Viviendo Mejor Con Artritis: Tips Para Una Vida Sana Y Plena

Si usted está viviendo con artritis, definitivamente no está solo. Muchos otros enfermeros y enfermeras comparten su drama. Increíblemente, unos 52.5 millones de adultos en los Estados Unidos tienen algún tipo de artritis –tal cifra representa el 22% de la población. Para el año 2040, se espera que el número de personas que padecen tal enfermedad aumente a 78 millones. De hecho, a través de todo el mundo industrializado, la artritis afecta a más personas que otras enfermedades.
La artritis puede ser debilitante. La inflamación de las articulaciones y el dolor crónico puede ocasionar que usted abandone actividades que solían gustarle, y sumado al dolor crónico, la fatiga y el malestar puede hacerle difícil hasta levantarse por las mañanas. En muchos casos, la artritis y sus síntomas físicos pueden conducir a la depresión. Pero con el tratamiento médico correcto y el enfoque adecuado para mantener un estilo de vida saludable, la artritis no tiene por qué destruir su habilidad de vivir su vida al máximo.

El tema de este año para el Día Mundial de la Artritis es “el Futuro está en sus manos.” Vivir con artritis no significa tener que vivir con miedo, derrotado, y con una impotencia adquirida. Aún con esta enfermedad, usted puede empoderarse para vivir su vida a plenitud.

En honor del Día Mundial de la Artritis, aquí le presentamos algunas formas de mejorar su bienestar y aprovechar al máximo su vida, aún si está luchando con un desorden reumático-muscular.

 

Cuide de su bienestar emocional

 

La artritis es una enfermedad de naturaleza física, pero puede afectar gravemente su mente y espíritu. Desde el momento en que usted es diagnosticado, aceptar la artritis no es fácil. Es normal sentirse aislado, molesto, o deprimido, y puede tomar un tiempo asimilar lo que ocurre.

Haga clic aquí para seguir leyendo

Aún siendo felices, las personas positivas pueden sufrir ansiedad emocional así como también sufren el dolor y el deterioro que la artritis puede causar. Adquirir conocimiento de sus propias experiencias emocionales, y hallando maneras sanas de manejarlas, puede hacer una gran diferencia en su habilidad de superar los retos que la artritis conlleva.

Aquí le presentamos algunas formas con las que puede lidiar con sus emociones:

  • Lleve un diario emocional. El primer paso para obtener conocimiento de sus propias emociones es identificar qué es lo que usted está sintiendo. Para muchas personas, el llevar un diario de estados emocionales puede ser de gran ayuda. También puede ayudar a su médico durante las consultas. Algunos eligen clasificar sus emociones en una escala, parecida a la Escala Visual-Analógica que evalúa el dolor físico. También es una buena idea darse cuenta del contexto de tales emociones. Ello ayuda a determinar si las mismas son una respuesta normal a una situación —como el estar ansioso y nervioso antes de una importante entrevista de trabajo— o si, por lo contrario, puede que sean síntoma de una depresión clínica.
  • Manténgase positivo. No siempre usted puede controlar las cosas que le suceden en su vida, pero puede controlar cómo responde a ellas. El ser positivo no significa ser poco realista e ingenuo, y un pensamiento positivo puede hacer la diferencia en cuanto a reducir el estrés y ayudarle a encontrar alegría en su vida. Trate de concentrarse en lo que es positivo en su vida, en vez de lo negativo. En vez de seguir pensando en lo que no puede cambiar, enfóquese en las cosas proactivas que puede hacer para mejorar su situación.
  • Hable sobre su enfermedad. Hablar sobre la enfermedad que lo aqueja realmente ayuda. Puede conversar con su familia y amigos, pero también hay grupos de apoyo para pacientes con RMD (Enfermedad reumática) donde usted puede conocer otras personas que afrontan retos similares a los suyos. Si no hay grupos de esta clase en su localidad, los foros en línea y salas de chat puede darle una oportunidad similar para conversar y compartir su experiencia.
  • Intente realizar técnicas de relajación y meditación. Las prácticas de meditación a veces son desestimadas como si fuesen tonterías de la Nueva Era, pero investigaciones neurológicas han demostrado que hay cambios en el cerebro que ocurren durante tales prácticas. La meditación por concentración, técnicas de visualización, y respiración controlada pueden ayudarle a reducir el estrés y a tranquilizar sus emociones, ayudándolo a tener más y mejores herramientas para lidiar con los retos que le plantee su vida. Hay muchos y diferentes estilos de meditación, que le otorgan muchas posibilidades para que encuentre alguna que se adapte a lo que usted necesita.
  • Manténgase activo. No sólo el hacer ejercicio libera endorfinas que mejoran su ánimo, también la actividad física ayuda a aliviar el dolor causado por la artritis. Hable con su médico acerca de comenzar un programa de ejercicios adecuado para usted. Hasta una sencilla caminata puede hacer una gran diferencia, mejorando notablemente su salud física y mental.
  • Aprenda habilidades de autogestión y automotivación. Lo anterior implica desarrollar nuevas destrezas y conocimientos para afrontar la RMD en su día a día. Fijarse metas realistas, y actuando consecuentemente para lograrlas, es una manera de empoderarse a usted mismo.

 

Comparta su historia sobre cómo vive con la artritis

 

Si usted está viviendo una vida feliz y plena a pesar de la artritis, a la organización del Día Mundial de la Artritis le encantaría escuchar su historia. Si usted vive con artritis, o tiene una historia inspiradora sobre cómo ha apoyado a uno de sus pacientes con RMD, puede enviárnosla.

Vivir con artritis puede ser desafiante, difícil, pero con la perspectiva enfocada en lo que la vida puede ofrecer, cualquier reto puede ser superado.