¿Por qué las enfermeras tenemos que estar al díaen nuestro juego?

Hemos discutido el tema antes: ¿Es la enfermería una profesión o una vocación? Creo que uno de mis puntos principales de por qué la enfermería es una profesión es el requisito de la educación continua. Como enfermeras, estamos obligadas a dedicar muchas horas a la educación continua.

Recuerdo vagamente algunos comentarios debatiendo por qué las Unidades de Educación Continua son buenas o no. Todavía hay enfermeras que piensan que las Unidades de Educación Continuason una pérdida de tiempo.

Por estos motivos creo que no lo son:

Necesitamos estar al día en nuestro juego: el “juego”es el suministrar atención de salud (NO, no considero que mi trabajo sea un juego. Es solo una forma de hablar). Si no te has dado cuenta, el “juego” ha cambiado drásticamente en la última década. Rayos, ¡incluso ha cambiado drásticamente en los últimos 3-5 años!

Utilizamos máquinas y medicamentos que no existían. También estamos tratando a los pacientes por trastornos y enfermedades que son menos conocidas y menos frecuentes, sin mencionar que nuestros pacientes viven mucho, mucho más tiempo.

El puntoes, si has estado cerca de un paciente cardíaco o incluso de un paciente quirúrgico recientemente, es probable que hayas oído hablar de un nuevo medicamento anticoagulante recientemente aprobado por la FDA para el tratamiento de la enfermedad cardíaca no valvular crónica de Fibrilación Auricular. No nombraré el medicamento, pero es un medicamento único que produce el mismo resultado final que los medicamentos anticoagulantes anteriores con un mecanismo de acción muy diferente.

Es el mecanismo de acción de este medicamento lo que cambia nuestro “juego”. Nosotros, como profesionales del cuidado de la salud, necesitamos entender este medicamento. Cómo funciona. Por qué se usa. ¿Por qué es necesario? Porque debemos estar al tanto en emergencias por sobredosis, procedimientos quirúrgicos (antes y después de la operación) y cuando se prescribe el medicamento al momento del alta hospitalaria.

Si no nos mantenemos al día en nuestro “juego”, ¿adivina quién sufre?

Así es, nuestros maravillosos pacientes.

¿Quién piensa que las Unidades de Educación Continua son una pérdida de tiempo?