Ayudando Eficazmente A Los Pacientes Con Vértigo: Lo Que Debes Saber

Gurney Patient Hospital Emergency

Como enfermera, no siempre es fácil ayudar a los pacientes a aliviar los síntomas que acompañan al vértigo. Cada paciente es único, lo que significa que cada síntoma también tiene sus propias características y complicaciones. Con tantas variables, con frecuencia puede resultar excesivamente agotador para los profesionales médicos saber cómo ayudar a los pacientes que buscan asistencia. Hay algunos puntos clave que las enfermeras deben tomar en cuenta y que pueden ayudarlas a ser cuidar mejor de los pacientes que sufren de vértigo.

¿El Vértigo es un Diagnóstico Oficial para el Paciente?

El primer paso para ayudar a los pacientes con vértigo es asegurarse de que realmente hayan sido diagnosticados con él. Recuerda: el vértigo es un síntoma, no una enfermedad. Es fundamental que la enfermera y el paciente tengan en cuenta que aliviar el vértigo es aliviar un síntoma; en realidad no se puede curar a menos que se cure lo que lo provoca. Aunque el vértigo es el resultado de alguna otra afección, aun así tiene su propio grupo de síntomas, que incluyen mareos, náuseas, vómitos, dificultad para respirar y otros.

Familiarízate con los Tipos y Tratamientos

Sería útil que las enfermeras sepan que existen varios tratamientos disponibles para los pacientes con vértigo. Aunque existen diferentes causas de vértigo, la buena noticia es que diferentes tratamientos son efectivos para cada uno de sus tipos. Por ejemplo, si tienes un paciente que sufre de vértigo VPPB, que es uno de los tipos más comunes, la Maniobra de Epley ha demostrado ser un tratamiento eficaz. Existen otros tratamientos que pueden ayudar a tu paciente aún más si sufre de laberintitis, la enfermedad de Meniere o de otras afecciones que causan vértigo.

Vigila a los Pacientes Sobre-Medicados

A veces puede ser fácil para los pacientes sobre-medicarse cuando intentan calmar los efectos del vértigo, simplemente porque el paciente podría estar sufriendo varios síntomas a la vez. Como enfermera, ya estás familiarizada con los peligros de que alguien esté bajo la influencia de varios medicamentos, y con el vértigo, no es raro que los pacientes sufran algunos síntomas de exceso de medicación. Por ejemplo, si al principio tu paciente no sufría náuseas y malestar estomacal con su vértigo, pero ahora sí, asegúrate de revisar sus listas de medicamentos para descubrir si existen efectos recíprocos que podrían estar provocando náuseas y problemas estomacales.

Promover la Medicina Natural

Ya sea que a tu paciente le preocupe el uso de medicamentos químicos para el vértigo o no, te conviene plantearle la idea de probar la medicina natural como alternativa o método adicional para encontrar alivio. Ejercitarse, mantenerse hidratado, colocar la cabeza de la forma correcta e incluso el jengibre pueden ser de ayuda. Además, una opción sin receta médica completamente natural que es muy efectiva es DiVertigo, disponible en todas partes, que proporciona alivio en menos de 5 minutos. Los pacientes se colocan una gota de DiVertigo detrás de una oreja cuando comienzan los mareos, o pueden usarla como medida preventiva antes de que aparezcan los síntomas. DiVertigo puede aliviar o calmar rápidamente los síntomas en los pacientes que sufren de cualquier tipo de vértigo, es seguro para adultos y niños, no tiene efectos secundarios y también es recomendado por los profesionales médicos.

Los pacientes dependen de enfermeras como tú para hacer más que solo tomar nota de sus síntomas cuando están sufriendo de vértigo; cuando entran a la oficina o al centro de atención, esperan que entiendas por lo que están pasando y que puedas ayudarlos a aliviar sus síntomas. Es fundamental que te tomes el tiempo para asegurarte de que se haya realizado o intente realizar un diagnóstico adecuado buscando ofrecerles la mejor oportunidad de encontrar formas de alivio que ayuden realmente con sus síntomas. No asumas que el vértigo de una persona es exactamente igual al de otra, incluso si ambos han sido diagnosticados con el mismo tipo de vértigo. Es totalmente angustiante tener al vértigo afectando tu vida. Cuando ayudas a tus pacientes a sentirse mejor, en verdad puedes salvarlos.