14 Usos Sorprendentes Para Las Almohadillas Con Alcohol

14 Surprising New Uses for Alcohol Pads -- Nurse Approved!
Como enfermeras, terminamos acumulando montones de esas pequeñas almohadillas con alcohol. Estas pequeñas y prácticas almohadillas de desinfección sirven para mucho más que limpiar las heridas y los lugares de inyección, tienen una gran variedad de usos domésticos que probablemente todavía ni has imaginado. Las almohadillas con alcohol isopropílico son una forma super útil para limpiar y desinfectar muchas superficies domésticas. La única cosa que no puedes hacer es emborracharte con ellas, no son tan toxicas como el metanol o el etilenglicol pero sin duda no son consumibles como el etanol.

Éstos son algunos de los nuevos usos más interesantes de las almohadillas con alcohol que hemos encontrado.

1) ¿Escribes cosas en tus manos? Quítalas con las almohadillas con alcohol.

Las enfermeras escriben gran cantidad de cosas cada día. Cuando no puedes encontrar tu bloc de notas, en ocasiones la segunda mejor opción es la parte de atrás de tu mano. A la tinta de bolígrafo y el marcador permanente no les gusta salir de tu piel, pero las almohadillas con alcohol pueden quitar esas manchas de bolígrafo de forma más eficaz que el jabón y el agua.

2) Limpiar la sangre.

Si tienes algunas gotas de sangre en un dedo pinchado o por cortada con papel, el alcohol la quita directamente sin manchar. Sus propiedades disolventes también pueden evitar que la sangre se pegue a la tela, lo que la hará desaparecer más fácilmente al lavarla.

3) Ayudar a los pacientes con náuseas.

La náusea es un síntoma bastante común con un diferencial bastante amplio, y nos encontramos con pacientes que sufren de náuseas todo el tiempo. Algunas de nosotras hemos tenido nuestra dosis de vomito salpicado sobre nosotras. Si tu paciente se queja de náuseas, puedes ayudarlo colocando una almohadilla con alcohol sobre el puente de su nariz. Nadie está muy seguro de por qué funciona, pero muchas enfermeras lo garantizan.

4) Quitar spray para el cabello del espejo.

Si sigues utilizando spray para el cabello y otros productos de belleza en tu espejo en casa, las almohadillas con alcohol pueden limpiarlo.

5) Limpiar tus persianas venecianas.

Las persianas venecianas acumulan polvo casi tan pronto como las limpias, lo que puede ser frustrante. Las almohadillas con alcohol pueden ayudarte a limpiarlas, quitando el polvo y la decoloración de los listones. Sólo envuelve unas cuantas almohadillas con alcohol alrededor de una pequeña espátula u otra herramienta plana, asegurándolas con alguna cinta o una goma. Ahora tienes una varita mágica que hace que el polvo desaparezca de tus persianas.

6) Limpiar superficies del hogar como mostradores y lavaderos.

Si estás harta de las soluciones de limpieza común, o tu mostrador tiene manchas difíciles de sacar, intenta usar algunas almohadillas con alcohol. Son ideales para limpiar las superficies no porosas del hogar, y también matan las bacterias más comunes que pueden estar presentes.

7) Limpiar superficies compartidas en el trabajo.

Cosas como teléfonos, escritorios y manijas de grifería en el trabajo pueden ser un refugio para gérmenes repugnantes. Puedes usar almohadillas con alcohol para limpiarlos, siempre y cuando las superficies estén hechas de un material que pueda soportar el alcohol. (Puede quitar el acabado de la madera.) Esto podría ayudar a reducir la propagación accidental de gérmenes y bacterias, lo cual es un problema serio en un entorno de atención médica.

8) Limpiar el teléfono.

¿Está su smartphone un poco sucio? Puedes limpiarlo con seguridad con una almohadilla con alcohol del trabajo, quitándole las huellas dactilares y la suciedad de la pantalla y la carcasa.

9) Quitar las garrapatas.

Si una de tus mascotas tiene garrapatas, o has cogido una en un viaje de campamento de fin de semana, las almohadillas con alcohol pueden ayudar a sacarlas. Frotando el insecto con una almohadilla con alcohol hará que suelte su agarre, por lo que simplemente podrás quitarlo.

10) Esterilizar termómetros.

En casa, los gérmenes llegan a tus termómetros digitales. Utiliza una almohadilla con alcohol para sanear la punta, especialmente si compartes tu casa con un esposo, hijos o compañeros de habitación.

11) Prevenir el pie de atleta.

Limpiar tus pies diariamente con alcohol puede ayudarte a matar hongos y evitar que desarrolles un caso de pie de atleta.

12) Dejar de rascar las picaduras de mosquitos.

Los mosquitos se dispersan en el verano, y si sales, puedes terminar cubierta de picaduras. Frotarlas con una almohadilla con alcohol en realidad puede ayudarte a aliviar la picazón, lo que te evita rascarlas y empeorarlas.

13) Limpiar el acero inoxidable.

Las almohadillas con alcohol pueden quitar huellas dactilares y manchas de cualquier cosa hecha de acero inoxidable.

14) Quitar los olores de tus manos.

Limpiar tus manos con una almohadilla con alcohol puede eliminar los olores persistentes después de manipular sustancias malolientes.

Las Almohadilla con Alcohol son Increíblemente Versátiles

Las almohadillas con alcohol son antibacterianas y pueden actuar como disolvente, quitando las manchas y los olores persistentes. Estas almohadillas increíblemente versátiles tienen una tonelada de usos sorprendentes.