Trabajando todo el día: Lo que le sucede a tu cuerpo a medida que pasan las horas

Si trabajas como enfermera, probablemente estés muy familiarizada con largos turnos de trabajo. Las enfermeras suelen trabajar en guardias que pueden durar entre 8 y 12 horas. Si bien muchas enfermeras tienden a cumplir un horario semanal de 40 horas, las noches largas, las emergencias y los cambios de turno pueden llevar fácilmente ese número a 55 horas a la semana o más. Pero, ¿qué efecto tiene todo ese tiempo extra en el piso sobre tu salud física y mental?

Descubre cómo trabajar turnos largos y demasiadas horas extras pueden afectar tu cuerpo.

Los peligros de sentarse

No todas las enfermeras trabajan caminando a atender a sus pacientes. Algunos trabajadores de la salud se sientan detrás de escritorios la mayor parte del día organizando registros, actualizando archivos y respondiendo correos electrónicos. La mala noticia es que sentarse durante demasiado tiempo puede ser tan malo para tu salud como fumar.

Según un estudio de 2017 de Annals of Internal Medicine, sentarse durante largos períodos de tiempo puede provocar una serie de resultados negativos para la salud. Los investigadores utilizaron dispositivos colocados en la cadera para analizar los niveles de inactividad entre casi 8.000 adultos trabajadores mayores de 45 años. Los resultados mostraron que aquellos que se sientan por más de 13 horas al día tenían el doble de probabilidades de morir prematuramente que aquellos que estuvieron activos durante 11.5 horas. Si estás pensando en instalarte ante Netflix durante otros 90 minutos o quedarte hasta tarde para responder algunos correos electrónicos adicionales, ese periodo que permanezcas sentada podría pasarte factura.

Estar sentada durante largo tiempo también puede aumentar tu riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, trombosis venosa profunda y síndrome metabólico. Cuando nos sentamos, nuestros músculos más grandes están completamente relajados, lo que significa que absorben menos glucosa de la sangre. Sentarse también puede aumentar tu sensación de dolor al endurecer tus articulaciones y músculos. Es mejor moverse entre cada 30 minutos o cada hora, para que puedas estirar los músculos. Intenta hacer algunos saltos en tu oficina, caminar hasta el final del pasillo y regresar, o simplemente trotar en el mismo lugar para que la sangre fluya.

Más de 40

Trabajar horas extras puede ayudar a tu cuenta bancaria, pero no a tu salud general. Un estudio reciente publicado en European Heart Journal sobre más de 85.000 trabajadores en todo el Reino Unido, Dinamarca, Suecia y Finlandia muestra que trabajar horas extras conlleva varios riesgos. Aquellos que trabajaron más de 55 horas a la semana tenían aproximadamente un 40% más de probabilidades de desarrollar fibrilación auricular en los siguientes 10 años que aquellos que trabajaron entre 35 y 40 horas por semana.

Los estudios también sugieren que trabajar horas extras puede aumentar el riesgo de lesiones en el lugar de trabajo debido a la fatiga. También aumenta tus posibilidades de ser diagnosticada con enfermedades crónicas en el futuro, como enfermedades cardíacas y pulmonares, cáncer, diabetes y artritis. Trabajar demasiado también puede incrementar el estrés y empeorar los síntomas de depresión y ansiedad.

Cuando llegues a casa después de un largo día en la oficina, probablemente estés demasiado cansada para cocinar una comida deliciosa. Trabajar horas extras a menudo produce hábitos alimenticios poco saludables, que incluyen alimentos congelados y procesados ​​ comida rápida y otros alimentos chatarra en exceso, que son perjudiciales para tu salud. También puedes tener problemas para dormir si trabajas horas extras continuamente.

Si eliges una guardia adicional una que otra vez, probablemente no deberías estar demasiado preocupada. Sin embargo, trabajar constantemente durante más de 40 horas a la semana puede ser un peligro para tu salud, por lo tanto, intenta reducir tu tiempo en el trabajo tanto como sea posible si trabajas horas extras con frecuencia.

¿Vale la pena el tiempo extra?

Si bien ganar algo de dinero adicional puede ser excelente a corto plazo, tomar todos esos turnos extra puede afectarte más adelante. Si sientes que tienes que trabajar más de 40 horas a la semana para cumplir con tu trabajo, podría ser el momento de buscar empleo en otra instalación. Habla con tu gerente y encuentra formas de reducir tu carga laboral. Si sigues trabajando más de 40 horas a la semana, busca tiempo para relajarse, planifica tu tiempo libre y consulta a tu médico regularmente.

Teniendo en cuenta la naturaleza de la industria médica todos deben ser conscientes de los efectos que tiene sobre la salud el trabajar demasiado. Como enfermeras, habitualmente se nos pide que nos quedemos hasta tarde y que abordemos todo tipo de emergencias cuando menos lo esperamos. Pero eso no significa que debas descuidar tu salud. Intenta comer sano al final de un largo día, descansa lo suficiente y mantente hidratada.

También puedes pasar esta información a tus pacientes. Si algunos de tus pacientes sufren de depresión, obesidad, ansiedad, rigidez muscular, dolor crónico o problemas para dormir, háblales sobre los peligros de trabajar demasiado y aliéntalos a tomarse un día libre.

Trata tu cuerpo con cuidado y encuentra formas de reducir tu trabajo, para que puedas vivir una vida larga y saludable.