¿Cuándo está bien el uso de dispositivos personales en el trabajo?

Lo que necesitas saber sobre los mensajes de texto en tu trabajo como enfermera

A menudo se les pide a las enfermeras que trabajen largas jornadas y, como la mayoría de los profesionales, les gusta enviar mensajes de texto personales y correos electrónicos mientras trabajan. Incluso con los descansos y las comidas, el estar lejos de sus teléfonos por largos períodos de tiempo puede ser un desafío para algunas enfermeras, especialmente si tienen hijos y responsabilidades familiares.

Gracias al auge de los registros de salud electrónicos, el uso de dispositivos de comunicación digital en el trabajo se ha convertido en algo secundario para muchas enfermeras y proveedores de atención para la salud. Existen centros de salud que han suministrado dispositivos de comunicación a los miembros del personal o les han pedido a las enfermeras que usen sus propios dispositivos para trabajar. Sin embargo, con las leyes de enfermería y las preocupaciones por la privacidad del paciente, algunas enfermeras pueden ser disciplinadas por esto si no se realiza en los momentos apropiados. Obtén más información sobre los mensajes de texto en el trabajo, cuándo es apropiado utilizarlos y cuándo podrías meterte en problemas.

¿Cuántas Enfermeras Utilizan Dispositivos Móviles En El Trabajo Y Para Qué?

Los estudios muestran que la mayoría de las enfermeras utilizan dispositivos de comunicación móviles en el trabajo, tales como teléfonos inteligentes y tabletas. Sin tomar en cuenta el tiempo para comer y los descansos, solo el 5.65% de las enfermeras encuestadas dijeron que nunca utilizan sus dispositivos de comunicación personales en el trabajo. De los que dijeron que los usan en el trabajo, la mayoría de las enfermeras informaron que usaban estos dispositivos para actividades relacionadas con el trabajo:

  • El 29% informó que usó sus dispositivos personales para revisar o enviar mensajes de texto o correos electrónicos a colegas y otros miembros del equipo de atención médica.
  • 25% señaló usar dispositivos personales como calculadora.
  • 20% reportó usar sus dispositivos personales para acceder a información médica relacionada con el trabajo.

Menos enfermeras dijeron que usan dispositivos personales en horario laboral para actividades no relacionadas con el trabajo:

  • 19% señaló usar estos dispositivos para enviar mensajes de texto a familiares y amigos.
  • 5% reportó usar estos dispositivos para hacer compras.
  • El 3% dijo usar estos dispositivos para jugar en el trabajo.

¿Cómo Se Sienten Las Enfermeras Sobre El Uso De Dispositivos Móviles En El Trabajo?

Resulta que las enfermeras no están exactamente entusiasmadas con el uso de estos dispositivos en el trabajo. Solo una fracción de las enfermeras encuestadas dijeron que el uso de dispositivos personales en el trabajo ha tenido un efecto positivo en sus labores:

  • El 30% dijo que utilizar los dispositivos de comunicación personal reduce el estrés.
  • El 28% explicó que usar estos dispositivos mejora la atención al paciente.
  • El 25% señaló que estos dispositivos mejoran la comunicación y la coordinación entre los miembros del equipo de atención médica.
  • El 17% expresó que estos dispositivos mejoran el trabajo en equipo.

Por otro lado, la mayoría de las enfermeras que participaron en la encuesta (69%) expresaron que estos dispositivos están haciendo más daño que bien:

  • El 39% dijo que los dispositivos son una distracción en el trabajo.
  • El 7% señaló que utilizar estos dispositivos tiene un efecto negativo en su desempeño laboral.
  • El 4% dijo haber perdido información clínica importante por estos dispositivos.
  • El 1% señaló que estos dispositivos los llevaron a cometer un error médico.
  • El 69% informó que el uso de dispositivos por parte de otra enfermera afecta negativamente su rendimiento en el trabajo.
  • El 30% informó haber sido testigo de que otra enfermera perdió información clínica importante como resultado del uso de estos dispositivos
  • El 12% comunicó haber visto a otra enfermera cometer un error médico por el uso de estos dispositivos

Lo Que Necesitas Saber Sobre El Uso De Estos Dispositivos En El Trabajo

El uso de dispositivos de comunicación digital en el trabajo plantea problemas de privacidad y seguridad de los pacientes y empleados. De acuerdo a las normas, las instalaciones “deben implementar controles de dispositivos y medios como parte de sus salvaguardas físicas”. Esas salvaguardas se definen como “políticas y procedimientos que rigen la recepción y eliminación de hardware y medios electrónicos que contienen información de salud protegida dentro y fuera de un instalación, y el movimiento de estos elementos dentro de la instalación”.

Muchos centros de salud han introducido sus propias políticas sobre los dispositivos, lo que significa que a las enfermeras y otros proveedores de atención se les recomienda, si no se requiere, que utilicen dispositivos de comunicación personal para fines relacionados con el trabajo, incluida la interacción con colegas, la coordinación de la atención médica y el acceso a los registros.

Pero las enfermeras deben comprender que es posible que las instalaciones necesiten supervisar sus dispositivos de comunicación personales si están siendo utilizados para actividades relacionadas con el trabajo. Las enfermeras también pueden tener restricciones en cuanto a qué aplicaciones pueden usar y dónde almacenan la información relacionada con el trabajo en sus teléfonos. La instalación también deberá mantener un registro de los empleados que utilizan dispositivos personales y dónde y cómo se utilizan en la instalación, en caso de que uno de estos dispositivos se pierda o sea robado.

Acciones Disciplinarias Por Mensajes De Texto En El Trabajo

Las enfermeras pueden enfrentar una acción disciplinaria, ser despedidas o incluso afrontar consecuencias legales por el uso de estos dispositivos en el trabajo de una manera que infrinja la política de las normas nacionales de enfermería o las reglas para empleados de la instalación.

Una enfermera en Estados Unidos contó recientemente cómo su empleador tomó medidas disciplinarias contra ella por enviar un mensaje de texto personal al trabajo. El empleador acusó a la enfermera de “comunicación telefónica impropia”. La enfermera ahora teme ser despedida de su cargo o ser reportada a la junta estatal de enfermería. El mensaje de texto, que puede usarse como evidencia contra la enfermera, fue mostrado al empleador por alguien. No está claro si la enfermera estaba usando un dispositivo de comunicación personal o uno que fue proporcionado por el centro de salud.

Si la enfermera es despedida, puede apelar la terminación si cree que la decisión fue injusta o inconsistente con las políticas del empleador para el uso de teléfonos inteligentes. La junta estatal de enfermería puede decidir penalizar aún más a la enfermera si su empleador decide despedirla. La enfermera tendrá que explicar el motivo de despido a la junta estatal de enfermería. La junta decidirá si se le debe permitir a la enfermera continuar practicando como una enfermera registrada.

Las enfermeras siempre deben comprender claramente las normas sobre dispositivos y las políticas de comunicación de sus instalaciones tanto para dispositivos personales como para dispositivos suministrados por el trabajo, así como las reglas estatales de enfermería. Si una enfermera tiene alguna pregunta sobre dónde deben guardar estos dispositivos, qué aplicaciones pueden usar y si estos dispositivos serán auditados, deben hablar directamente con sus gerentes o representantes de recursos humanos.

El uso de dispositivos de comunicación digital continúa causando confusión entre los proveedores de atención de salud, por lo que todos deben sentirse cómodos hablando y haciendo preguntas sobre cómo deben usar estos dispositivos.