¿Cómo Recuperarse De Un Error De Juicio Fatal?

How to Recover From a Error in Judgement
No es una exageración decir que una de las cosas que cada enfermera más teme es cometer un error fatal en el juicio. La responsabilidad enorme que yace sobre nuestros hombros hace que sea especialmente difícil para cualquier enfermera reconocer que, a veces, los errores pueden ocurrir. Por temor a errores fatales es la causa número uno del incremento en el desgaste, la angustia, la vergüenza, la culpa y la depresión incluso entre las enfermeras.

Pensar en el impacto que este tipo de error podría tener sobre ti no es fácil. Sin embargo, hay dos factores principales que hay que entender. El primero es el resultado del paciente y los efectos sobre su salud. El segundo factor es el grado de la responsabilidad que sientes. Cuanto mayor sean ambos, más fuerte será la angustia sentida después del error.

La prevención es una gran estrategia, y los errores de otras enfermeras pueden ser una lección para muchos – como en este artículo. A pesar de que tratar de evitar errores de juicio es siempre una buena idea, a veces las técnicas de prevención simplemente no funcionan. Y es que el error ya está hecho – así que ¿cómo recuperarse de un momento tan estresante cuando no hay manera de darle la vuelta?

 

Mantén la calma

Para hacer frente a estos momentos de estrés de la mejor manera posible, usted tienes que tratar de mantener la calma y simplemente aceptar la situación. El error está hecho y lo único que importa ahora es asegurarse de que lo manejas bien. Ya se trate de la represión emocional, la ira, las prácticas médicas a la defensiva o la evitación del paciente, tienes que asegurarte de que se mantenga alejado de ellos.

 

Toma de Responsabilidades

Ahora que ya has aceptado que has cometido un error, lo mejor que puedes hacer es asumir la responsabilidad por ello. Puedes liberar una gran cantidad de angustia simplemente al discutirlo con tus colegas y amigos. Por mucho que lo que vayan a pensar de ti pueda asustarte. Además, alguien con una perspectiva más objetiva es mucho más probable que tenga mejores ideas que alguien abrumado por las emociones. Compartir lo que pasó con tus compañeros de trabajo no sólo alivia la situación, sino que acerca a las personas y les hace trabajar en conjunto. No dudes en compartir que te sientes afectada por lo ocurrido.

 

¿Es algo que se puede hablar?

Después de compartir el error con tus compañeros de trabajo, asegúrate de preguntar al líder de tu equipo si es algo de lo que se puede hablar o no. Si es así, no dejes de compartir lo que ha aprendido de este error con los interesados ​​y tal vez incluso con las nuevas enfermeras. Todos podemos aprender unos de otros.

 

Divulgación del error

Compartir es con seguridad una gran manera de liberar parte de la ansiedad y para obtener una mejor perspectiva sobre qué hacer a continuación, pero tener una revelación con tu paciente es crucial. No sólo ayudará a reducir una cantidad significativa de angustia y se libera la culpa, también puede tener un papel importante en la mejora de la situación. De acuerdo con la forma en que el paciente se sienta y el contexto del error, ten en cuenta cuándo y cómo sería mejor para comentarlo al paciente.

 

Analizar los factores causantes del error

Nunca se sabrá por qué ocurrió el error a menos que se mire con un análisis agudo. Es importante identificar estos factores para tener una visión más clara de qué hacer a continuación, pero también para ayudar a prevenir mejor este tipo de errores en el futuro. ¿Estabas cansada y carecías de orientación en el momento produjo el error? ¿Accidentalmente confundiste dos medicinas que se llaman similar? Tal vez usted no ha oído correctamente las instrucciones de un médico, o tal vez confundiste dos casos de pacientes. Sean cuales sean las razones, deben ser capaces de mirar con claridad e identificar lo que pasó.

 

Vamos con un plan de acción

Un plan de acción es esencial, ya que le permite manejar el error y mejorar en lo posible la situación. Al mismo tiempo, se da la oportunidad de usar lo aprendido del y crear un plan en torno a cómo situaciones similares podrían evitarse a partir de ahora. Tu equipo directivo estará contento de ver que eres proactiva, y te sentirás muy bien sabiendo que lo que has aprendido puede ser de tan gran uso.

 

Errar es humanos. Cómo manejar los errores es lo más importante. Por lo tanto, no seas demasiado duro contigo y trata de aprender tanto como sea posible de tus errores.