excursión de rafting con otras tres enfermeras. Entre las cuatro teníamos 14 protectores solares diferentes, todos ellos de al menos 30 FPS.

Pregunta quién ha elaborado la deliciosa cazuela de espelta, lentejas, queso bajo en grasa y claras de huevo con extra de col rizada. La persona que levante la mano será o hippie o enfermera. Pregunta por los huevos para distinguirlas: si los huevos vienen de su propio jardín, es hippie. Si están a reventar de omega 3, es una enfermera.

Por último, la manera más fácil de distinguir a una enfermera durante una barbacoa a mediados del verano es accidentándote. No es necesario que hagas algo dramático, como tener dolor en el pecho o casi ahogarte. Simplemente hazte un arañazo en la rodilla o quémate la punta del dedo en el grill. Mientras todos los demás te rodean para solidarizarse contigo, hacer sugerencias y darte tiritas, la enfermera del grupo estará en la otra punta del jardín, silbando suavemente mientras mira al horizonte. Verás, hoy es su día de fiesta.