¿Cómo soluciono un error en la medicación?

pillsNo hay nada comparable a la angustia que sientes cuando te das cuenta de que has suministrado la medicación incorrecta al paciente equivocado. Como enfermeras, nos esforzamos por dar la mejor atención posible a nuestros pacientes y eso no incluye darles un fármaco que podría perjudicarles.
El primer paso es tragarte el orgullo y convertir este sentimiento angustioso en acción. Si el fármaco todavía está infusionando — si era una dosis de IV, por ejemplo —detenlo. Evalúa al paciente para ver si ha tenido alguna reacción adversa y haz el tratamiento necesario.

Paso siguiente: contacta con el médico y ponle al corriente de tu error. Si la dosis administrada era considerablemente superior a la dosis recetada, quizá debas considerar un antídoto para contrarrestar los posibles efectos nocivos de una sobredosis. Probablemente también tengas que controlar los signos vitales del paciente y el IO con más cuidado durante las horas siguientes. Según sea la política de tu lugar de trabajo, es posible que también tengas que notificar a tu supervisor.

Una vez la situación del paciente esté controlada, rellena una hoja de incidencias. No mires la hoja de incidencias como una declaración de culpabilidad, míralo como una manera de examinar el problema e implementar mejoras en el procedimiento. Muchos errores médicos no son el resultado de un descuido, sino el resultado de un fallo del sistema. Quizá el médico ordenó un medicamento, pero se entró otro en el registro. Quizá la farmacia envió la píldora errónea. Quizá colgaste un antibiótico sin darte cuenta que estaba relacionado con alguno al que tu paciente es alérgico. Un informe de la incidencia detallando las circunstancias del error ayudará a garantizar que no se cometan errores similares en el futuro.

En cuanto a contárselo o no al paciente, échale un vistazo a la política del centro. Algunos centros tienen políticas de divulgación completa y han descubierto que generalmente admitir los errores no implica un aumento de las acciones legales. Al contrario, los pacientes a los que se les ha explicado la equivocación están más dispuestos a perdonar.

Finalmente, evalúate tú. Cuando toda ha terminado, pregúntate a ti misma qué podrías haber hecho de una manera diferente y comprométete de nuevo a dar la mejor atención posible.