Nursing Blogs

¿Usó un hospital la pandemia de COVID-19 como excusa para despedir a una enfermera embarazada?

0

No siempre es fácil tomarse descanso del trabajo cuando eres enfermera, especialmente en medio de una pandemia. La enfermera anestesista Maria DiMattio solicitó la licencia por maternidad a principios de marzo de 2020, pero a mediados de abril, el hospital le informó que estaba siendo despedida permanentemente debido a la pandemia de COVID-19.

DiMattio afirma que el hospital violó sus derechos civiles y utilizó la pandemia como pretexto para deshacerse de ella. Recientemente presentó una demanda federal por discriminación contra la instalación, pero aún no está claro si la ley está de su lado.

Defendiendo su derecho al empleo

DiMattio usó la Ley de Licencia Médica Familiar para tomar la licencia parental del Centro Médico Regional DuBois de Penn Highlands Healthcare justo antes de que iniciara la cuarentena en Estados Unidos el año pasado. Unas semanas más tarde, ella y varias de sus colegas fueron despedidas. Ella afirma que la instalación mantuvo a enfermeros menos calificados en el personal y les pagó más por hora para reemplazarla temporalmente en el piso hasta que pudieran encontrar un reemplazo permanente con habilidades similares.

La demanda establece: “La demandante cree y afirma que la supuesta razón de su despido es completamente un pretexto y que realmente fue despedida debido a su género, embarazo y/o uso de la licencia protegida bajo la FMLA”.

La FMLA otorga 12 semanas laborales de licencia a las madres que dan a luz y a las que cuidan a un recién nacido hasta un año después del nacimiento. También se aplica a las personas que cuidan a niños de crianza, un cónyuge, un padre y aquellos que padecen una condición de salud grave.

DiMattio cree que el hospital violó sus derechos bajo la FMLA y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de los Estados Unidos, que prohíbe la discriminación laboral por motivos de raza, religión, sexo y nacionalidad.

¿Es un caso de discriminación?

Como CRNA con experiencia, DiMattio dice que ha estado trabajando en el DuBois Regional Medical Center desde 2016 y ha recibido críticas de desempeño positivas.

Sin embargo, declara que experimentó discriminación de género en el trabajo, incluyendo un momento en el que un supervisor masculino le dijo antes de su primer día de trabajo que tenía “dos perras” en su departamento, refiriéndose también a otra mujer CRNA que finalmente fue despedida.

Ella explica que sus supervisores eran todos hombres y aplicaron políticas selectivamente, eligiendo castigar a las trabajadoras sobre sus colegas masculinos. Ella también afirma que la instalación dio un trato preferencial a los enfermeros cuando se trataba de programar horas extras.

Cuando se enteró por primera vez de que estaba embarazada en agosto de 2019, les dijo a sus supervisores que se tomaría 12 semanas libres del trabajo cuando naciera su hijo. Su partida estaba programada para el 6 de marzo de 2020, solo unos días antes de que Estados Unidos entrara en cuarentena.

El 15 de abril, recursos humanos le informó que estaba siendo despedida debido a la pandemia; pronto se dio cuenta de que los despidos parecían afectar de manera desproporcionada a sus colegas femeninas.

“Hubo un total de cuatro CRNA (incluida DiMattio) que fueron despedidas permanentemente en la misma fecha o alrededor de esa fecha”, se lee en la denuncia. “Mientras que otras personas que fueron suspendidas durante este tiempo, fueron despedidas (según información y creencia). Los cuatro CRNA que fueron despedidos permanentemente el 15 de abril de 2020 o alrededor de esa fecha eran mujeres”.

Las cuatro CRNA que fueron despedidas tenían más experiencia y antigüedad que quienes se quedaron en el trabajo, alega la demanda. DiMattio señala el hecho de que el hospital le dio una razón diferente para despedirla cuando presentó una queja ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos, como una prueba más de que la pandemia era solo un pretexto para deshacerse de ella. Según los informes, la instalación le dijo a la comisión que despidieron a DiMattio porque les dijo en agosto de 2019 que estaba aceptando un trabajo en Pittsburgh.

La demanda señala: “La demandante (DiMattio) simplemente preguntó en octubre de 2019 o alrededor de esa fecha si tendría que regresar de la licencia por maternidad por un período de tiempo específico, ya que estaba considerando mudarse a Pittsburgh. La demandante nunca presentó una carta de renuncia ni confirmó a nadie que se mudaría a Pittsburgh o que había aceptado un trabajo allí”.

El hospital declaro que no hablaría sobre esos asuntos legales pendientes, pero agregó: “Nuestra principal prioridad son y siempre serán nuestros empleados, socios médicos y nuestros pacientes”.

La denuncia aún no tiene asignado un número de caso único, de acuerdo al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Pensilvania, y DiMattio no dará marcha atrás en el corto plazo. ¿Conoces algún caso similar?

Scrubs

La sífilis está regresando: El impactante repunte de una enfermedad que alguna vez estuvo casi extinta

Previous article

¿Puede una foto viral de un sándwich de queso costear un trasplante de riñón?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *