• Scrubs Editor
  • 4 years ago

10 Consejos de un enfermero para no enfermar

Shutterstock | Photographee.euShutterstock | Photographee.eu

El personal de enfermería siempre está en temporada de “enfermar”. Pasamos la mayoría del tiempo en el interior. Pasamos la mayoría del tiempo hombro con hombro con nuestros compañeros humanos. Creamos un ambiente perfecto para esos enemigos mortales maravillosamente microscópicos que son los responsables del inicio de las enfermedades.

Estoy seguro de que estamos un poco hartos de oír consejos para evitar los resfriados comunes (y no tan comunes) pero, ¿por qué no volvemos a repasarlos? Al fin y al cabo, la repetición es la madre del aprendizaje, ¿no?

1. Lávate las manos

Esto no deja de sorprenderme. Para el personal de enfermería esto significa lavarse las manos obsesivamente también fuera del trabajo. No reserves las manos limpias solo para cuando trabajas.

2. Viste adecuadamente

Que tu coche esté aparcado en un garaje cubierto NO significa que no tengas que llevar la ropa exterior adecuada. No sé cuantas veces veo a compañeros de trabajo caminando “rápidamente” desde su coche sin apenas ropa de abrigo. Y señoritas, ¡poneos algo en la cabeza!

3. Duerme

Ese maravilloso sistema inmunológico que tienes no te servirá de mucho si no descansas debidamente. Un sistema inmunológico privado de descanso no te sirve de nada.

4. Ayuda a tu sistema inmunológico

Esta es una manera astuta de recordarte que debes tomar decisiones buenas para tu salud. No creo que sea necesario explicarte lo que hacen con tu sistema inmunológico el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, ¿verdad? Eso también va por lo de comer alimentos cocinados debidamente, etc.

5. Está bien estar cerca de gente enferma

De hecho, ¡es obligatorio! ¿Cómo va tu sistema inmunológico a reconocer, luchar y desarrollar inmunidad contra los malos bichos de ahí afuera si no lo expones a ellos? Deja de evitar a todo aquel que parece, suena o dice estar enfermo.

6. ¡No vayas a trabajar enfermo!

Esto es muy duro para mis compañeros de enfermería. No hay nada beneficioso en ir al trabajo enfermo. Te hará sentir peor y ponerte peor. Quédate en casa. Duerme lo necesario tal y como he dicho anteriormente.

7. Llama al médico cuando sea necesario

La resistencia al antibiótico no es un mito. No llames a tu médico de cabecera porque tienes moqueo nasal. Esto también vale para el otro extremo. No esperes 10 días con resfriado para llamar al médico cuando no tienes ni energía, ni puedes hablar.

8. Deja de tomar atajos – medicamentos sin receta

La lista es interminable. Vitamina C, B12, D, E (escoge una letra del abecedario), equinácea, ginkgo biloba, saúco, zinc, etc. Deja de buscar la luz en un frasco… no existe.

9. Recógete el pelo

Que no puedas ver los gérmenes no significa que no estén ahí. ¡Recogeros el pelo chicas y chicos!

10. No te toques la cara

La mayoría de enfermedades contagiosas se transmiten al tocarse los ojos, la boca o la nariz con las manos y los dedos sucios. No quiero rayaros pero ¡lavaros las manos tantas veces como sea humanamente posible!

¿Me he dejado algún consejo importante? ¿Tienes alguno que añadir?