5 Resoluciones de año nuevo para enfermeras

Ahora que el 2019 llegó a su fin, es hora de comenzar a centrar tu atención en el 2020. No es solo el final del año, sino también el fin de la década, la oportunidad perfecta para pulsar el botón de reinicio. La enfermería puede ser un área de trabajo difícil. Estás constantemente en movimiento, trabajando largas horas y lidiando con todo tipo de situaciones estresantes. Si tienes problemas para mantenerte al día con las exigencias del trabajo, establecer las resoluciones correctas de Año Nuevo puede ayudarte a alcanzar tus objetivos en el trabajo y en tu vida personal. Ten en cuenta estas resoluciones mientras empieza el 2020.

Haciendo tiempo para el autocuidado

Según un estudio reciente publicado en Nursing Research and Practice, alrededor del 92% de las enfermeras registradas experimentan niveles de moderados a altos de estrés en el trabajo. Esto puede provocar un consumo excesivo de alcohol, abuso de sustancias, mala alimentación, menos ejercicio y sueño deficiente. Trabajar como enfermera puede afectar tu salud y estado de ánimo en general.

  • 78% de los encuestados dormían menos de ocho horas cada noche.
  • 69% de los encuestados notificaron que no hacían ejercicio regularmente.
  • 22% de los encuestados fueron considerados bebedores compulsivos.
  • 70% de los encuestados expresaron que “a veces” o “cada vez” comen más comida chatarra de lo habitual para lidiar con el estrés laboral.
  • El 63% dijo que “a veces” o “cada vez” comen más alimentos de lo habitual como mecanismo de ayuda.

Si las presiones del trabajo te están desgastando, comienza 2020 con el pie derecho. Haz tu mejor esfuerzo para dormir ocho horas diarias. Apaga el televisor y guarda tu teléfono para mejorar la calidad de tu sueño. Beber demasiado alcohol también puede reducir la calidad de tu sueño. Si bien el alcohol y la comida chatarra pueden ayudarte a sentirse mejor a corto plazo, también pueden afectar tu capacidad para lidiar con el estrés a largo plazo. Encuentra otras formas de lidiar con tu estrés, como salir a caminar, hablar con amigos y familiares o leer un buen libro.

Hacer preguntas

Nunca debes dejar de aprender como enfermera. Incluso si eres uno de los miembros más importantes de tu equipo, siempre hay más que aprender sobre la atención médica y el cuidado de los pacientes. A medida que la naturaleza de la atención médica continúa evolucionando, puedes ampliar tu conocimiento haciendo las preguntas correctas en el lugar de trabajo.

Si deseas obtener más información sobre un determinado procedimiento o enfermedad, no tengas miedo de preguntarle al médico o a uno de tus colegas. Es fácil ser autocomplaciente como enfermera, especialmente si has estado trabajando en la misma instalación durante años. Pero ampliar tus conocimientos te ayudará a atender mejor a tus pacientes y al resto de tu equipo.

Aprovechando mejor el tiempo

Como enfermera, tienes muchas distracciones con las que lidiar. Ya sea que a uno de tus colegas le guste hablar demasiado, tengas un paciente especialmente necesitado o tareas administrativas que te quiten demasiado tiempo, ser una excelente enfermera significa aprovechar al máximo tu tiempo.

A medida que comienza 2020, piensa en cómo tiendes a pasar tu tiempo en el lugar de trabajo. Intenta evitar a esos colegas a quienes les gusta criticar. Se firme con los pacientes si sientes que están ocupando demasiado de tu tiempo. Cuando estás en medio de un turno de 12 horas, debes ser proactiva con tu tiempo, para que no termines desperdiciando grandes partes de tu día.

Adopta la delegación

Hablando de gestión del tiempo, delegar ciertas tareas a algunos de tus colegas puede ayudarte a hacer más con menos esfuerzo. Si recién estás comenzando en el campo, puedes dudar en decirles a algunos de tus colegas qué hacer, pero delegar es una parte importante de cualquier profesión. Si necesitas ayuda, no tengas miedo de pedirla.

Diles a tus colegas lo que necesitas, para que no tengas que hacer todo por tu cuenta, especialmente si algunos de tus compañeros de equipo tienen tiempo libre. Cuidar a los pacientes debe ser un esfuerzo grupal. Puedes devolver el favor ayudando a tus colegas cuando lo necesiten.

Administración del dinero

La enfermería puede ser estresante, pero también puede pagar tus préstamos estudiantiles dependiendo de donde te encuentres. Según el Informe anual de la deuda estudiantil de la Asociación Americana de Colegios de Enfermería, alrededor del 76% de las enfermeras estadounidenses tienen préstamos de pregrado. Incluso si te sientes cómoda en tu nuevo rol como enfermera, toda esa deuda puede quedarse en el fondo de tu mente mientras intentas hacer tu trabajo. Tomar el control de tus finanzas puede ayudar a aliviar parte del estrés de tu lugar de trabajo. No sentirás tanta presión por tomar turnos adicionales para llegar a fin de mes, por lo que puedes pasar más tiempo cuidando de ti misma y descansando tu cuerpo.

Gasta tu dinero en cosas importantes en lugar de gastarlo en bebidas en el bar, comida chatarra y otros artículos que promueven los malos hábitos. Elabora un presupuesto mensual y realiza un seguimiento de cómo y dónde gastas tu dinero. Poner algo de dinero extra en tus préstamos estudiantiles cada mes te ayudará a pagarlos más rápido, para que no te quedes atrapada con más intereses en el futuro. Considera hablar con un analista financiero o reducir el pago mensual de tu préstamo estudiantil si no puedes pagar la tarifa completa. También puedes optar por programas de absolución de préstamos para estudiantes de enfermería si lo solicitas.

La enfermería no tiene que desgastarte. Convierte el 2020 en tu año más saludable. Te sentirás mejor en el trabajo, mejorarás tus finanzas y serás la mejor enfermera que puedas ser. Celebra el Año Nuevo cumpliendo con tus resoluciones.