Coronavirus 101: Protegiéndose de la infección

El coronavirus se está extendiendo rápidamente por toda China continental, habiendo infectado a más de 31.000 personas en la región. Actualmente existen al menos 12 casos confirmados del virus en los Estados Unidos, con más de cien pacientes aún en cuarentena recibiendo pruebas. Tanto los Estados Unidos como la Organización Mundial de la Salud han declarado la situación como una emergencia sanitaria mundial; sin embargo, los expertos creen que la amenaza para el público en general aún es baja.

El virus parece haberse originado en un mercado al aire libre en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei en China central. Las personas que regresen a su país y hayan visitado recientemente el área, serán sujetas a una cuarentena obligatoria de hasta 14 días para asegurarse de que no estén infectadas antes de ser liberadas.

A pesar de estas precauciones, es importante mantenerse informado como proveedor de atención médica, para no exponerse a infecciones. La situación actual está cambiando rápidamente, así que asegúrate de buscar actualizaciones del caso mientras surge nueva información.

Lo que sabemos sobre el coronavirus hasta ahora

Los coronavirus constituyen una gran familia de virus que produce enfermedades, como el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS por sus siglas en ingles) y los Síndromes Respiratorios de Oriente Medio (MER por sus siglas en ingles). Estos tipos de virus son típicamente zoonóticos, lo que significa que pasan de animales a humanos. Sin embargo, recientemente se registró el primer caso de transmisión de persona a persona en los Estados Unidos.

Los científicos creen que el virus se transmite de persona a persona a través de gotitas respiratorias. Si una persona infectada estornuda o tose a menos de seis pies de otra, estas gotas pueden entrar fácilmente en la boca, nariz u ojos de la persona no infectada. No está claro si el individuo puede contraer la enfermedad al tener contacto con superficies infectadas y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Los profesionales de la salud ya están trabajando en una vacuna con ensayos clínicos programados para el mes de abril. Sin embargo, podría tomar hasta un año que dicha vacuna esté disponible para el público.

Cómo Protegerse de la Infección

  • Mantén tu distancia

Según los expertos, la mejor forma de protegerse de la infección es evitando el contacto con quienes pueden tener el virus. Mantén al menos tres pies de distancia con otras personas.

  • Higiene personal

Asegúrate de lavarte las manos con frecuencia durante todo el día. Siempre debes lavarse las manos después de ir al baño, antes de comer y después de sonarte la nariz, toser o estornudar.

  • Respiradores y mascarillas

Las máscaras quirúrgicas solo pueden prevenir nuevas infecciones hasta cierto punto. Cubrirte la cara y la boca puede ayudar a retrasar la propagación del virus, pero deben utilizarse junto con otras medidas preventivas, como una buena higiene y mantener la distancia con los pacientes infectados.

La OMS sugiere evitar el uso de máscaras quirúrgicas y respiradores a menos que sea absolutamente necesario, de lo contrario, puedes quedarse sin estos suministros vitales cuando más los necesites. Solo necesitas usar una máscara facial si muestras síntomas o si estás cuidando a una persona que pueda tener el virus.

  • Guantes

El virus puede propagarse a través de superficies infectadas, por lo que es mejor emplear guantes cuando se trata directamente con quienes pueden tener la enfermedad. Sin embargo, los guantes quirúrgicos no deben usarse como un reemplazo del levado de manos.

  • Cuidado con los síntomas

Ten en cuenta los síntomas del virus, como fiebre, tos y falta de aire. En casos severos, también puede provocar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte.

Si alguien tiene estos síntomas y ha visitado China en los últimos 14 días o conoces a alguien que los tenga, anímalos a buscar atención médica inmediata en un hospital o clínica cercanos. Deben comunicarse con anticipación para notificarles que pueden tener el virus, para que la instalación pueda ponerla en cuarentena. También debe evitar el contacto con otras personas, cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser, y lavarse las manos con frecuencia para evitar la propagación de la infección.

Es probable que tus pacientes también tengan preguntas sobre el virus, incluso si no están en riesgo. A medida que la situación continúa evolucionando, mantente al dia visitando el sitio web del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, para que siempre tengas acceso a la información más reciente cuando trates a tus pacientes.