Controlando tu salud mental: Los proveedores de atención médica sufren de depresión, ansiedad y trauma

La pandemia de coronavirus ha creado una nueva normalidad para los trabajadores de la salud. Las enfermeras y los médicos ahora se encuentran compitiendo por suministros limitados de equipos de protección personal (EPP), observando a sus pacientes morir a un ritmo acelerado y trabajando las 24 horas para salvar tantas vidas como puedan. A medida que la industria de la salud se preocupa por mantenerse al día con la demanda, algunos en el campo médico han advertido sobre el potencial de una segunda pandemia: una crisis de salud mental entre los trabajadores de la salud.

Los proveedores sufren de depresión, mayor ansiedad, desesperanza y menos satisfacción laboral mientras tratan de responder al creciente número de pacientes con coronavirus. Algunas instalaciones están utilizando la teleterapia para ayudar a los miembros de su personal a lidiar con sus sentimientos en este momento estresante, pero no todos los proveedores de atención son capaces de hacerlo; muchos tienen que dejar de lado sus sentimientos para poder concentrarse en la tarea en cuestión.

Si has notado que tu salud mental ha comenzado a verse afectada desde el comienzo de la pandemia, obtén más información sobre las últimas estrategias de resistencia.

Seguimiento de la salud mental de los primeros que responden al COVID-19

Puede pasar un tiempo antes de que comprendamos el impacto psicológico total de la pandemia, pero algunos estudios iniciales sugieren que los primeros en responder están sobrecargados. Un estudio reciente de China muestra que alrededor de la mitad de los proveedores de salud que atienden a pacientes con COVID-19 ahora sufren de depresión y ansiedad, mientras que una tercera parte sufre de insomnio.

En los Estados Unidos los funcionarios de salud temen que lo mismo esté sucediendo en ese país. Grandes franjas de proveedores de todas partes podran estar sufriendo de trastorno de estrés postraumático (TEPT) en los meses y años posteriores a la pandemia.

Algunas instalaciones han comenzado a tratar a sus trabajadores con teleterapia, por lo que aún pueden acceder a los servicios de salud mental en medio del brote. De hecho, la mayoría de los terapeutas y psicólogos han adoptado la teleterapia desde el comienzo del brote del COVID-19. Muchos proveedores de salud mental ahora ofrecen horarios extendidos, considerando que trabajan desde casa, mientras que otros han comenzado a reducir sus tarifas para ayudar a las personas con recursos financieros limitados.

Cómo la pandemia puede afectar tu salud mental

Todos reaccionan a la pandemia de manera distinta, pero hemos comenzado a notar algunas tendencias entre los proveedores de atención médica:

  • Muchas enfermeras y médicos han informado que experimentaron una sensación de desánimo y menos satisfacción laboral durante la pandemia. Los proveedores pueden ver morir a varios pacientes en el transcurso de un solo turno.
  • La naturaleza del trabajo personal también se ha visto afectada. Las enfermeras ahora se encuentran revisando a los pacientes sin decir una palabra. Muchos pacientes no pueden escuchar por encima del ruido de los ventiladores y las máquinas de respiración. Las enfermeras tampoco pueden acercarse demasiado a sus pacientes. Es posible que no puedan sostener su mano, darles un abrazo, limpiarles la saliva o secar sus rostros. En lugar de hablar con los pacientes, algunos proveedores ahora tienen que confiar en expresiones faciales y lenguaje corporal compasivos.
  • Al igual que gran parte del resto del mundo, los proveedores de atención médica también están separados de sus familiares y seres queridos durante esta cuarentena. Es posible que tengan que vivir separados temporalmente de sus seres queridos para limitar la propagación de la enfermedad o permanecer en habitaciones separadas.
  • Trabajar con EPP limitado también está afectando la salud mental de los proveedores de atención. Es posible que algunas enfermeras y médicos tengan que reutilizar el EPP durante días, lo que aumenta sus posibilidades de exposición al virus. Incluso hemos escuchado informes de miembros del personal que se pelean por quienes tienen acceso a este equipo, creando una brecha entre los compañeros de trabajo.

Médicos ayudando a médicos

Si el brote de coronavirus conduce a una ola de casos de trastorno de estrés postraumático, muchos proveedores de atención médica pueden encontrarse al otro lado de la relación médico-paciente si deciden buscar atención.

Los médicos y los proveedores de atención médica a menudo no son los mejores pacientes. Algunos proveedores creen que, como profesionales médicos capacitados, deberían poder cuidar de sí mismos. Otros pueden optar por centrarse en la salud y el bienestar de sus pacientes en lugar de lidiar con sus propios sentimientos y salud mental.

Algunos proveedores de atención estarán más abiertos a la idea de ir a terapia y enfocarse en atender su TEPT que otros, pero todos deberían poder encontrar la atención que necesitan durante este tiempo.

Consejos para manejar el estrés, la ansiedad y la depresión

  • No pases por alto la importancia del autocuidado durante este tiempo. Si tu equipo está trabajando las 24 horas, asegúrate de que duerman lo suficiente antes de ir a trabajar al día siguiente. Evita sobreprogramar a tus trabajadores a pesar del creciente número de casos. Si tus trabajadores también tienen que cuidar a sus familias, se flexible para ayudarlos a cumplir con estas demandas adicionales.
  • Ayuda a tus colegas a enfrentar la realidad de brindar cuidado en la primera fila asegurándose de que tengan a alguien con quien hablar sobre sus sentimientos, ya sea un compañero de cuarto, un ser querido, un amigo o un terapeuta. Comunícate con los proveedores locales de atención de salud mental para ver si pueden atender a nuevos pacientes. También puedes iniciar un grupo de apoyo en toda la instalación para ayudar a sus colegas a reunirse durante esta pandemia. Si alguien parece resistirse a expresar sus sentimientos o cómo la pandemia ha afectado su salud mental, hazles saber que existe ayuda disponible.
  • La Asociación Médica Estadounidense también ofrece acceso premium gratuito a su Headspace app, una herramienta para ayudar a los profesionales a controlar su estrés y ansiedad al final de un largo día, para cualquier profesional de la salud domiciliado en los Estados Unidos con un Identificador Nacional de Proveedores (NPI). Inicia sesión para crear una cuenta gratuita.
  • Intenta ayudar a sus colegas a centrarse en el bien que están haciendo, incluso si no pueden acercarse a sus pacientes o consultar con ellos con tanta frecuencia como antes.
  • Monitorea la salud mental de tu equipo mientras continúa respondiendo a la pandemia. Si alguien parece estar teniendo un mal día o ya no puede concentrarse en la tarea en cuestión, dale un descanso o considera asignarlo a una sala diferente.
  • Anima a tu equipo a hablar abiertamente sobre sus sentimientos. Nadie debe sentir que sus sentimientos u opiniones no sean recibidos.
  • Visita el sitio web de AMApara obtener más información sobre cómo controlar tu salud mental durante la pandemia.
  • Si te encuentras luchando por el PPE o las últimas pautas de prevención de infecciones, haz todo lo posible para crear un sistema que funcione para todos. Nadie debería tener que exponerse al virus, incluyendo los conserjes, los trabajadores de la cafetería, los trabajadores sociales y el personal de otras instalaciones. Tómate el tiempo para explicar el razonamiento detrás de estas políticas, para que tengan sentido para tu equipo.

Ten en cuenta estas ideas para asegurarte de que tu equipo pueda manejar el estrés y la ansiedad adicionales de trabajar durante la pandemia. La ayuda está a solo una llamada de distancia.