¿Están recayendo más enfermeras durante la pandemia?

El estrés de trabajar durante la pandemia puede ser abrumador para algunos proveedores de salud. Desde la pérdida de un colega o un ser querido hasta los efectos perdurables del trastorno de estrés postraumático, todos se han visto afectados por la crisis de una forma u otra. Las enfermeras de todo el mundo sufren de agotamiento, depresión y ansiedad, todo lo cual puede aumentar la tasa de abuso de sustancias.

Alrededor del 10% de las enfermeras consumirán drogas o alcohol en algún momento de su carrera. Los estudios sugieren que las enfermeras tienden a beber menos que la población general, pero existe evidencia que sugiere que algunas enfermeras mayores de 35 años beben más que la persona promedio.

Si tú o alguien que conoces han estado utilizándolo alguna sustancia como una forma de hacer frente a la pandemia, no son los únicos.

El riesgo de abuso de sustancias entre las enfermeras

Sabemos que la mayoría de las personas sufren estrés y ansiedad provocados por la pandemia. En una encuesta reciente, el 53% de los adultos en los Estados Unidos informaron que su salud mental se ha visto afectada negativamente debido a la preocupación y el estrés por el coronavirus. Además, el 12% notificó un aumento en el consumo de alcohol y el abuso de drogas.

A finales de abril, el Consejo Estadounidense de Enfermeras informó que “hay pruebas sólidas de que las enfermeras están experimentando niveles de estrés sin precedentes”. El informe continuó expresando que las enfermeras están en “alto riesgo de síndromes de respuesta al estrés en toda regla, ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático, enfermedades crónicas y agotamiento”. También dicen que las enfermeras están lidiando con la falta de cuidado infantil, la reacción violenta de los pacientes y el estrés financiero.

Los estudios muestran que el estrés crónico es uno de los principales impulsores del abuso de sustancias. También se considera un factor de riesgo importante para la adicción.

Además del estrés laboral, la disponibilidad de drogas en el lugar de trabajo puede aumentar la tasa de abuso de sustancias entre las enfermeras. Los estudios han demostrado que es más probable que las enfermeras consuman drogas cuando aumenta el acceso a las sustancias en el sitio de trabajo.

Alrededor del 92% de todas las enfermeras registradas son mujeres, y los estudios sugieren que las mujeres tienden a tener un curso más intenso de adicción una vez que comienzan a consumir drogas. Sin embargo, las mujeres inicialmente toman medicamentos en dosis más bajas que los hombres.

Un aviso alarmante en Texas

Con todo lo que está sucediendo en la industria de las noticias y la salud, las tasas de abuso de alcohol y sustancias parecen haber aumentado entre algunas enfermeras durante la pandemia. Algunas están empezando a hablar sobre cómo la crisis las ha llevado a beber o consumir drogas.

Una enfermera de familia en Texas que desea permanecer en el anonimato habló recientemente sobre sus luchas con la adicción: “Se espera que enfrentemos la muerte y las dificultades en diferentes etapas de la vida y se supone que no debemos sentirn ni ser emocionales, y creo que muchas enfermeras terminan consumiendo para no sentir”.

El uso de drogas puede parecer una alternativa para sobrellevar el dolor, la angustia y la confusión que conlleva vivir la pandemia.

Después de nueve años en el campo de la enfermería, la pandemia la llevó al límite. Finalmente, se inscribió en el Texas Peer Assistance Program for Nurses (Programa de Asistencia Entre Colegas Para Enfermeras de Texas). El grupo está diseñado para ayudar a las enfermeras a encontrar el apoyo y el asesoramiento que necesitan para combatir su adicción sin penalizarlas en el proceso. Es un ambiente seguro donde las enfermeras no tienen que preocuparse por perder sus carreras.

Las personas son referidas al programa por la Junta de Enfermería de Texas o pueden inscribirse voluntariamente. Sin embargo, Dawn Webb, directora del programa, comenta: “Recomendamos encarecidamente la autoremisión porque eso permite que la enfermera siga empleada mientras recibe apoyo”.

El TPANP, que maneja hasta alrededor de 600 casos, realiza pruebas regularmente a los participantes para detectar la presencia de drogas. Luego, los resultados se publican trimestralmente. Al revisar los informes, las tasas de positividad aumentaron drásticamente entre marzo y julio de este año, donde el 7,9% de las pruebas dieron positivo para sustancias adictivas.

Esto podría significar que más enfermeras en Texas están recurriendo a las drogas y el alcohol en medio de la pandemia. El informe muestra que la TPAPN también realizó menos pruebas durante este período en comparación con las anteriores.

Sin embargo, Debb dice que el menor número de pruebas realizadas tiene sentido, considerando la situación. “Tenían órdenes de quedarse en casa, los laboratorios no estaban abiertos, hay enfermeras pueden haber estado expuestas al COVID y enfermeras que trabajan en unidades neonatales y en poblaciones vulnerables; no queremos que vayan a un laboratorio”.

Menos pruebas de drogas pueden crear oportunidades para que las enfermeras sientan que pueden dejarse llevar si hay una buena posibilidad de que no se hagan las pruebas.

Ayudando a las enfermeras necesitadas

Nadie es inmune al abuso de sustancias. Todos deben sentirse cómodos al presentar problemas de adicción, estrés y depresión sin preocuparse por perder sus trabajos en el proceso. Si tú o alguien que conoces están luchando contra la adicción, comunícate con un grupo local de apoyo para enfermeras en tu área.

Debemos trabajar para aumentar el acceso a la consejería en adicciones tal y como lo hace El Consejo Estadounidense de Juntas Estatales de Enfermería. Fomentan el uso de grupos de apoyo para colegas que no sean disciplinarios. En lugar de penalizar a la enfermera, “estos programas le brindan a la enfermera una participación rápida en un programa de rehabilitación o tratamiento y le impiden brindar atención hasta que se pueda establecer y confirmar la seguridad para la práctica”, como se indica en el sitio web oficial de NCSBN.

Puedes visitar el sitio web de NCSBN para obtener más información sobre los beneficios de estos programas.