• Marijke Durning
  • Scrubs
  • 6 years ago

Cinco chistes de enfermeras

Photos.com | Getty Images

“Mantente cuerdo” debería ser el título del capítulo de un libro de enfermería, ¿verdad?

En esa línea, ¡aquí tienes algunos chistes de enfermeras! Haznos callar si ya lo has oído anteriormente…

1. La enfermera que no sabía dónde estaba
P: ¿Has oído la historia de la enfermera que murió y fue directa al infierno?
R: ¡Tardó dos semanas en darse cuenta de que ya no estaba en el trabajo!

2. Comunicación efectiva en la escuela de enfermería
Un paciente masculino está tumbado en la cama de un hospital, lleva una mascarilla de oxígeno sobre la boca y la nariz, todavía está muy sedado después de una difícil operación quirúrgica de cuatro horas de duración. Una joven estudiante de enfermería aparece para darle un baño de esponja parcial. “Enfermera”, murmura bajo la mascarilla, “¿Están mis testículos bien?”

Avergonzada, la joven enfermera responde, “No lo sé señor. Solo estoy aquí para lavarle la parte superior del cuerpo y los pies.”

Él con mucho esfuerzo le pregunta de nuevo, “Enfermera, ¿son mis testículos negros?”

Preocupada por si los signos vitales del paciente se disparan debido a su preocupación por sus testículos, supera su vergüenza y tímidamente baja el cubrecama. Sube la bata, aguanta el pene con una mano y los testículos con la otra. Después, mirando de cerca dice, “¡No hay nada de malo en ellos, señor!”

El hombre se quita la mascarilla de oxígeno, sonríe y dice muy lentamente, “Muchas gracias. Eso ha estado muy bien, pero escucha muy, muy cerca…

“¿están-mis-tests-bien?”

3. Chiste toc toc de enfermería
¡Toc Toc!
¿Quién hay?
Billy.
¿Qué Billy?
Billy Rubina.

4. Adivinanza de enfermería
¿Por qué la enfermera siempre insiste en utiliza el termómetro rectal para obtener la temperatura?

En la escuela de enfermería le enseñaron a buscar siempre el mejor lado del paciente.

5. ¿Quién necesita amigos como estos?
Una enfermera debe llevar a una paciente de vuelta a su habitación después de una operación. La paciente todavía nota los efectos de la anestesia y está bastante confundida. Después de que la enfermera la acomode, es confrontada por las cuatro amigas de la paciente. Una de ellas pregunta, “¿Qué tal está?” La enfermera responde, “Oh, está bastante atontada.” Otra amiga dice, “Eso ya lo sabemos, pero ¿qué tal está con respecto a su salud?”

¿Has oído últimamente algún buen chiste?