¿Qué es el “Hotspotting” del paciente y como puede reducir el precio de la atención?

“Hotspotting” se ha convertido en una palabra de moda en el ámbito de la atención médica últimamente, ya que los proveedores continúan buscando formas de mejorar la calidad de los servicios que reciben los pacientes. Al igual que una empresa local se dirigiría a los clientes del vecindario, hotspotting se refiere a los proveedores de atención médica que tratan a sus pacientes de mayor riesgo para elevar su calidad de atención.

La idea es que el hotspotting (punto de acceso) permitirá a los proveedores diagnosticar y tratar afecciones previamente y participar en seguimientos más estables, mejorando en última instancia la salud de los pacientes y reduciendo los costos. Las personas que pertenecen a estos grupos específicos (“puntos críticos”) son aquellas que requieren más atención médica que el paciente promedio.

Sin embargo, un estudio reciente del Instituto de Tecnología de Massachusetts muestra que el hotspotting puede no ser tan efectivo cuando se trata de reducir el precio de la atención como esperaban los proveedores. Descubre cómo funciona y si beneficiará tu práctica y a tus pacientes.

¿Qué es el Hotspotting del paciente?

Cuantos más datos recopiles sobre tus pacientes, mejor podrás anticipar sus futuras necesidades de atención médica. Al menos, esa es la idea principal detrás del hotspotting de pacientes. Utilizando el software de un proveedor externo, podrías emplear los datos de tus pacientes para enfocarte en pacientes de alto riesgo.

Por lo general, denominados “superutilizadores”, estos pacientes tienden a utilizar más servicios de atención médica que otros. Aunque este grupo de personas representa solo alrededor del 5% de los pacientes en los Estados Unidos, por lo general, representan aproximadamente la mitad de los costos de atención médica de ese país. Pueden ser ancianos, tener menos dinero, sufrir una o varias afecciones crónicas o enfrentar otros problemas de salud, como adicción, abuso de sustancias, mala alimentación y falta de actividad física.

Al dirigirse a los pacientes más enfermos o en mayor riesgo en la comunidad, tú y tus colegas pueden hacer todo lo posible para mejorar la rehabilitación, limitar futuras emergencias y reducir las tasas de reingreso para estos pacientes. Las estrategias de moderación de riesgos pueden incluir:

  • Comunicación constante entre el paciente y el proveedor con servicios como telesalud o monitoreo remoto del paciente
  • Visitas de atención domiciliaria
  • Servicios preventivos de salud
  • Mayor coordinación con otros proveedores de atención médica del paciente
  • Mejor acceso a servicios sociales no médicos, como vivienda, educación, asesoramiento y salud mental, servicios para adicciones y apoyo emocional.

¿Realmente funciona?

Por muy prometedora que parezca esta idea, el hotspotting de pacientes puede no ser todo lo que parece. Un estudio reciente del MIT prácticamente no muestra ninguna diferencia perceptible entre los pacientes que fueron seleccionados y los que no. El estudio se completó en cooperación con la Camden Coalition of Healthcare Providers (Coalición de Proveedores de Salud Camden), uno de los programas de conexión de pacientes más grandes de los Estados Unidos.

Los investigadores estudiaron a 800 pacientes inscritos actualmente en el programa. Estos pacientes habían sido ingresados ​​en un hospital en los últimos seis meses al momento del estudio. También vivían con al menos dos afecciones crónicas, entre otros problemas de salud.

La mitad de los pacientes fueron colocados en un grupo que utilizaba los servicios de puntos críticos del programa, y ​​la otra mitad pertenecía a un grupo de control que no participó en el programa. El programa de hotspotting de Camden incluye visitas de atención médica a domicilio, mayor comunicación con el paciente y servicios de monitoreo médico.

Al final del estudio, los investigadores encontraron que la tasa de reingreso hospitalario de 180 días fue del 62.3% para las personas en el programa y del 61.7% para aquellos fuera del programa. Diversas estadísticas, que incluyen la duración promedio de la estadía del paciente, el total de días que pasaron ​​en el hospital, así como las estadísticas financieras, fueron similares entre los dos grupos.

Con base en estos resultados, los hotspotting de los pacientes pueden dejar que desear cuando se trata de reducir el precio de la atención. El programa Camden hizo poco para reducir las tasas de reingreso hospitalario.

Puede haber varios factores para explicar esto. Es probable que los superutilizadores continúen utilizando los servicios médicos, independientemente de si están siendo seleccionados por los proveedores locales de atención médica. Las visitas de atención médica domiciliaria y una mayor comunicación con el paciente solo pueden hacer una parte para reducir las tasas de readmisión.

Además, algunos pacientes de alto riesgo pueden usar naturalmente menos servicios de salud a medida que pasa el tiempo. Por ejemplo, si alguien necesita mucha atención médica, probablemente necesitará menos en el futuro mientras se recupera de su enfermedad, cirugía o afección.

Recomendaciones finales

El hotspotting de los pacientes puede generar más problemas de lo que realmente mejora, pero mantenerte en contacto con tus pacientes, particularmente con aquellos con múltiples afecciones crónicas, siempre es una buena idea. Comunícate con algunos de tus pacientes más enfermos para asegurarte de que estén recibiendo el apoyo que necesitan. Utiliza la monitorización remota de pacientes para vigilar a los pacientes de alto riesgo y a aquellos que se recuperan de cirugías.

Habla con algunos de tus “superutilizadores” y verifica si necesitan apoyo adicional de la comunidad, como vivienda gratuita o de bajo costo, atención médica mental, artículos gratuitos de higiene y cuidado personal, tratamiento de adicciones y otros servicios no médicos.

Ten en cuenta estas ideas para brindar atención médica de primera calidad a quienes confían en ti, independientemente de si invierten o no en hotspotting de pacientes.