Comunicarte más asertivamente como enfermera

Si lidias con reuniones cotidianas de personal e interacciones con médicos y pacientes, ¡sabes lo importante que es hablar con firmeza y hacerte oír! Pero en realidad ¿qué significa “asertivamente” y cómo dices lo que piensas sin parecer grosera?

Estas son preguntas importantes, ya que la comunicación efectiva —sin mencionar educada— es fundamental para tu éxito profesional como enfermera. Lo último que quieres hacer es perturbar a otras enfermeras (¡o pacientes!) con enfrentamientos directos. Y definitivamente no debes dejar que los médicos y otros profesionales de la salud te pisoteen. Como Don Draper de Mad Men dijo una vez:

 “… Sigue así, e incluso si consigues mi trabajo, nunca dirigirás este lugar. Morirás en esa oficina de la esquina, un ejecutivo de nivel medio con poco pelo con el que las mujeres se van a casa por lástima. ¿Quieres saber por qué? Porque a nadie le gustarás”.

Y el consejo de Draper es perfecto; nadie responde bien a una enfermera mandona y ser grosera definitivamente no es la manera de ganar un ascenso o respeto. Recuerda, al defender tu posición o tus ideas, tu objetivo principal debe ser ganar y respetar. ¿Cómo? Sugerimos centrarse en la confianza en lugar de la asertividad. Descubrirás que una idea o punto de vista presentados con confianza te llevarán lejos y te generarán más respeto a largo plazo.

Mostrar confianza

Las mejores soluciones surgen de los problemas. Digamos que estás tratando a un paciente particularmente problemático que no está de acuerdo con su plan de tratamiento. En lugar de rendirte y llamar al médico, o perder la calma y gritarle al paciente, da un paso atrás. Para comunicarte de manera efectiva, debes mostrar confianza en ti misma y en lo que dices — especialmente frente a un paciente que obviamente está preocupado por su salud. Mira a tu paciente a los ojos y haz contacto visual — tanto cuando estés hablando como (aún más importante) mientras estás escuchando al paciente.

Exhibir cualidades de liderazgo

Uno de los aspectos importantes de hablar de manera asertiva es demostrar habilidades de liderazgo. Cuando eres asertiva en una conversación, estás liderando la conversación. Pero no uses esto como una oportunidad para ser condescendiente. Mantente alejada del uso de palabras grandes (especialmente cuando se trata de pacientes que hablan otro idioma) en un esfuerzo por impresionar deliberadamente a las personas y evitar que los demás se sientan a la defensiva. Piensa en tu enfoque, entrega y el resultado que quieres obtener de tu conversación.

Siguiente: Ser específica y clara –>

Comunicarte más asertivamente como enfermera

Debes ser específica y clara

Parte de hablar con la gente es, bueno, hablar con la gente. Para evitar la falta de comunicación, exprésate claramente y mantente en el tema. Si tienes curiosidad o necesitas aclaraciones sobre algo, no dudes preguntar. Nunca se sabe cuándo se salvará la vida de un paciente por eso que piensas preguntar. Si te sientes frustrada por el punto de vista de una compañera de enfermería, para procurar una situación en la que todos salgan ganando, intenta ver el panorama general y, solo si es necesario, evita continuar con la conversación. La forma más rápida de perder el respeto en el hospital es dejar que tus emociones se apoderen de tu profesionalismo. Ser amable y cortés siempre debe estar por encima de tus esfuerzos por tener la razón.

En ese sentido…

Di exactamente lo que quieres decir

A nadie le gusta escuchar a alguien divagar. A menudo, cuanto más dices, menos atención te prestan. Mantén las cosas específicas, usa hechos y procura ser conversacional — no confrontativa.

Escucha REALMENTE Escucha

Cuando hables, demuéstrales a otras enfermeras y a los pacientes que los escuchas y que los comprendes. La mayoría de las veces, la gente solo quiere ser escuchada. El anteponer sus comentarios reformulando su último argumento los tranquilizará y los hará más abiertos a escucharte y comprender tu postura y la posible solución. ¡Esto funciona de maravilla con los pacientes!

No sientas culpabilidad por ser asertiva

Está más que bien defenderse, hacer valer tus ideas y opiniones. Ser asertiva es, de hecho, muy importante cuando te comunicas con otros miembros del personal, pacientes y médicos. Debes practicar, evaluar la situación y usar la confianza para resaltar en lugar de provocar. Recuerda que al final, es respeto lo que buscas.