Beneficios para la salud de pasar tiempo en la naturaleza

¿Te encanta dar un paseo por el bosque, subir una montaña o salir a correr por un camino rural solitario? Si es tu caso, tenemos buenas noticias para ti. Pasar tiempo en la naturaleza realmente puede beneficiar tu salud en general. Un nuevo estudio muestra que pasar tiempo en “zonas verdes” puede provocar numerosos beneficios para la salud. Puede que el invierno no sea la mejor época del año para explorar el aire libre, pero si el clima frío no te molesta y buscas relajarte, salir al aire libre puede aliviar tu estrés de forma natural.

Cuando se trata de nuestra salud, la exposición a la naturaleza puede marcar la diferencia en el mundo. Dale un vistazo a algunos de los sorprendentes beneficios para la salud de pasar tiempo al aire libre.

Cómo pasar tiempo en la naturaleza puede mejorar tu salud

Según un nuevo estudio de la Universidad de East Anglia en el Reino Unido, las comunidades y poblaciones con niveles más altos de exposición a zonas verdes tienen más probabilidades de presentar una buena salud general que aquellas con acceso limitado a estos espacios. Los investigadores reunieron datos de más de 140 estudios diferentes en los que participaron más de 290 millones de personas de 20 países, incluidos el Reino Unido, los Estados Unidos, España, Francia, Alemania, Australia y Japón.

Todos tenemos una idea diferente de lo que consideramos como naturaleza. Para los fines del estudio, el término “zona verde” se definió como tierra abierta, no desarrollada, con vegetación natural, así como espacios naturales urbanos, que incluían parques y áreas verdes.

Según los resultados, pasar tiempo o vivir cerca de zonas verdes puede aportar los siguientes beneficios para la salud:

  • Reduce el riesgo de diabetes tipo II.
  • Menor riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Reduce la presión arterial diastólica, frecuencia cardíaca y estrés.
  • Menor riesgo de muerte prematura y parto prematuro.
  • Mayor duración del sueño.

Los investigadores también encontraron que la exposición a zonas verde reduce significativamente los niveles de cortisol salival de las personas – un marcador fisiológico del estrés.

¿Cuál es la conexión?

Si bien los resultados del estudio fueron claros, los investigadores aún no han descubierto exactamente por qué pasar tiempo en la naturaleza mejora nuestra salud general, pero tienen algunas ideas.

Una teoría es que las personas que viven cerca o alrededor de zonas verdes tienden a tener más oportunidades de actividad física y socialización. Se ha demostrado que hacer ejercicio y socializar reducen el estrés y mejoran la salud en general.

Otra teoría es que pasar tiempo en la naturaleza expone al cuerpo a una variedad diversa de bacterias naturales, que pueden beneficiar al sistema inmunitario y reducir la inflamación.

Se necesita más investigación sobre la relación entre pasar tiempo en la naturaleza y nuestra salud. En un nivel básico, vivir cerca de la naturaleza puede reducir el ruido y la contaminación lumínica, mejorando la calidad y la duración del sueño, un factor importante de nuestra salud en general. Menos ruido y congestión también pueden reducir los niveles de estrés.

Sugerencias para los proveedores de atención médica

Como proveedor de atención médica, puedes utilizar esta información para tratar y atender mejor a tus pacientes. Estados Unidos está estresado. Los estudios muestran que al menos el 55% de los estadounidenses señalan que están estresados ​​durante el día, incluyendo el 83% de los trabajadores estadounidenses. Debido a los niveles de estrés de los empleados y las renuncias resultantes, las empresas estadounidenses pierden hasta 300 mil millones de dólares anualmente. Todo este estrés adicional también produce 120.000 muertes y resulta en 190 mil millones de dólares en costos de atención médica por año.

Los estadounidenses de 30 a 49 años muestran los niveles más altos de estrés. Las mujeres también tienden a estar más estresadas que los hombres. Las minorías y las personas de color a menudo tienen niveles más altos de estrés en comparación con los caucásicos.

El estrés a largo plazo puede afectar nuestros sistemas inmunológico, digestivo, cardiovascular, de sueño y reproductivo. También puede provocar depresión, problemas digestivos, dolores de cabeza, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes y otras enfermedades.

Si algunos de tus pacientes luchan con el estrés o sufren de mala salud en general, aliéntalos a pasar más tiempo en la naturaleza como una forma natural de aliviar su estrés. Los pacientes en áreas urbanas pueden ser más sensibles al estrés que aquellos que viven en zonas rurales. Recuerda que las mujeres y las personas de color pueden enfrentar mayores niveles de estrés que sus compañeros.

Como empleador, también puedes usar estas ideas para mejorar la salud de tu personal. Se ha demostrado que el 63% de los trabajadores dicen que están listos para dejar sus trabajos debido al estrés. Los trabajadores de la salud a menudo lidian con mayores niveles de estrés que los empleados que no son del área de la salud. Si uno de tus empleados necesita un descanso, sugiérele salir a caminar, para que pueda despejarse y desestresarse rápidamente en el trabajo.

Pasar tiempo en la naturaleza no es una solución para todos los problemas, pero puede ayudar a mejorar tu salud y la de tus pacientes. Ten en cuenta estos hallazgos y disfruta del poder de la naturaleza.